Amnistía aprecia motivación política en la detención de Leopoldo López en Venezuela

Amnistía Internacional señala en un comunicado que los cargos presentados contra Leopoldo López, líder de un partido de oposición venezolano, sugieren la existencia de un intento, de motivación política, de silenciar la disidencia en el país, informa Carmen Chamorro.

El líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, en un mitin en Caracas el 18 de febrero de 2013 © Manaure Quintero
El líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, en un mitin en Caracas el 18 de febrero de 2013 © Manaure Quintero

“Las autoridades venezolanas deben presentar pruebas sólidas para fundamentar los cargos contra López, o ponerlo en libertad de manera inmediata e incondicional”, ha declarado Guadalupe Marengo, directora adjunta del Programa para América de Amnistía Internacional.

“Estos cargos parecen ser de motivación política, debidos al liderazgo ejercido por López en las recientes protestas antigubernamentales. Hasta el momento, Amnistía Internacional no ha visto pruebas que los fundamenten. Este procesamiento es una afrenta a la justicia y a la libertad de reunión.”

Leopoldo López, líder del partido de oposición Voluntad Popular, ha sido acusado de homicidio, lesiones graves y otros delitos en relación con la muerte de tres personas, ocurrida en los últimos días, durante las manifestaciones masivas.

El presidente Maduro mostró su compromiso para con los derechos humanos cuando, hace unos días, declaró que su gobierno no toleraría la violencia por parte de sus simpatizantes o de las fuerzas de seguridad. Ahora debe transmitir un mensaje que diga claramente que nadie será detenido por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión.

Ante la ausencia de pruebas contra Leopoldo López, Amnistía Internacional pide que sea puesto en libertad de inmediato y que se retiren todos los cargos. De igual modo, las muertes de la semana pasada deben investigarse a fondo, y los responsables deben comparecer ante la justicia.

Leopoldo López se entregó a la Guardia Nacional el 18 de febrero, tras una manifestación antigubernamental masiva organizada por él.

La orden de detención emitida contra él el 13 de febrero es por su presunta responsabilidad en los actos violentos que tuvieron lugar durante las manifestaciones estudiantiles de las últimas dos semanas y después de ellas.

Amnistía Internacional no ha visto una copia de la orden de detención pero, según informan los medios de comunicación, López ha sido acusado de homicidio y lesiones graves, entre otros delitos.

Estudiantes opositores piden cambios a Maduro desde España

Las calles de Madrid han albergado estos días a miles de estudiantes y ciudadanos opositores al Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, que en la distancia reclamaban cambios para su país y poner fin a la violencia sectaria.

En este sentido, la plataforma unificada de todos los Jóvenes Venezolanos en España (Jóvenes) explicaba estos días que numerosas protestas estudiantiles en el país estuvieron motivadas por la inseguridad ciudadana (más de 25.000 muertes registradas durante el pasado año en Venezuela por violencia, cada hora hay un homicidio en el país), y por el descontento por la inflación y la escasez de los productos básicos de la cesta de la compra. El gobierno lanzó planes de seguridad desde 1998 que no han surgido efecto, sostiene Jóvenes.

Los Jóvenes Venezolanos en España trasladaron su honda preocupación a la prensa internacional ante las manifestaciones duramente sofocadas con armas de fuego, a sabiendas que el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela prohíbe su uso: “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.

Por su parte, el embajador venezolano en España, Mario Isea Bohórquez aclaró que en Venezuela no hay un estallido social, pero sí, la incitación a la violencia por parte de grupos opositores que quieren promover la idea de una guerra civil, con la idea de provocar una intervención extranjera. Así lo hizo saber a un conjunto de periodistas de distintas agencias y medios de comunicación, durante un encuentro que sostuvo este jueves, 20 de febrero, en la residencia oficial de la misión diplomática.

Tras una primera exposición acerca de la situación actual en el país, Mario Isea fue interpelado por la detención del dirigente opositor Leopoldo López, a lo que respondió de forma categórica que no se le detiene por sus ideas políticas, porque no hay un plan contra la oposición: “Al señor López se le detiene por haber indicios suficientes de que ha estado incitando a la violencia, los cuales los organismos judiciales están evaluando”.

Añadió que es deber del Estado detener la violencia «venga de donde venga, actuar responsablemente, en el marco de la Constitución y las leyes, y con vocación inquebrantable de paz», e informó de que sólo 13 de las 99 personas detenidas desde el inicio de los actos vandálicos continúan detenidos por la gravedad de sus cargos.

ENLACES:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.