Cannes 2017: “The Square” divertida sátira del sueco Ruben Ostlund

Una buena sorpresa de esta competición oficial de Cannes 2017: “The Square”, del director sueco Ruben Ostlund, añadida en el último momento por Thierry Fremaux a la lista de 19 películas que compiten para la Palma de Oro.

Ruben Ostlund
Ruben Ostlund. Arriba, perfomance “the square”

Se trata de una tónica y generosa comedia de tono un  tanto surrealista, en la que Ostlund denuncia la hipocresía de nuestras sociedades occidentales sobre el muy universal tema de la tolerancia, la solidaridad, la convivencia social, la confianza en el prójimo y los mecanismos del miedo y del a menudo cobarde comportamiento humano.

Su protagonista, el excelente actor danés Claes Bang, es Christian, un hombre divorciado con dos hijas pequeñas, conservador de un gran museo de arte contemporáneo, que prepara una exposición sobre la tolerancia y la confianza mutua, con una instalación artística denominada “The square”.

El proyecto de esta película nació de hecho de la exposición artística organizada por Ruben Ostlund y Kalle Borman en el Museo del diseño en la ciudad sueca de Varnamo.

Se trata de un cuadrado dibujado en el suelo, de cuatro metros sobre cuatro, que es simbólicamente un  santuario o espacio de libertad, altruismo y fraternidad, en el interior del cual “todos tenemos los mismos derechos y deberes”. Una invitación a mejorar la actitud de los ciudadanos con los extranjeros.

Con claves de comedia satírica, Ostlund  pone a prueba los nervios y las convicciones progresistas de Christian, ese intelectual al que un día le roban en la calle su teléfono móvil, su billetera y hasta los gemelos de la camisa, cuando generosamente creía ayudar a una joven perseguida por un energúmeno.

La protagonista femenina es la americana Elisabeth Moss, en el papel de una joven periodista que  vive con un chimpancé, y participa en dos de los mejores momentos cómicos del film: una entrevista con el conservador del museo, sobre los términos tan sabios como poco comprensibles con que se anuncia la exposición, y una escena de cama anti romántica, con discusión sobre cómo deshacerse de un preservativo.

Ostlund describe con ironía esa fractura social existente entre los barrios burgueses y las barriadas populares, que el  protagonista se ve obligado a visitar en busca de su teléfono móvil, localizado con el ordenador.  El miedo al otro, al extranjero, al que es diferente, o que forma parte de otra clase social, y la cuestión de la confianza en el prójimo está presente con humor a lo largo de la película.

¿Intervendría usted para ayudar alguien que sea  agredido?, ¿se fía usted de alguien que no conoce? ¿Hasta dónde llega su generosidad y su altruismo? Todas esas preguntas que se plantea  el protagonista, invitan al espectador a la reflexión.

La picaresca de los mendigos en la calle, la indiferencia de los ciudadanos que prefieren ignorar la miseria que les rodea, pero también la parodia de ciertas concepciones del arte contemporáneo, alimentan  este guion que culmina con una secuencia mucho más corrosiva de “performance” artística totalmente surrealista, dirigida a  evidenciar la cobardía y el miedo  del ser humano, en una cena mundana, digna de película de Luis Buñuel, pero estilo sueco.

Único bemol, en su voluntad de ser didáctico, en esta especie de parábola del buen samaritano, Ostlund alarga innecesariamente el desenlace en  sus 2h 22 minutos de metraje.

Ganador del premio del jurado en 2014, en la sección un certain regard con su película “Snow terapy”, Ruben Ostlun es la primera vez que compite en la carrera por la Palma de Oro.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.