Bankia: 46.000 millones de dinero público al rescate

El rescate a Bankia duplicó los 22.000 millones que anunció el Banco de España, según sus propios peritos, que han remitido un informe pericial remitido al juez en el que se señala a los órganos supervisores por permitir su salida a bolsa y detalla las verdaderas cifras del rescate de la entidad, que necesitó de «al menos 46.000 millones», informa Facua, Consumidores en Acción.

Bankia: salida a bolsa con Rodrigo Rato
Bankia: salida a bolsa con Rodrigo Rato

Así se desprende del escrito, desvelado por elmundo.es, firmado por dos peritos del Banco de España y que ha sido remitido al juez Andreu. En él, los técnicos concluyen que la factura por la operación de rescate de la entidad resultó mucho más abultada de lo que oficialmente se ha declarado. Una maniobra por la que señalan, además de a Rodrigo Rato y a sus asesores, a la auditora Deloitte y a los órganos supervisores por haber dado su visto bueno a una salida a bolsa que resultó ser un fraude.

Los informes emitidos por el Banco de España habían detallado hasta ahora que las ayudas al Banco Financiero de Ahorros (BFA) y su filial Bankia supusieron 22.429 millones de euros. Una cifra que ahora los peritos han multiplicado por más de dos: los técnicos sostienen que fueron al menos 46.000 millones.

Los expertos Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras aseguran que en el cierre del ejercicio 2012 de Bankia se refleja que la recapitalización del grupo BFA fue de 24.552 millones, «de los cuales aproximadamente 15.500 millones se corresponden a las necesidades del grupo Bankia».

La ayuda de la Sareb

Pero según ambos inspectores del Banco de España, cuyo informe choca frontalmente con las cifras dadas por el órgano para el que trabajan, hay que añadir la ayuda de la Sareb, el llamado banco malo. De esta forma, «adicionalmente, el 28 de diciembre de 2012, BFA y Bankia transfirieron a la Sareb activos por 22.317 millones (19.467 Bankia y 2.850 BFA) a cambio recibieron bonos emitidos por la Sareb y avalados por el Estado español», sostienen los peritos en su escrito. «En definitiva, la nacionalización del grupo BFA/Bankia ha supuesto la concesión de ayudas públicas por una cifra no inferior a los 46.000 millones». Ésta es, a su juicio, la cifra total recibida por Bankia.

Los inspectores recuerdan además que Bankia salió a Bolsa en 2011 con su matriz BFA en quiebra, una situación que no les fue advertida a los inversores. Y ello con el visto bueno de la CNMV: «Es una evidencia que el bajo precio de salida a Bolsa determinó la quiebra de BFA», detallan.

Según los peritos, BFA, ya en la salida a Bolsa, «tenía un patrimonio neto negativo de 1.505 millones». A raíz de esta conclusión, se preguntan si habrían invertido los nuevos inversores «sabiendo que el precio de salida a Bolsa provocaba que su socio mayoritario tuviera fondos propios negativos». No lo supieron y, por tanto «pusieron dinero bueno sobre dinero malo», explican.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.