Inicio / BLOGS / Leoneses rechazan que “Tierra de Sabor” les represente

Leoneses rechazan que “Tierra de Sabor” les represente

Asociaciones y personalidades de las tres provincias leonesas han hecho público su oposición y malestar ante la marca y campaña “Tierra de Sabor” que mantiene la Junta de Castilla y León (CyL), y solicitan la retirada de dicha marca de los productos de las provincias de León, Zamora y Salamanca.

productos-leonSegún un escrito elevado al presidente de la CyL, Juan Vicente Herrera Campo, hay razones históricas, gramaticales, jurídicas, sociológicas, pero especialmente gastronómicas y de calidad, además de económicas y políticas, para rechazar la denominación “Tierra de Sabor” y pedir la dimisión de la consejera de Agricultura que la impulsa, Silvia Clemente Municio.

Los argumentos para cada una de las razones que avalan la petición son:

I. Históricas: “Castilla y León” está formada por las regiones de “Castilla la Vieja” (mutilada de Santander y Logroño) y del “Reino de León”, regiones ambas que se pueden encontrar en cualquier enciclopedia escolar anterior al proceso autonómico, así como en el Decreto de 1833 de Javier de Burgos: “León 3 provincias: León, Zamora y Salamanca. Castilla la Vieja, 8 provincias: Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia, Ávila, Palencia y Valladolid.”

II. Gramaticales: Abundando en el estatus birregional de la comunidad, su propia denominación queda formada por dos nombres y una conjunción copulativa entre ambos, tratándose de la única Comunidad autónoma de España que contiene la conjunción “y” en su denominación, lo que demuestra que en la misma conviven dos realidades diferentes y diferenciadas.

III. Jurídicas: El preámbulo del propio Estatuto de Autonomía afirma que “La Comunidad Autónoma de Castilla y León surge de la moderna unión de los territorios históricos que componían y dieron nombre a las antiguas coronas de León y Castilla.”, con lo que deja perfectamente claro que es una situación reciente y que no se trata de una fusión y, menos aún de absorción, por lo que la marca “Tierra de Sabor”, que únicamente representa a una parte de la Comunidad, como si fuera la totalidad, anulando la otra, carece de encaje posible.

IV. Sociológicas: Tanto en la propia página web de “Tierra de Sabor”, como en el canal You Tube, como en las diferentes campañas publicitarias se promociona la marca “Tierra de Sabor” como si fuera exclusivamente castellana, independientemente de su región o lugar de origen, asimilándose todas las referencias exclusivamente a “Castilla” con alusiones como “el amarillo del fondo es el color de los campos de cereal castellano”.

Por si fuera poco, la marca “Queso Castellano”, dedicada a promocionar los quesos de la comunidad autónoma, los identifica exclusivamente como castellanos, independientemente de su lugar de origen. Todo ello no puede sino crear continuos conflictos éticos entre muchos de los consumidores de la parte leonesa de la comunidad autónoma, que desde el momento que conocen la significación y contenido de estas marcas, ven agredida su sensibilidad llegando incluso a no adquirir el producto. Y lo que ya sobrepasa los límites del despropósito es el anuncio, hace unos meses, por parte de la Consejera de incluir, dentro de la denominación “Queso Castellano”, un distintivo que refleje la procedencia leonesa para que aparezca la “sensibilidad” de León.

Ni que decir tiene que, incluir una referencia al origen leonés bajo el sello “Queso Castellano”, es incluso más agresivo desde el punto de vista de la sensibilidad leonesa al insinuar que “lo leonés es una parte de lo castellano”. Además esa referencia se circunscribe exclusivamente a la provincia de León, olvidando la sensibilidad leonesa de las provincias de Zamora y Salamanca, dando la falsa imagen de que el “y León” de la denominación de la comunidad autónoma hace referencia únicamente a la provincia homónima.

Igualmente, la web http://elpalilloleones.com  elaboraba una encuesta “on line” titulada “‘Tierra de Sabor’… ¿Oportunidad o fraude?” en la que, tras ser compartida en redes sociales más de 500 veces, la opinión de los internautas se ha mantenido con resultados por encima del 80% en la opción “’Tierra de Sabor’ es un fraude: engaña al vender productos leoneses como castellanos.”

