Amnistía Internacional: autoridades de El Salvador utilizan el programa espía Pegasus para vigilar a periodistas

Amnistía Internacional informa de que una investigación conjunta de Access Now y Citizen Lab ha identificado el uso a gran escala del programa espía Pegasus, de la israelí NSO Group, contra periodistas y miembros de organizaciones de la sociedad civil en El Salvador.

Expertos técnicos del Laboratorio de Seguridad de Amnistía han revisado el informe y verificado de forma independiente las pruebas forenses que demuestran el uso abusivo de Pegasus en el país.

«El uso de Pegasus para vigilar comunicaciones en El Salvador devela una nueva amenaza para los derechos humanos en el país. Las autoridades deben detener cualquier esfuerzo dirigido a restringir la libertad de expresión, y llevar a cabo una investigación imparcial y exhaustiva para identificar a los posibles responsables», indica Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

«Es inaceptable que en El Salvador se vuelvan cada vez más cotidianas las denuncias de acoso y amenaza contra periodistas y personas defensoras de derechos humano, quienes laboran en un ambiente hostil y se encuentran en grave riesgo. La comunidad internacional debe acompañar a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas en su demanda por el respeto a los derechos humanos».

Nayib Bukele presidente El Salvador
Nayib Bukele, presidente de El Salvador

Desde que el presidente Nayib Bukele tomó posesión en 2019, la situación de los derechos humanos en el país ha ido degradándose de forma acelerada. La libertad de expresión ha sido uno de los derechos que enfrenta más obstáculos para su libre ejercicio y, de forma reiterada, funcionarios del Estado han expresado públicamente su negativa de aceptar el disenso y mostrado un esfuerzo sostenido por desacreditar a quienes exponen las prácticas de las autoridades que violan o ponen en riesgo los derechos humanos.

En ese contexto, en noviembre del 2021, se hizo de conocimiento público que periodistas e integrantes de organizaciones de la sociedad civil recibieron una alerta de Apple en que se les advertía que posiblemente estaban siendo sujetos de vigilancia selectiva por parte de «atacantes patrocinados por un Estado».

El Laboratorio de Seguridad de Amnistía Internacional analizó de forma independiente los datos técnicos de una muestra de personas identificadas como objetivos del programa espía Pegasus en la investigación conjunta de Access Now y Citizen Lab.

Esta muestra incluía a varios periodistas de dos medios de comunicación. El análisis forense confirmó que cada dispositivo estaba infectado con el programa espía. Los primeros indicios de ataque en los dispositivos de la muestra se produjeron en torno al 30 de julio de 2020. Los signos de amenaza o intento de ataque continuaron hasta el 15 de noviembre de 2021.

«Esta investigación demuestra que, una vez más, en el mundo se sigue abusando del software espía Pegasus para vigilar ilegalmente a los periodistas a gran escala, incluso después de las importantes revelaciones del Proyecto Pegasus», dijo Erika Guevara Rosas.

Agrega que «hasta ahora no se ha hecho globalmente lo suficiente para frenar la vigilancia selectiva ilegal. Es urgente que los gobiernos apliquen una moratoria mundial sobre la venta, la transferencia y el uso de programas espía hasta que se establezcan salvaguardias y garantías de derechos humanos».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.