Afgan Mukhtarli refugiado en Alemania con apoyo del ECPMF

El Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios (ECPMF)[1] informa de que el periodista de investigación Afgan Mukhtarli fue liberado de la cárcel en Azerbaiyán este 17 de marzo de 2020 después de tres años de detención arbitraria y tras abonar una multa de 1000 AZN (alrededor de € 534) pudo abandonar el país.

Afgan Mukhtarli con su hija Nuray y su esposa, la periodista Leyla Mustafayeva, en Alemania.
Afgan Mukhtarli con su hija Nuray y su esposa, la periodista Leyla Mustafayeva, en Alemania.

Mukhtarli, quien había sido sentenciado a seis años de prisión por el Tribunal de Distrito de Belakani de Azerbaiyán en 2018, aterrizó el martes 17 en la capital de Alemania, Berlín, y pudo abrazar a su esposa, la periodista Leyla Mustafayeva, y su hija Nuray.

También estuvieron presentes representantes del Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios (ECPMF) y de Reporteros sin Fronteras (RSF).

Mukhtarli fue secuestrado en la capital de Georgia, Tblisi, el 29 de mayo de 2017. Él, su esposa y su hija habían huido a Georgia después de recibir amenazas y ser seguidos por la policía secreta en su tierra natal, Azerbaiyán, debido a su trabajo de investigación y exponer la presunta corrupción que involucraba al presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y su esposa Mehriban.

Secuestrado, con los ojos vendados con una bolsa cubriéndole la cabeza y retenido en la parte trasera de un automóvil hasta que llegó a Azerbaiyán, Mukhtarli fue acusado de cruzar ilegalmente la frontera y contrabando de divisas por importe de diez mil euros que los captores le colocaron en la chaqueta.

Tortura y sufrimiento en prisión

Durante los años en prisión, Mukhtarli ha sufrido tortura y atención médica inadecuada. En enero de 2018, su hermana y dos sobrinas murieron en circunstancias no aclaradas y se le negó el permiso para asistir al funeral.

El gobierno de Azerbaiyán obstruyó su apelación y, uno por uno, los abogados de derechos humanos que se ocuparon de su defensa fueron expulsados del Colegio de Abogados. Cuando uno de los abogados defensores fue detenido en la prisión en una visita de rutina y sus documentos confiscados, Mukhtarli comenzó una huelga de hambre en 2019 que tuvo consecuencias para su diabetes y afección cardíaca. En confinamiento solitario, rechazó la comida hasta que se le permitieron visitas sin vigilancia.

A lo largo del secuestro, el juicio y el encarcelamiento, los medios locales, tanto en Azerbaiyán como en Georgia, así como la comunidad europea de libertad de medios, mantuvieron una campaña constante por su libertad.

En 2018, los miembros del Parlamento Europeo pidieron la liberación de Mukhtarli y todos los demás periodistas que fueron injustamente encarcelados.

A través del Programa de Periodistas en Residencia (JiR) de ECPMF, su esposa Leyla y su hija pudieron llegar a Leipzig, acogidos bajo el programa de apoyo a periodistas amenazados o en riesgo.

El COVID-19 amenaza el derecho a la información

Al tiempo que valora la liberación de Afgan Mukhtarli, el ECPMF recuerda que otros periodistas permanecen en la cárcel en Azerbaiyán y varios cientos más en toda Europa, con el riesgo agravado actualmente de contraer el virus COVID-19.

La libertad para los presos políticos sería una respuesta apropiada, pero en cambio, señala el ECPMF, algunos líderes están utilizando el estado de emergencia como una excusa para invalidar leyes de la democracia, como ocurre en Hungría, donde la respuesta del primer ministro, Viktor Orbán, a la pandemia de coronavirus podría convertirse en una toma de poder.

Juan Fernando López Aguilar, quien preside el comité de derechos humanos LIBE del Parlamento Europeo, ha expresado su preocupación y también Marija Pejcinovic Buric, secretaria general del Consejo de Europa.

Los periodistas ya están siendo atacados por los estados represivos que usan la salud pública como excusa: tres fueron arrestados en Diyabakir, Turquía y muchos permanecen en la cárcel con riesgo de contraer el virus.

ECPMF continúa luchando por la justicia para periodistas, medios de comunicación y trabajadores de los medios. En Malta, se brinda apoyo legal al Times of Malta y a Manuel Delia, quienes han sido suspendidos por Christo Georgiev, copropietario búlgaro del banco maltés «Satabank».

  1. El Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios (ECPMF) es una organización sin fines de lucro fundada en Leipzig, Alemania, en 2015. Funciona sobre la base de la Carta Europea de Libertad de Prensa y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

La  visión  del Centro es una sociedad donde la libertad de los medios permite un discurso abierto y todos pueden buscar, recibir e impartir información.

La misión de ECPMF   es promover, preservar y defender la libertad de los medios. Hacemos esto monitoreando las violaciones, brindando apoyo práctico e involucrando a diversos interesados ​​en toda Europa.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.