V. Gastronómicas y de calidad: Según el propio reglamento de uso de la marca Tierra de sabor, su finalidad es “distinguir en el mercado una calidad diferenciada”, en productos que hayan sido “Producidos, elaborados y/o transformados en el territorio de la Comunidad de Castilla y León”. Sin embargo, el reglamento no recoge ningún grado mínimo de elaboración y/o transformación por lo que, frente a la imagen comercial que se trata de transmitir de que “son productos de la Comunidad”, nos encontramos con que el propio reglamento, abre la posibilidad a que bajo dicha marca se vendan artículos originarios de otras comunidades e incluso del extranjero, lo que redundaría en diversos perjuicios a los verdaderos productores y elaboradores autóctonos.

Destacar que las críticas y el malestar sobre la marca “Tierra de Sabor” llegan también desde la parte castellana de la comunidad con denuncias sobre ventas de lechazos y patatas de Francia como si fueran de la comunidad, lamentando “el invento” del Lechazo Tierra de Sabor, que a su juicio confunde al consumidor y perjudica a razas autóctonas.

VI. Económicas: Desde la creación de la marca “Tierra de Sabor” la Junta ha suprimido todas las ayudas para la promoción de cualquier evento, incluso Ferias Internacionales, tradicionales y consolidadas, para volcarse, únicamente, en la promoción de la marca ‘Tierra de Sabor’, con un gasto importante para las arcas públicas que sufragan costosas campañas publicitarias.”

La pretensión de etiquetar de forma conjunta los productos castellanoviejos junto con los productos de las tres provincias leonesas, bien conocidos por su calidad fuera de nuestras fronteras y el hecho de hacer desaparecer su procedencia leonesa, en el totum revolutum de un territorio más grande que gran cantidad de países de la Unión Europea, promocionando el nombre solo de una parte de la comunidad a pesar de englobar la totalidad de la misma, es totalmente anticomercial y solo puede deberse, por tanto, a razones políticas que no parecen tener en cuenta, en ningún momento, los intereses económicos de los consumidores a los que se debiera defender, pudiendo posibilitar que su fabricación y envasado pasen a hacerse en la parte castellana de la comunidad lo que contribuiría a aumentar el paro y la emigración en las provincias leonesas.

VII. Políticas: Lo único que se percibe bajo estos sellos es el intento, meramente manipulador, de vender como castellanos los productos leoneses y crear más confusión aún, entre lo que es Castilla y lo que es León. Al propio tiempo que con la creación de la marca “Queso Castellano” se abre la puerta a la creación de otras marcas “castellanas” dirigidas a más productos de las tres provincias leonesas, esto es “chorizo castellano”, “farinato castellano”, “cecina castellana”, “botillo castellano”, “vino castellano”, etc., etc.
Tierra-de-saborAdemás, consideran que los productos amparados por las marcas “Tierra de Sabor” y “Queso Castellano” generan confusión en muchos consumidores al encontrar, bajo un supuesto sello de calidad, tanto productos con Denominación de Origen (DO) o Indicación Geográfica Protegida (IGP) como productos de marcas blancas.

Asociaciones que apoyan el escrito:

