Brexit, los periodistas entre la polarización y la ansiedad

En Gran Bretaña, la confianza en los medios de comunicación está más en entredicho que nunca. Al menos, esa es la impresión dominante, según la mayoría de los participantes en un debate público titulado Trust in the Media: the UK in the focus, celebrado el miércoles 10 de julio dentro de la Conferencia Global para la Libertad de los Medios (#MediaFreedomConference), organizada en Londres, conjuntamente, por los gobiernos del Reino Unido y Canadá.

Entre los intervinientes, Michelle Stanistreet, secretaria general del sindicato de los periodistas británicos e irlandeses. El National Union of Journalists (NUJ) es un raro ejemplo de organización gremial unitaria de los profesionales de la información porque reúne a los periodistas de la Gran Bretaña y de toda Irlanda.

Entrevista en Londres, tras el debate:

P: ¿Qué efecto está teniendo el Brexit entre los periodistas del Reino Unido?

R: El Brexit ocupa todo el debate público y provoca la parálisis política de los demás problemas. Muchos afiliados del NUJ se refieren con frecuencia a su propia ansiedad. De modo que el Brexit resulta estresante para los periodistas y para los medios. Una especie de locura que aumenta la polarización en general. Eso es preocupante. Además, hay que recordar que se vivió una situación previa similar que fue el referéndum sobre la independencia de Escocia. Ahora la quiebra social tiene que ver con el Brexit. Y ante el debate sobre el futuro del país, los periodistas se convierten en sospechosos. Sufren ataques de bandos distintos, enfrentados, mientras se difunden todo tipo de ideas conspiracionistas.

Michelle Stanistret, Secretaria General del NUJ (UK and Ireland)
Michelle Stanistreet, Secretaria General del NUJ (UK and Ireland)

P: ¿Qué mensaje habéis querido lanzar aquí, en esta  conferencia mundial sobre la libertad de prensa?

R: Hemos venido a esta conferencia determinados a reiterarle al Gobierno británico que está muy bien defender la libertad de prensa en todo el mundo, pero que hay que empezar protegiendo a los periodistas y al periodismo en el Reino Unido. Hay iniciativas legislativas y actos que socavan el periodismo en nuestro propio país.

P: ¿Donde se sitúan esos retrocesos? ¿Tienen que ver con los periodistas mismos, con los medios propiamente dichos o con la situación general?

R: En el último período, los retos que afrontamos se han hecho más difíciles por el retroceso de la economía en el Reino Unido. Ha habido recortes de empleo en distintos medios de comunicación; también un deterioro para muchos periodistas autónomos (freelances). Y muchos de esos recortes no tienen razón de ser, si no fuera por el oportunismo de los propietarios de los medios. Para ellos, la crisis económica mundial ha sido sólo un pretexto para reducir plantillas y congelar presupuestos, sobre todo en los medios tradicionales. Esa contracción del sector ha sido especialmente severa en los periódicos. Y se ha reforzado la tendencia a concentrarlos en unas pocas manos. Somos conscientes de que es una tendencia mundial, pero consideramos un problema serio que sólo tres o cuatro grupos dominen ese mercado. Los propietarios de los diarios británicos de circulación nacional son muy pocos y siempre ponen por delante su beneficio, antes que el periodismo, la honradez editorial y la calidad de las noticias.

P: ¿Puedes ampliar otros retos y problemas a los que se enfrenta el periodismo británico?

R: Afrontamos retos legales junto al deterioro de las condiciones en las que trabajan los periodistas, sobre todo los de los niveles más bajos. Hemos hemos sufrido también episodios de espionaje a los periodistas para averiguar sus fuentes y quienes eran sus informantes. También ha habido intervenciones para obtener material de los reporteros, en lugar de investigar de manera correcta. Episodios similares se han producido en otros países, lo sabemos. Pero aquí forman un conjunto de retos que debemos afrontar.

En años recientes, las revelaciones de prensa de que la policía llevaba a cabo en secreto operaciones de vigilancia de determinados periodistas y de sus fuentes, provocaron protestas y varias campañas del NUJ contra esos métodos. En septiembre de 2018, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminó que el Gobierno británico había amparado programas de vigilancia masiva de periodistas que violaban la libertad de prensa. Por cinco votos contra dos, el TEDH estimó que había habido una violación de varios artículos (especialmente de los artículos 8 y 10) de la Convención Europea de Derechos Humanos que había sido “indiscriminada, sin garantías ni supervisión” legal suficientes. Esas revelaciones surgieron a partir de la documentación filtrada por Edward Snowden en 2013.

Pancartas en la puerta de la Conferencia Global sobre la Libertad de Prensa oponiéndose a la extradición a Estados Unidos de Julian Assange. Londres, 10 de julio de 2019

P: Ante ese panorama general, ¿donde está la BBC ahora, en qué situación se encuentra?

R: La BBC tiene un gran renombre en todo el mundo. Y sin embargo, nunca ha estado tan amenazada de interferencia gubernamental. Ha habido una subida del canon que pagan los ciudadanos que ha impulsado lo contrario : menos ingresos en conjunto. Eso ha sucedido dos veces en una década. Y ha habido restricciones de programación y pérdidas de calidad periodística. De ahí que nosotros hayamos hecho una campaña para que no suba el canon. La independencia de la BBC no puede convivir con su conversión en un partido de fútbol de la clase política.

Amal Clooney, embajadora del Foreign Office para la libertad de expresión, se dirige al plenario de la Conferencia Global para la Libertad de Prensa. Londres, jueves 11 de julio de 2019.

Michelle Stanistreet, a pesar de sus respuestas críticas sobre la situación en el Reino Unido, terminó su intervención del miércoles afirmando que esperaba que la Global Media Freedom Conference se convirtiera en un impulso positivo para la libertad de prensa en todo el mundo.

—————————————-

Sobre el contenido y el desarrollo de la Global Media Freedom Conference, ver: http://fape.es/la-fape-asistio-a-la-conferencia-global-sobre-la-libertad-de-prensa-celebrada-en-londres/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. 1976, colaborador del diario "Hoy" (Extremadura, España). Hasta 1984, también de otras publicaciones de información general. Entre 1984 y 2008, estuvo en Televisión Española, siete años como corresponsal de TVE en Francia; varios más en la sección internacional. Cubrió la actualidad en diversos países europeos, así como de varios conflictos internacionales (Argelia, Albania, Kosovo, India e Irlanda del Norte, sobre todo). En la Federación Internacional de Periodistas ha sido miembro del Presidium del Congreso de la FIP/IFJ (Moscú, 2007); Secretario General Adjunto (Bruselas, 2008-2010); consejero del Comité Director de la Federación Europea de Periodistas FEP/EFJ (2013-2016); y consejero del Comité Ejecutivo de la FIP/IFJ (2010-2013 y 2016-2019). Es corresponsal del diario francófono belga "La Libre Belgique".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.