Blindar las pensiones, de la calle a las instituciones

0
106

Eduardo Madroñal Pedraza[1]

La lucha por el blindaje de las pensiones en la Constitución tiene varios campos de batalla. Un campo son las mesas de recogida de firmas en la calle, en las empresas, universidades y asociaciones de todo tipo; otro campo son las manifestaciones y las concentraciones en calles y plazas. Pero hay un tercer campo, la batalla en las instituciones.

MERP blindar pensiones

Blindar las pensiones, un objetivo estructural

¿Pero qué significa blindar? Supone transformar las pensiones, de ser un derecho condicionado u orientativo, una expectativa de derecho, en un derecho fundamental incluido en el capítulo de Derechos y Libertades de la Constitución. Y al hacerlo, es fundamental que se prohíba de forma explícita la privatización total o parcial del sistema público de pensiones y la pérdida de poder adquisitivo.

La Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP) respeta todas las reivindicaciones que existen en torno a las pensiones públicas, y a todos los movimientos y plataformas que siguen movilizándose por conseguirlas. Considera que el blindaje constitucional de las pensiones las incluye a todas, como respuesta estructural para que las pensiones públicas no dependan de las correlaciones de fuerzas o de los acuerdos políticos puntuales, de las condiciones económicas o de unos Presupuestos Generales concretos.

El peligro principal, al que se enfrenta en estos momentos la batalla de las pensiones, es que el actual momento político paralice las movilizaciones, la lucha por las pensiones públicas pase a ocupar un papel residual en los próximos meses, y la alternativa de blindar las pensiones en la Constitución se diluya.

Por ello, la MERP sigue reforzando la recogida de firmas por todos los lugares del país y en todos los sectores sociales afectados ahora y en el futuro. Por eso, la MERP sigue promoviendo el blindaje de las pensiones a todos los niveles, y sigue lanzando campañas cada vez más amplias. Igualmente sigue aclarando, en todo momento y oportunidad, la alternativa del blindaje constitucional de las pensiones, para que no se confunda con otras aplicaciones de la palabra blindar, porque estas confusiones son negativas y ponen en peligro la consecución del objetivo fundamental de blindar las pensiones.

La MERP, la más amplia unidad en torno a un solo objetivo

La Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP) nació en abril de 2013 formada por once organizaciones y con el apoyo de nueve personalidades del mundo de la Cultura. Cinco años después la MERP está formada por 300 organizaciones y 200 personalidades. Además de más de diez mil voluntarios y activistas promotores de la plataforma por todo el país.

Su objetivo único es conseguir “una reforma de la Constitución que incluya la prohibición expresa de que cualquier gobierno, actual o futuro, pueda tocar, recortar o privatizar, total o parcialmente, el Sistema Público de Pensiones. Un artículo que recoja como obligación constitucional el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones, y por tanto la imposibilidad de que ningún tipo de medida, ya sean recortes, subidas de impuestos, copagos, aumento de las tarifas de los servicios básicos o cualquier otra pueda afectar a las pensiones”.

Su característica principal es que los miembros de la MERP lo son sin distinción de ideologías, credos y siglas partidistas. Lo que ha permitido crear un amplio movimiento social que une a quienes creen que ninguna diferencia política o técnica debe estar por encima de aquello que los une: Hay que blindar las pensiones en la Constitución.

La MERP lleva recogidas más de 1 500 000 firmas, y para ello ha puesto mesas en más de 400 poblaciones, en 45 universidades públicas y en más de 120 empresas. Se ha propuesto llegar a los dos millones. Ha publicado manifiestos en la prensa con el respaldo de cientos de organizaciones, profesionales y activistas, el último ha sido el pasado 17 de julio (2018). Previamente había convocado la manifestación del 17 de marzo, que se celebró en Madrid con un éxito de participación, con decenas de miles de personas y decenas de organizaciones de todo el país, con gran repercusión en la prensa.

Los pensionistas del futuro

Después de haber desplegado más de 400 mesas de recogida de firmas por toda España la MERP también se movilizó en las universidades. Los jóvenes, que ni si quiera han empezado a trabajar, son los pensionistas del futuro, sin duda el sector que más va a sufrir las consecuencias del proceso de privatización que están padeciendo las pensiones públicas. Por eso a principios de mayo la MERP organizó con una gran acogida la campaña de recogida de firmas en 45 universidades públicas.

