Anafilaxia: un cuadro infradiagnosticado que puede ser mortal

La anafilaxia es un cuadro clínico potencialmente mortal, infradiagnosticado cuyos agentes desencadenantes más frecuentes son los fármacos, los insectos y los alimentos. El tratamiento inmediato correcto se realiza con adrenalina, aunque se sabe que está claramente indicado, no se realiza con la frecuencia deseada debido fundamentalmente al elevado número de casos de anafilaxia que no se diagnostican como tales.

Son múltiples los agentes que se han descrito como desencadenantes de reacciones anafilácticas. Así entre las causas más frecuentes de este cuadro clínico se encuentran los fármacos, algunos alimentos, el látex, las picaduras de himenópteros, determinados parásitos (Anisakis simplex), el ejercicio físico y el frío. Todavía existe un porcentaje de casos no filiados y que se engloban dentro del concepto de anafilaxia idiopática.

En los pacientes que ya han sufrido un primer episodio de anafilaxia, el diagnóstico etiológico posterior es crucial para evitar la aparición de nuevos episodios. La única situación de anafilaxia en la que hay que valorar inmunoterapia con el alérgeno, es aquella en la que el agente causal es el veneno de himenópteros.

La reacción que se desarrolla habitualmente tiene una duración de segundo o minutos pero es posible que llegue hasta una hora.

La velocidad de aparición de los síntomas depende de las características clínicas y de la sensibilización del sujeto, la concentración y vía de entrada del alérgeno y la rapidez con la que se inicia el cuadro se correlaciona con la gravedad del mismo. Entre las manifestaciones clínicas más frecuentes están la urticarias, angioedema, hipotensión, arritmias, congestión nasal, estornudo, edema, broncoespasmo, prurito, eritema, urticaria, diarrea, dolor abdominal, cefaleas, vértigos, acúfenos, hasta en casos más graves, convulsiones, pérdida de conciencia o muerte.

Actualmente los casos de anafilaxia están aumentando  en el mundo, aunque no existen todavía fuentes fiables para determinar la incidencia global de esta entidad ya que la mayoría de los estudios hacen referencia a casos fatales, quedando relegados los casos leves (posiblemente porque han pasado desapercibidos). La realización de estudios experimentales en sujetos ya diagnosticados está limitada, debido al riesgo que supone exponerlos de nuevo al posible agente causal.

El mecanismo fisiopatológico mediante el cual se produce una reacción anafiláctica (únicamente se describe a continuación las reacciones anafilácticas mediadas por IgE) se conoce como reacción de hipersensibilidad de tipo I o mediada por IgE según la clasificación de Coombs y Gell, o bien como reacción alérgica según la clasificación de Sell. En este proceso intervienen fundamentalmente tres elementos: alergeno, IgE específica y células diana (mastocito y basófilo).

Las moléculas de IgE específica son formadas y secretadas por las células plasmáticas, previo reconocimiento del alergeno y activación de clones de linfocitos B y T. Estas moléculas de IgE específica poseen la capacidad de unirse a los receptores de alta afinidad para la porción Fc que mastocitos y basófilos expresan en su membrana. La reacción se desencadena cuando los alergenos sensibilizantes se adhieren a los sitios de unión presentes en la región Fab de la IgE que ya está unida a la célula diana (mastocito o basófilo), poniendo en marcha una cadena de acontecimientos que conducen a la degranulación celular y a la consiguiente liberación de mediadores que son los responsables de los síntomas clínicos observados en las reacciones anafilácticas.

Los adultos tienen mayor predisposición que los niños para padecer una reacción anafiláctica, aunque hay que señalar que la anafilaxia por alimentos es más frecuente en niños. Las mujeres presentan mayor susceptibilidad para la reacción anafiláctica por látex (probablemente por una mayor exposición profesional) y para la reacción anafilactoidea por AAS y relajantes musculares.

La sensibilización es más frecuente si el contacto con el antígeno se produce a través la mucosa que a través de la piel. La administración del antígeno por vía parenteral aumenta la frecuencia de aparición de reacciones anafilácticas así como la gravedad de las mismas.

Entre los sujetos atópicos existe una mayor incidencia de anafilaxia debida a alimentos y al látex.

Los tratamientos deben ser inmediatos dado que si se actúa con rapidez se evitarán cuadros severos y desenlaces fatales. Los tratamientos que se valoran a largo plazo serán aquellos que se pauten en pacientes que ya han sufrido un episodio de anafilaxia y para evita que se repitan en un futuro. Deben acudir a un alergólogo para que determine cuál es la alergia que presenta.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.comContacto Periodistas en Español: [email protected]

1 Comentario

  1. No entiendo muy bien este trozo:
    “La única situación de anafilaxia en la que hay que valorar inmunoterapia con el alérgeno, es aquella en la que el agente causal es el veneno de himenópteros.”

    Explíquelo porque no entiendo a qué te refieres. La inmunoterapia a la alergia al veneno de himenópteros se lleva acabo desde hace muchos anos…
    😅

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.