Acaba de desaparecer el iceberg A68, uno de los mayores del mundo 

En 2017, cuando se separó del casquete polar Larsen C en la península Antártica, el iceberg A68, que acaba de fundirse hasta desaparecer en el Océano Atlántico, medía 5800 kilómetros cuadrados, según un artículo de Science Alert, del canal público británico BBC. En aquel momento era uno de los mayores jamás conocidos.

Iceberg A68 © Hubert Neufeld Unplash
Iceberg A68 © Hubert Neufeld Unplash

La información asegura que tras permanecer prácticamente inmóvil durante un año, el iceberg A68 empezó a derivar a velocidad creciente en el Atlántico Sur, hacia la isla Georgia del Sur. Las imágenes de los satélites demuestran cómo una semana después de iniciar la deriva  empezó a agrietarse, a causa de la presión de las olas y de que la temperatura del aire y el agua era cada vez mayor.

Los fragmentos, muy grandes al principio, se fueron despedazando en trozos demasiado pequeños para poder seguirlos; de hecho, el Centro nacional estadounidense de datos sobre la nieve y el hielo sigue a los iceberg cuando miden al menos 18,5 kilómetros de longitud, o tienen una superficie mínima de 68,5 kilómetros cuadrados. El pasado 16 de abril de 2021, el trozo más grande del A68 solo medía 5,5 por 3,7 kilómetros.

Aunque la desaparición del A68 es una mala y triste noticia para los defensores del medio ambiente, el artículo de Science Alert celebra que su deriva haya sido la más seguida de la historia, hasta el punto de que el iceberg se había convertido en «una estrella de las redes sociales».

Internautas del mundo entero han compartido fotos en Twitter e Instagram. «A68 –ha declarado la especialista británica en cartografía Laura Gerrish– ha suscitado la atención de muchas personas diferentes. Hemos visto todos sus cambios, hemos podido seguirle a través de imágenes por satélite diarias, con un nivel de detalles como nunca habíamos podido ver antes».

En febrero pasado, el organismo Investigación Antártica Británica envió dos robots al océano para intentar estudiar de cerca algunos de los fragmentos del A68: «Uno ha desaparecido, pero el segundo será recuperado en mayo y sus datos deberían proporcionar información sobre la manera en que los icebergs afectan a su entorno cuando se funden y vierten importantes volúmenes de agua dulce al océano».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.