CGT pide apoyo para organizaciones sociales kurdas

La CGT denuncia que el gobierno autocrático de Erdogan da otro paso más en la escalada represiva contra el pueblo kurdo, los sindicatos, los movimientos sociales y la prensa libre en Turquía al detener a los dos colíderes y hasta nueve diputados y diputadas más del opositor Partido Democrático de los Pueblos (el HDP, que cuenta con un sistema de presidencia compartida).

Milicianas kurdas en Kobané

Según la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CGT, desde el 22 de junio de 2014 son el líder kurdo Selahattin Demirtaş y la socialista Figen Yüksekdağ quienes comparten dicha presidencia del partido. En las elecciones generales celebradas el 7 de junio de 2015 consiguió el 13,1 % de los votos y 80 escaños. De los 550 candidatos, 268 eran mujeres. En las listas del HDP estaba Baris Sulu, el primer candidato abiertamente gay en Turquía. Defiende también la igualdad de derechos para las mujeres, los derechos de las minorías, la protección del medioambiente y los derechos de la comunidad LGBT.

En la CGT sostienen que desde el resto de Europa se debe apoyar y difundir la denuncia y las protestas contra la acción continuadamente represiva de los sucesivos gobiernos turcos – y mucho más del actual – contra el pueblo kurdo y cualquiera de sus instituciones: “el actual gobierno que dirige con mano de hierro Erdogan es el mismo ejecutivo con el que la UE firmó el vergonzoso acuerdo de trata legal de migrantes, por el que Turquía recibirá 6000 millones de euros (en dos pagos de 3000) a cambio de frenar la llegada de inmigrantes y refugiados a la Europa comunitaria, encerrándoles en campamentos que no reúnen las condiciones humanitarias exigibles”.

El mismo gobierno “lleva años persiguiendo, deteniendo y reprimiendo al sindicalismo combativo, a los periodistas independientes, a los jóvenes que protestan contra la represión y despidiendo a los profesores y funcionarios que no son serviles al gobierno”.

Para la CGT la detención por la policía de Erdogan de parlamentarios opositores, así como la falta de garantías democráticas para para el ejercicio del periodismo o la docencia, merece un rechazo total, y lamentan que “quienes se llenan la boca a diario con frases huecas sobre la democracia y la representatividad de los elegidos por el pueblo, esas instituciones cuyas voces tendrían más eco, callan”.

La CGT señala que tras las detenciones y la falta de libertades para el pueblo y la prensa está la continuidad en la represión al pueblo kurdo que quiere ser libre y el sindicato se pronuncia “frente al nuevamente cómplice silencio de potencias que en su día decidieron repartir el territorio de ese pueblo entre cuatro países (Turquía, Siria, Irak e Irán) creando así diáspora, genocidio y confrontación entre personas, pueblos y culturas”.

La CGT concluye que se debe apoyar el proceso de confederalismo democrático que se está dando en amplias zonas del Kurdistán porque “como anarcosindicalistas creemos en la posibilidad de construir pueblos y sociedades sin Estado mediante procesos de autonomía personal y colectiva”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.