Asociación Gastronómica Región Leonesa para el buen yantar (León, Zamora y Salamanca); ComunidadLeonesa.ES (Coordinadora de Organizaciones, Asociaciones y Colectivos) (León, Zamora y Salamanca); Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de León (León); Asociación de Hosteleros del Barrio Húmedo (León); El Palillo Leonés (León); GastroBierzo (León); León, Come y Cata (León); Asociación Gastronómica Leonesa (ASGAL) (Madrid); Asociación Gastronómica “Me Gusta Comer” (Zamora); Asociación Cultural y Recreativa Amigas de la Radio de León (León); Mesa Divulgativa Leonesa en Salamanca (Salamanca); Colectivo “Ciudadanos del Reinu de Llión” (Salamanca, Zamora, León); Asociación Cultural Carqueixa del Bierzo (León); Instituto Cepedano de Cultura (ICECU) (León); Club Lancia de Lucha de Brazos (León); Asociación Cultural Montaña de Vadinia de Riaño (León); Asociación Cultural Esllabón Lleonesista (León); Asociación de Diabéticos de la Bañeza y comarca (ADELBA) (León); Plataforma por la Recuperación del Valle de Riaño (León); Asociación L’Alderique pal estudiu y desendolque la Llingua Llïonesa (Salamanca, Zamora, León); Asociación de Cultura Tradicional Leonesa “Raigañu” (León); Asociación de Vecinos del Barrio de Santa Marina la Real (León); Asociación Cultural “El Trovador Leonés” (León); Colectivo de Opinión “Tiburcio Fernández Álvarez” (León); Institutu d’Estudios Llïoneses “La Nuestra Tierra” (León); Asociación Etnográfica Leonesa Albentistate (Barcelona); Asociación de la Llingua Llïonesa “El Fueyu” (León); Asociación Cultural “García I” (León); Instituto Leonés de Antropología y Desarrollo Rural (León); Asociación de Música Tradicional Leonesa “Aires del Bernesga” (León); Asociación d’Amigos de la Indumentaria Llariega del Reinu de Llión (León); Grupo de Música Tradicional “Cantar de Crines” (León); Grupo de Danzas “Reino de León” (León); Plataforma Regional Pro Identidad Leonesa (León); Asociación “San Glorio Leonés” (León); Agrupación de Música Popular HIERBA DEL CAMPO (León); El Buho Viajero, (León); Proyecto León (León); Junta Directiva de la Asociación de Amigos del Patrimonio Cultural de León ProMonumenta (León): Marcelino Fernández Ibañez, presidente, Felipe Santamarta, vicepresidente, Colin Isaac, tesorero, Gustavo Blanco, vocal, María del Huerto Trancón Moratiel, vocal, José Luis Gavilanes Laso, vocal.

Personas que han apoyado hasta ahora el escrito:

Juan Pedro Aparicio, escritor (Madrid); José María Merino Sánchez, escritor (Madrid); Elena Santiago, escritora (León); Santiago Trancón, doctor en Filología Hispánica y escritor (Madrid); José Mª Hidalgo Guerrero, escritor (Madrid); Carlos Cabañas Vázquez, escritor (Zamora); Ángel María Trilla Casquero, investigador de folklore tradicional (Zamora); Carlos Javier Salgado Fuentes (Presidente de la Asoc. Cultural “La Antanica” de Guadramiro (Salamanca); Javier de Prado de Agricultura de Montaña (Salamanca); José Benito Mateos Pascual, etnógrafo, músico tradicional y escritor en lengua leonesa “Palra d’El Rebollal” (Salamanca); Jesus Ferreras, escritor e investigador (León); David Gustavo Lopez, escritor e investigador (León); Jesús San José Hernández, estudioso e intérprete de música tradicional; Ezequiel Pellitero, escritor e investigador (León); Mª José Bayón González, cocinera e investigadora de cocina tradicional (León); Adolfo Benéitez Fernández, sumiller y experto en productos gastronómicos (León); Hermenegildo López González, doctor en filología moderna y catedrático de la Universidad de León (León); José María Manuel García-Osuna Rodríguez, doctor en historia antigua, médico de familia y escritor (León); Alejandro Valderas Alonso, historiador; David Diez Llamas, sociólogo y escritor (León); Francisco Javier Emperador Marcos, etnógrafo y técnico superior textil (León); Francisco Velasco Díez, investigador etnográfico y músico tradicional; Joaquín Cuevas Aller, escritor (León); Ramón Gutiérrez Álvarez, escritor (León); Antonio Suárez Gordón, El Escribano – Arte Medieval; Javier Callado Cobo, escritor (León); Julio Lago Rodríguez, profesor titular de la Universidad de León (León); Javier Menéndez Llamazares, escritor (Santander); Manuel Durruti Cubría, Doctor en Químicas por la Universidad de Heidelberg y escritor (Léon); José Luis Gavilanes Laso, profesor titular de la Universidad de Salamanca y escritor (León); Miguel González Díez, médico (León); Ordoño Alonso Sacristán, repostero tradicional (León); Ricardo Magaz Álvarez, criminólogo y escritor (Madrid); Victor Zamorano, ganadero tradicional (León); Héctor-Luis Suárez Pérez, musicólogo e investigador de la Tradición Popular Leonesa (Madrid).

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Satoru Anzaki

Un japonés desahuciado organiza una “velada del adiós”

A Satoru Anzaki, japonés de 80 años y expresidente de la compañía Komatsu, compañía líder …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =