Cáncer de páncreas: una puerta a la esperanza

0
2

Un reciente estudio publicado en PNAS, justifica un primer tratamiento efectivo para frenar la progresión del tipo más común de páncreas; el adenocarcinoma ductal pancreático. Los investigadores del instituto Hospital del Mar de Investigaciones médicas, del CNIO y del laboratorio de inmunopatología (Instituto de Biología y Medicina Experimental) de Buenos Aires han podido inhibir la proteína galactina-1 como terapia que podría ser la vía para lograr la progresión de este cáncer.

El adenocarcinoma ductal pancreático es el subtipo más frecuente de cáncer de páncreas que representa el 85% de los casos diagnosticados y, a pesar de que su prevalencia es de solo el 3%, es el cuarto en el número de muertes relacionadas con esta enfermedad. En España, en el año 2017 se detectaron 3.513 en hombres y 3.401 en mujeres.

Presenta una supervivencia de solo el 8% al cabo de 5 años, y se calcula, que en el año 2030 podría ser la segunda causa de muerte por cáncer en los países desarrollados. Los bajos niveles de supervivencia los provoca el hecho que no hay ninguna forma de diagnóstico precoz, ya que presenta una baja sintomatología y cuando se detecta a menudo ya se encuentra en estadios avanzados, sumado al hecho que no responde a tratamientos convencionales.  Actualmente no existe tratamiento curativo y este podría serlo dado que ha dado resultado en roedores.

Según indica la coordinadora del estudio, “nuestro grupo ya había demostrado anteriormente el potencial de Gal1 como diana terapéutica en PDA, pero esta vez hemos hecho el estudio con un modelo transgénico de ratón desarrollado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que presenta la mutación más frecuente que se encuentra en los tumores de páncreas, la mutación del oncogén KRas, lo que nos ha permitido recapitular de forma precisa la progresión tumoral que se observa en humanos”.

Los tumores ductales de páncreas se desarrollan en un microambiente tumoral particular y esa es una de las claves para entender cómo es resistente a las quimioterapias convencionales. Actualmente tampoco tiene éxito la inmunoterapia por los fibroblastos que son los responsables de la producción de la galectina-1. Esta proteína que es la responsable del crecimiento del tumor, incrementa su proliferación, migración y invasión con lo cual cada vez es más agresivo. Mantiene el sistema inmunológico deprimido y hace que el tumor permanezca invisble.

Con la inhibición de la galectina-1, se frenaría el crecimiento del tumor y se restablecería la el sistema inmunológico de forma que este rechazaría las células tumorales. El adenocarcinoma de páncreas es un tumor altamente agresivo que no responde a los tratamientos que existen actualmente que no dejan de ser limitados. Por lo tanto, la identificación preclínica de nuevas dianas terapéuticas abre una esperanza para el desarrollo de nuevos fármacos en estos pacientes, que primero habrá que testar en ensayos clínicos.

El páncreas (del griego πάγκρεας “todo carne”)​ es un órgano situado en el abdomen que tiene secreción exocrina formada por enzimas digestivas que pasan al intestino delgado y secreción endocrina formada por hormonas que pasan a la sangre, como la insulina, glucagón, polipéptido pancreático y somatostatina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.