Crónica de un fracaso: por qué MerkurMagic no funcionó en España

MerkurMagic fue un casino online que gozó de una enorme popularidad en España. Con sus tragaperras exclusivas y fuerte enfoque al juego responsable, la compañía logró obtener una base de usuarios importante.

MerkurMagic candado

Sin embargo, Merkur decidió cerrar sus puertas en octubre de 2020 tras cinco años de operaciones. Esa media década de trabajo no dio los frutos esperados, y la compañía se fue dejando tras de sí una estela de parados y usuarios decepcionados.

Pero ¿quién es el culpable de la desaparición de MerkurMagic? Ciertamente no es la empresa matriz, el Grupo Gauselmann, un consorcio alemán que suma más de sesenta años de experiencia y reporta sendas utilidades en sus subsidiarias extranjeras.

El culpable parece obvio: la COVID-19. Pero aunque pudo haber influido, ciertamente no fue quien dio la estocada final.

Para entender por qué MerkurMagic se marchó, hay que analizar una cruda realidad española: nos gustan los juegos de azar; quizás demasiado. Por esto, el número de ludópatas crece cada año, y hoy por hoy el país ostenta la deshonrosa primera plaza de adicción al juego juvenil en toda Europa.

En vistas de la pandemia (la de la adicción al juego, no la otra), el gobierno español finalmente decidió tomar cartas en el asunto. Y fruto de ese trabajo nació el Real Decreto 958/2020, anunciado a mediados del año pasado y aprobado en noviembre.

El RD plantea una serie de restricciones a la publicidad de las apuestas. Ahora, las compañías de juegos tienen prohibido hacer cualquier tipo de anuncio fuera del horario de entre 1:00 a.m. y 5:00 a.m. Además, ninguna persona cuyo rostro sea conocido puede aparecer en una  publicidad de un casino o una casa de apuestas.

Aunque estos puntos generan malestar entre los operadores, son otras dos restricciones las que no solo les provocan jaquecas, sino fuertes pérdidas económicas: la prohibición de los patrocinios deportivos y los bonos de bienvenida.

La reacción del sector del juego no se hizo esperar. Jdigital, la asociación que agrupa al 80 por ciento de los casinos online del país, presentó un recurso que ya fue admitido por el Tribunal Supremo. En él, la patronal argumenta que las medidas promueven el juego ilegal y deja a los consumidores en un estado de indefensión.

Hasta el momento no hay ningún dictamen al respecto, pero los efectos del Real Decreto 958/2020 son evidentes. Ante la eliminación de los bonos de bienvenida, muchos casinos han empezado a tener problemas para captar nuevos clientes.

Regresando por un momento a MerkurMagic, un análisis realizado por expertos en casinos online determinó que su bono de bienvenida era uno de los mejores de España. El casino entregaba hasta 150 € a los nuevos clientes, además de cien tiradas de cortesía para las tragaperras.

Y finalmente llegamos al quid del asunto: MerkurMagic acabó sus operaciones en España ante el escenario caótico propiciado por el Real Decreto 958/2020. En otras palabras, el gobierno liquidó a Merkur.

Quizás algunos celebren sobre la tumba de este casino alemán. Pero ¿en realidad hay algo que festejar? Se fue Merkur, un casino legal, pero permanecen decenas de sitios web ilegales que no les importa en lo absoluto lo que debata el gobierno español.

La ludopatía es un problema que no debe barrerse debajo de la alfombra. No obstante, es probable que la postura del gobierno de restringir a los operadores legales no sea la más apropiada.

En lugar de asumir el papel de padre severo, tal vez sea más efectivo que los políticos apoyen a la ciudadanía, les doten de herramientas y preparen para los posibles efectos nocivos del juego. Después de todo, si algo nos ha enseñado la historia, es que las prohibiciones solo sirven para agraviar los problemas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.