Ayudas “sin precedentes” a Liberia para atajar la propagación del Ébola

La ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) prometieron este sábado entregar medios “sin precedentes” a Liberia para atajar la propagación del virus del Ébola, informa Andes.

Miembros del equipo de MSF en Guinea poniéndose el traje protector antes de entrar al hospital. © Amandine

Una nueva forma de coordinación permitirá “garantizar que los recursos adecuados van a los sectores que más los necesitan”, agregan ambas instituciones.

La epidemia sigue ganando terreno en Liberia, el país más afectado por este virus, al tiempo que la muerte de 13 personas por una fiebre “de origen indeterminado” en República Democrática del Congo ha causado preocupación.

Por su parte, Costa de Marfil anunció el sábado el cierre de sus fronteras terrestres con Guinea y Liberia, con el fin de “proteger al conjunto de las poblaciones, incluso extranjeras, que viven en territorio marfileño”.

Según el último balance de la OMS, del 20 de agosto, se han registrado 1082 casos en Liberia, 624 de ellos mortales.

Liberia es el país más afectado por la epidemia que también sacude a Sierra Leona, Guinea, y en menor medida Nigeria. En total, han muerto 1427 personas.

La OMS anunció el sábado que Monrovia contará con 500 camas adicionales para luchar contra la epidemia de ébola en Liberia.

“La OMS se compromete a intensificar su trabajo con sus socios para construir centros médicos adicionales en toda Monrovia y aumentar el número de camas para el ébola hasta las 500 en las próximas seis semanas”, declaró el director adjunto de la OMS para la seguridad sanitaria, Feiji Fukuda, en un comunicado.

Médicos sin Fronteras (MSF), que cuenta con un centro con 120 camas en Monrovia, había indicado el jueves a la AFP que tenía la intención de agrandarlo para que haya 400 “en los próximos diez días”.

Fukuda había advertido el viernes en Liberia que detener la epidemia no será fácil: “esperamos varios meses de trabajo encarnizado, varios meses para luchar contra esta epidemia”, declaró en conferencia de prensa conjunta en Monrovia con Nabarro.

Nabarro había llegado el jueves a este país en plena tormenta sanitaria, en su primera etapa de una gira por Liberia, Sierra Leona, Guinea y Nigeria.

Se considera a Liberia como el país menos preparado de los cuatro afectados para hacer frente a la epidemia, tomando en cuenta el irrisorio número de médicos con los que cuenta: 0,1 para 10.000 habitantes, frente a 2,6 en promedio en África, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, el único crematorio del país está abarrotado de decenas de cuerpos recogidos diariamente, según la Cruz Roja liberiana.

El viernes, varias fuentes indicaron que por primera vez se registraron casos de ébola en el sureste de Liberia, cerca de la frontera con Costa de Marfil.

Se trataba de “la última región” de Liberia a la que no había llegado la epidemia que está asolando a África del Oeste desde principios de año, afirmó George Williams, secretario general del sindicato de los servicios de salud del país.

Hay “dos muertos en Gbokon-Jelee”, una ciudad del sureste que atrae a un gran número de comerciantes de oro de todo el país, e incluso de Costa de Marfil.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.