Agosto, frío en rostro

Frío no, helado, esa es la palabra. Así se ha “quedao” el “cuñao” del tal Pujol, digo del tal por no decir otra cosa más fuerte. Ha puesto las manos en el fuego por él y se ha abrasado. Los sinvergüenzas también están en las familias y ya conocemos algún otro “cuñao” que nos ha “faltao”. Mientras eso sucede, Mas le pide a Mariano 7500 millones que bien podrían dárselos su padre político o  siete de los suyos, que mantienen los escoltas por si algún catalán les corta el cuello en un descuido.

Me falta el aire cuando pienso en los millones de desplazamientos de los españolitos de a pie que con lo que han guardado de la paga de la abuela se van a veranear porque el caso es contarlo. Eso sí, se van con una bajada de la gasolina y con una huelga de Renfe en el lomo; el caso es contarlo de nuevo. Nadie recuerda ni por un instante que no tiene trabajo, que el país va a la deriva aunque todos tengan derecho a seguir descansando porque los titulares auguran una recuperación y van y se lo creen. No sé cuál es la cifra del paro actual porque hace días que no la consulto ya que persona más, persona menos, hay contratos por el chiringuito del verano pero poco más, seguimos con los seis millones.

No sé en qué estamos pensando si es que pensamos en algo. Comienza el mes más improductivo para la casta española; esa que veranea aunque se quede en su piso con las persianas bajadas. El caso es contarlo. Pero ¿no te vas? “Yo tengo que desconectar, no puedo más”, dicen las gentes que decía Julio Iglesias. Y es cierto. El año se hace largo cuando todo lo que escuchamos alrededor son problemas y llegado este agosto, con este verano irregular que nos trae un calor del tres o un frío sin precedentes, nos tendríamos que detener ante las imágenes de los palestinos muertos. Niños y niños y más niños. Esas personitas que no nos dejan indiferentes. Madres que cogen a los cadáveres en brazos. Sufrimiento y dolor. Y mientras, en el primer mundo, se debaten en sillones de piel si se debe dar o no el alto el fuego. Si ese lugar al que los Estados Unidos de Obama sigue armando y ya van mil millones en armas. Ahí no es lugar para las personas. No hay derechos humanos, es una zona devastada y ya está. ¿Dónde van a ir las familias que se han quedado sin hogar? Un trabajador de la ONU rompe a llorar tras denunciar que los derechos de los niños y de la población están siendo violados y lo dice en Twiiter. Que se ande con el vuelo colgando porque le cierran la cuenta como le han hecho a Pilar Manjón por hablar lo que no debe del negro de la Casablanca; se ha pasado tres pueblos diciendo lo de negro. No lo veo aunque en el fondo tenga razón.

El intercambio bélico entre Hamás e Israel se ha reanudado a escasas horas después de la entrada en vigor de un alto el fuego humanitario de 72 horas. No nos olvidemos de Ucrania y ahora, por si no había bastante, Argentina vuelve con su eslogan “Fuera Buitres de Argentina”. Su segunda suspensión de pagos en doce años hace que nos paremos de nuevo a pensar en este verano lleno de conflictos.

Treinta años después de aquel verano azul la gente llora a Chanquete. Ha sido trending topic en el mundo. Yo no sé qué tenemos en la cabeza, el caso es que empieza el verano, el “déjeloustedparaseptiembre” comienza hoy y aquí paz, y mañana, gloria; llegado el caso.

No puedo dejar de pensar en las personas que están muriendo en Gaza y nosotros aquí, como Eva María se fue buscando el sol en la playa. Mariano no, que ya se ha ido no vaya a ser que pille atasco y luego no tenga sitio para poner la toalla.

¡Vaya, vaya, aquí, no hay playa!

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com Contacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.