Condena por expresiones vejatorias e insultantes en Twitter

La Audiencia Provincial de Sevilla (España) ha ratificado una sentencia que condena al abogado y empresario Luis Pineda, propietario del negocio jurídico y editorial Ausbanc, por intromisión ilegítima en el derecho al honor del periodista y portavoz de Facua, Consumidores en Acción Rubén Sánchez, al utilizar en Twitter “expresiones y comentarios vejatorios e insultantes” cuya “reiteración” representa “una muestra clara de la intención de atentar contra el honor ajeno”.

Luis Pineda y Rubén Sánchez
Luis Pineda y Rubén Sánchez

Facua califica esta sentencia de “pionera” porque es la primera vez que en España se obliga a un condenado a publicar el fallo de la sentencia a diario a lo largo de todo un mes.

Cada día durante un total de treinta, Pineda está obligado a publicar en su cuenta de Twitter (@LuisPineda_) que ha sido condenado por difamar a Rubén Sánchez, por ser este mismo medio el utilizado para la difamación y por haber sido ésta tan reiterada y constante como lo habrá de ser ahora la corrección.

Tal y como se solicitó en la demanda, el fallo condena “a publicar el fallo de la sentencia a través de la cuenta de Twitter del demandado, mediante la transcripción del fallo en un tweet usando una herramienta creada al efecto para aumentar el número de caracteres permitidos, publicándolo durante 30 días en el horario de mañana (de 9 a 14 horas) o tarde (de 17 a 22 horas)”.

Además, el dueño de Ausbanc deberá indemnizar a Sánchez con 4000 euros y borrar los 57 tuits objeto de la demanda. Se trata de mensajes como “por cobrar fondos ilegales se puede ir a la cárcel, no?”, “cuándo explicas tus facturas fraudulentas y dimites de FACUA”, además de insultos como “golfo”, “imbécil”, “corrupto”, “vago”, “sinvergüenza”, “vividor”,”caradura”…

Primera de varias acciones judiciales contra Pineda

Facua recuerda que esta sentencia es consecuencia de una demanda interpuesta en octubre de 2013. Tras ella, el periodista ha emprendido sucesivas acciones civiles y penales contra Pineda, quien lleva años insultándole y vertiendo imputaciones delictivas contra él, su familia y amigos. En todas estas actuaciones judiciales, Rubén Sánchez ha estado representado por el abogado David Bravo. También FACUA ha llevado a los tribunales al propietario de Ausbanc y su negocio.

El condenado viene acusando a Sánchez de corrupción, robo, facturas falsas y fraude fiscal. En los dos últimos años, Pineda ha publicado más de 600 mensajes en Twitter y decenas de reportajes en los medios de comunicación de Ausbanc con todo tipo de insultos e imputaciones delictivas para inventar que el portavoz de FACUA y su organización están implicados en la trama de los ERE, el presunto fraude en los cursos de formación y el caso de las presuntas facturas falsas de UGT-Andalucía. Pineda ha llegado a afirmar que Rubén Sánchez es un”mafioso” que utiliza “sicarios” y a sugerir vínculos con la pedofilia.

El propietario de Ausbanc también se valió de Manos Limpias, de la que es abogado, a fin de que denunciase al portavoz de FACUA inventando que emitió facturas falsas para el sindicato UGT-Andalucía. El titular del juzgado que instruye el caso ha emitido dos autos en los que rechaza imputar a Sánchez y el fiscal anticorrupción ha señalado que ni siquiera existen sospechas contra él. Tanto FACUA como su portavoz preparan acciones judiciales contra Manos Limpias.

Además de lanzar sus insultos y acusaciones calumniosas para que los leyeran sus seguidores en Twitter, Pineda viene dirigiendo numerosos tuits a conocidos políticos, actores, periodistas, empresas, instituciones y medios de comunicación, seleccionados cuidadosamente para intentar minar la fama y reputación de Sánchez.

Según una comunicación de Facua, Luis Pineda fue durante la transición política en España el líder de una banda de ultraderecha, el Frente de la Juventud, por cuyas actividades fue detenido en aplicación de la ley antiterrorista y posteriormente condenado por delitos como el robo a mano armada. A mediados de los 80 creó Ausbanc, un negocio que se hace pasar por asociación de consumidores y cuya principal vía de financiación es la banca.

En 2007, la Audiencia Nacional echó a Ausbanc de la acusación popular en las causas penales abiertas a Fórum y Afinsa (dos entidades filatélicas juzgadas por una estafa piramidal) por fraude procesal, ya que Pineda se dedicaba a defender públicamente a ambas empresas filatélicas, que habían pagado a Ausbanc 2,45 millones de euros en publicidad. En 2014, Ausbanc fue expulsada del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.