Congresistas hispanos de EEUU contra la deportación de niños

Legisladores estadounidenses de origen hispano se han manifestado «rotundamente» en contra del proceso de deportación de menores que se quiere instaurar, y pidieron al presidente Barack Obama que salvaguarde sus derechos ante la ley.

Luis Gutíerrez
Luis Gutíerrez

El legislador demócrata por Illinois Luis Gutiérrez dijo que apoya la aprobación de los 3700 millones de dólares suplementarios pedidos por Obama el martes pasado para enfrentar la crisis, solo «si no se hacen cambios» a la ley vigente de 2008 que impide la deportación inmediata de los menores procedentes de Centroamérica.

«No podemos poner en riesgo a nuestros niños, queremos dejar claro que nuestra prioridad es proteger sus derechos», resaltó el congresista, en rueda de prensa, donde subrayó que hacen falta «recursos para protegerlos no para criminalizarlos».

Ese cambio en la ley es una de las medidas que evalúa la Casa Blanca para agilizar la deportación de los menores inmigrantes que llegan masivamente al país y que según cálculos oficiales suman 57.000 en los últimos diez meses, la mayoría procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador.

La ley de 2008, promulgada durante el mandato de George W. Bush, impide la deportación en el acto de los menores indocumentados de países que no compartan frontera con Estados Unidos, como sí es el caso de los niños mexicanos, y obliga a que sus casos sean escuchados individualmente por un juez de migración.

El bloqueo de la reforma migratoria por parte de los republicanos en la Cámara de Representantes dejó a Obama «solo», dijo Gutiérrez, quien subrayó que el demócrata debe «actuar en consecuencia».

«No podemos dejar que esta crisis humanitaria nos distraiga del hecho de que la ausencia de reforma migratoria está devastando a la comunidad hispana», recordó el legislador, quien también pidió «no olvidar el récord de deportaciones registrado durante la gestión de Obama».

Organizaciones defensoras de los inmigrantes denunciaron que las deportaciones de indocumentados superaron los dos millones desde que Obama ocupa la presidencia, una cifra sin precedentes en anteriores administraciones.

El presidente del grupo legislativo hispano de la Cámara de Representantes, el demócrata Rubén Hinojosa, pidió «humanizar» el trato hacia los niños, de quienes dijo que «son las caras de nuestras comunidades».

La congresista hispana Loretta Sánchez (California) adelantó que el Caucus (asamblea partidaria local) debatirá en breve con el presidente Obama un memorando con una serie de recomendaciones para «humanizar» el trato a los inmigrantes. «Los hispanos estamos unidos ante esta crisis», dijo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.