Compra de acciones vs. Trading de CFDs: ¿Cuál es la diferencia?

Cuando se trata de comprar acciones, se puede ser inversor o especulador. Un inversor posee una acción a largo plazo, mientras que un especulador capitaliza la volatilidad a corto plazo. Tanto los inversores como los especuladores tienen como objetivo ganar dinero dependiendo de la precisión de sus predicciones.

Trading de CFDs

Como dice el reconocido inversor Warren Buffet, invertir es un juego a largo plazo. Cuando invierte en una acción común, está invirtiendo en la empresa emisora. En consecuencia, sus ojos deben estar en los fundamentos de la empresa, incluido su plan de crecimiento a largo plazo.

Sin embargo, en la especulación, su enfoque son los movimientos de precios a corto plazo que resultan de las fuerzas de la demanda y la oferta. Los especuladores pueden intentar ganar dinero tanto en los mercados en alza como en caída en función de su estrategia.

Cómo especular sobre las acciones

Se puede especular sobre las acciones comprando a bajo precio y vendiendo a precio alto o a través de lo que se conoce como venta al descubierto. En las ventas al descubierto, el especulador toma prestadas del broker las acciones que cree que bajarán de precio y las vende a la tasa actual. Luego, tiene que esperar a que bajen los precios, después de lo cual se recompran las acciones y se las devuelve al broker, quedándose con la diferencia. Un trader experimenta pérdidas en ventas al descubierto si el precio de la acción va en contra de su predicción.

También se puede especular sobre acciones a través de un producto derivado conocido como Contrato por Diferencia (CFD). En general, el trading de CFDs implica especular sobre los movimientos de precios sin poseer el activo subyacente.

Puede negociar CFDs online con brokers de CFD como capex.com. La mayoría de los brokers online ofrecen CFD en múltiples productos, como acciones, divisas, índices y materias primas.

¿Qué son los CFDs sobre acciones?

Cuando se compra un CFD de acciones, se suscribe un contrato con el bróker para capitalizar las tendencias del mercado prediciendo el precio de las acciones subyacentes.

Si la predicción es correcta, se cobra la diferencia; si es errónea, se pierde dinero por cada punto en que el mercado se mueve en contra de la predicción. También se pueden vender al descubierto CFDs de acciones al pedir prestado los CFDs a un broker, venderlos a un precio alto y luego comprarlos a menor precio cuando el precio baja.

Lo mejor de los CFDs sobre acciones es que se puede especular sobre los mercados en alza y en baja. Además, no requieren que pague el impuesto de timbre, ya que no posee el activo subyacente.

También vale la pena mencionar que los CFDs de acciones se negocian en un margen, lo que significa que puede abrir una posición más grande de lo que permite su capital. El trading en márgenes proporciona tanto una oportunidad como un riesgo en el sentido de que obtiene ganancias magnificadas si el mercado se mueve a su favor y grandes pérdidas si va en contra de su predicción.

Ventajas de negociar acciones a través de CFDs

Tradicionalmente, se pueden negociar acciones en margen, pero el apalancamiento es pequeño, y el broker debe mantener una parte de sus valores como garantía. Los CFDs, por otro lado, tienen un alto apalancamiento y no hay ningún requisito de garantías dado de que no posee el activo subyacente.

Normalmente, un CFDs suele ser equivalente a una acción, pero el emisor de CFDs solo requiere que deposite el 20 % del valor del contrato. Por ejemplo, cuando compra 1000 XYZ CFD a $ 10 cada uno y un margen del 20 %, solo necesita depositar $ 2000 en lugar de 10 000. Como se mencionó anteriormente, el trading en margen puede traducirse en una alta rentabilidad, pero también puede resultar en pérdidas magnificadas.

Otra ventaja del trading de CFDs de acciones es que son más baratos que el activo real. En primer lugar, los traders de CFDs no pagan el derecho de timbre, ya que no son dueños del activo subyacente. En segundo lugar, no hay comisiones ya que el broker obtiene un margen de cotización. Los diferenciales cobrados por el broker pueden ser fijos o flotantes.

Los CFDs también son fácilmente accesibles en comparación con la compra tradicional de acciones. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, puede negociar CFDs de acciones con una inversión de capital de tan solo $ 100. Con los CFDs, los traders pueden acceder fácilmente a acciones líderes como Facebook, Microsoft, Google, Amazon y Netflix. Debe registrarse con un broker online y depositar la cantidad mínima para comenzar el trading.

Conclusión final

Si bien los CFDs de acciones brindan una gran variedad de oportunidades, no están exentos de riesgos. Como se mencionó anteriormente, están altamente apalancados, lo que significa que un pequeño movimiento negativo en el mercado puede resultar en enormes pérdidas.

Además, los CFDs no están regulados tan estrictamente como otros instrumentos financieros. Esto significa es que la probabilidad de ser estafado es alta. Por eso es importante elegir un broker regulado por un organismo regulador respetado, como la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre.

Por otro lado, mantener los CFDs por mucho tiempo puede ocasionar costos significativos, dado que hay un cargo por mantenerlos durante la noche.

Si está planeando negociar CFDs, le recomendamos que invierta en formación y que realice una diligencia debida suficiente antes de abrir una cuenta con un broker.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.