Con más de 200 puntos de recogida de firmas en centros educativos de todo el país, la MERP se propuso que cada vez más los estudiantes se sumen al movimiento para blindar las pensiones en la Constitución, conscientes de que es su futuro lo que está en juego, porque “es muy importante que los actuales pensionistas sigan defendiendo las pensiones públicas, pero la respuesta a la situación que vivimos está en la movilización de los pensionistas del futuro”.

Mujeres por el Blindaje de las Pensiones

Como siguiente paso, la MERP ha convocado dos actos de “Mujeres por el Blindaje de las Pensiones” con el objetivo de visibilizar al sector que peores condiciones sufre en el sistema público de pensiones, el más numeroso, y por eso, el más interesado en blindar las pensiones en la Constitución.

A los actos han acudido mujeres representantes de diferentes organizaciones de la MERP (también han estado presentes hombres), actos de recogida de firmas en la Plaza Callao de Madrid (así como en otras ciudades) en los que se ha dado lectura al comunicado de la MERP llevada a cabo por una coral de voces femeninas (de personalidades y distintas organizaciones) con una asistencia amplia de representantes del espectro político parlamentario.

De la calle a las instituciones

Pero la lucha por el blindaje de las pensiones en la Constitución tiene varios campos de batalla. Unos campos son las mesas de recogida en la calle, en empresas, universidades y asociaciones de todo tipo, otros son las manifestaciones y las concentraciones en calles y plazas. Pero hay otro campo, el de las instituciones.

El primer nivel institucional al que la MERP acudió, y continúa acudiendo, son los ayuntamientos, dado que son la institución más cercana a los ciudadanos. El objetivo es que las corporaciones municipales aprueben una moción, por mayoría, o una declaración institucional, por unanimidad, en la que pidan al Congreso, y al Pacto de Toledo, el blindaje constitucional de las pensiones. Dichas mociones o declaraciones institucionales ya han sido aprobadas en 60 ayuntamientos de toda España, de distinto color y apoyadas por grupos municipales de todo el espectro político, en grandes ciudades como Zaragoza, Santiago, Pamplona y Gijón, y en algunos casos, por unanimidad, como en Oviedo, incluyendo al PP.

Un segundo nivel ha sido las Defensorías del Pueblo, que con diferentes denominaciones, existen en la mayoría de las Comunidades autónomas. En dos ocasiones la MERP se ha reunido con las mencionadas instituciones y ha entregado firmas a la Valedora do Pobo de Galicia, al Ararteko de Euskadi, a El Justicia de Aragón, al Procurador del Común de Castilla y León, al Diputado del Común de Canarias, al Síndic de Greuges de Cataluña, al Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana, al Defensor del Pueblo de Andalucía y al Defensor del Pueblo de Navarra.

Un tercer nivel son los parlamentos autonómicos. Así, el Parlamento de Navarra se convirtió, por mayoría de prácticamente todos los grupos, en el primer parlamento autonómico en apoyar oficialmente la propuesta de reforma constitucional para blindar las pensiones en la Carta Magna, en la forma y fondo que defiende la MERP, “prohibiendo explícitamente la privatización, total o parcial, del sistema público de pensiones, y la pérdida de poder adquisitivo”. El primer paso para conseguirlo que cada Defensor del Pueblo le haga llegar la petición a la Mesa del correspondiente Parlamento autonómico. Así mismo, la MERP ha solicitado que se traslade al Pacto de Toledo la solicitud de que sea reciba para que así pueda conocer su reivindicación de primera mano.

La MERP ha sido premiada con la distinción a la defensa de los derechos y libertades constitucionales que la Generalitat Valenciana concedió el pasado 6 de diciembre, con ocasión del día de la Constitución, a la mencionada Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones por su particular, prolongada y persistente defensa de las pensiones públicas como un derecho fundamental.

  1. Eduardo Madroñal Pedraza es militante de Unificación Comunista de España

Únase a más de 1000 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.