Ajedrez y telepatía

La relación entre telepatía y ajedrez se unen en la figura de Vincenzo Nestler (1912-1988), ajedrecista italiano nacido en Sicilia, en concreto en Agrigento, que se trasladó a Messina, donde estudio matemáticas, para posteriormente ir a Roma en 1932, donde residió el resto de su vida.

Vincenzo Nestler simultáneas Roma 1940

Fue dos veces campeón nacional italiano (Florencia, 1943 y Trieste 1954) y cuatro subcampeón (1937, 1953, 1956 y 1959) siendo uno de los más destacados jugadores de su país en la primera mitad del siglo XX.

Vincenzo Nestler
Vincenzo Nestler, arriba jugando unas simultáneas en Roma en 1940

Apoyó al fascismo de Mussolini y, de hecho, en 1942 disputó una simultánea con motivo del veinte aniversario de la marcha a Roma, y ese mismo año participó en Múnich en un torneo organizado por los nazis, acabando sexto.

Desde 1936 a 1984 disputó setenta torneos, ganando un total de trece, entre ellos el más destacado, el ‘Thomas Mann’ de Roma en 1958, donde ganó invicto. Participó en dos Olimpiadas por Italia, en Dubrovnik, en la entonces Yugoslavia, hoy Croacia, en 1950, y Helsinki, en 1952.

Pero además de su faceta ajedrecística tenía gran interés en la parapsicología, campo en que se especializó desde 1949, tuvo fama de clarividente con poderes hipnóticos y telepáticos. Algún rival, mientras se enfrentaba a él, se quejó de sufrir acosos psíquicos. De hecho, dirigió trabajos experimentales psíquicos.

También fue miembro de la Asociación Científica Italiana de Metapsíquicos (AISM), de la Academia Tiberina, en cuya facultad de Ciencias Psíquicas y Psicológicas dio clases.

Asimismo fue un estudioso de las religiones, destacando las virtudes terapéuticas de la oración citando también los poderes taumatúrgicos. Mantuvo reuniones con monseñor Corrado Balducci (1923-2008), psicólogo, ufólogo, demonólogo y con una vasta experiencia como exorcista, -era conocido como ‘El exorcista del Vaticano’- además de estar muy cercano al papa Juan Pablo II (1920-2005).

Al final de su vida, Nestler daba conferencias en clubes ajedrecísticos, institutos científicos y asociaciones culturales, ofreciendo clases gratis de ajedrez en el colegio Santa María de Roma.

Entre sus libros destaca ‘La telepatía’, traducido al español, hoy inencontrable. Además publicó ‘Magia astrológica’ y ‘Cecco d’Ascoli, poeta ocultista medieval’ (en alusión al astrólogo de la corte de Carlos II de Nápoles y Sicilia).

Por su parte, hay un poco conocido libro en italiano sobre su figura, en su original ‘Vincenzo Nestler, mezzo secolo di storia italiana dal 1936 al 1986’ (Vincenzo Nestler, medio siglo de historia italiana de 1936 a 1986) publicado por el ajedrecista y árbitro Fiorentino Palmiotto, en el que se analiza su carrera así como -curioso el número-, 66 de sus partidas.

Victor Korchnoi en 1978 haciendo yoga junto a los miembros de la secta Ananda Marga
Victor Korchnoi en 1978 haciendo yoga junto a los miembros de la secta Ananda Marga

Campeonato mundial 1978

Pero sin duda cuando la telepatía estuvo de actualidad en el mundo del ajedrez fue en la disputa del Campeonato del Mundo de 1978, en Baguio, Filipinas, entre el campeón Anatoli Karpov y el aspirante Victor Korchnoi (1931-2016), quien era el primer gran maestro que se había escapado de la Unión Soviética, apenas dos años antes, en 1976.

Realmente todo empezó antes, cuando se disputaba el torneo de candidatos en 1977 y Víctor Korchnoi ganó al excampeón Tigran Petrosian (1929-1984). El armenio lo acusó de tramposo y de utilizar la telepatía para comunicarse con uno de sus ayudantes.

Lo curioso es que Korchnoi se quejó también de un ataque de telepatía cuando jugó en Belgrado la final de candidatos contra Boris Spassky, en concreto señaló que había recibido “rayos hipnóticos para descentrarle”.

En Baguio, el equipo de Karpov incluía al parapsicólogo e hipnotizador telepático Vladimir Zukhar, quien se sentaba en la segunda fila, y Korchnoi –conocido como Víctor el Terrible- protestó porque lo miraba fijamente y entonces utilizó gafas de espejo, lo que motivó, a su vez, la protesta de Karpov. Por este motivo, dicho asesor fue trasladado a la séptima fila, aunque había ocasiones en que lo incumplía.

Después, el aspirante contó con el doctor Vladimir Berginer entre los asistentes, pero abandonó su presencia tras verse rodeado por miembros del equipo de Karpov, presumiblemente de la KGB.

Pero Korchnoi no cejó y contó con dos miembros de la secta Ananda Marga (‘El sendero de la beatitud’), vestidos de naranja, en libertad bajo fianza por delito de homicidio, por lo que, tras las protestas soviéticas, la policía les prohibió el acceso a la sala. Korchnoi hacía yoga y ejercicios de meditación con ellos.

Hubo más controversia fuera que dentro del tablero. Rayos X para las sillas, protestas por las banderas utilizadas junto al tablero –al final no hubo ninguna-, y cuando el equipo de Karpov le enviaba un yogur diario con distintos colores durante la partida, su contrincante protestaba alegando que podía tratarse de algún código. Además, al final no se saludaban e incluso se dijo que se pegaban patadas debajo del tablero, algo negado siempre por Karpov: “no es cierto, es solo una leyenda”.

Tras la apurada victoria 6-5 de Karpov, en 1981 se produjo la revancha en lo que se llamó ‘La masacre de Merano’ ganando claramente en la localidad italiana (da nombre a una variante de la defensa semieslava) el entonces campeón del mundo, que revalidó su título 6-2. Poco después permitieron a la familia de Korchnoi salir de la Unión Soviética.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.