¿Cuánto tarda un seguro de coche en tramitar un parte?

Sufrir un accidente de tráfico no es plato de buen gusto para nadie. Cada vez que te veas implicado en un siniestro tendrás que avisar a la compañía de seguros, y esto hay que hacerlo independientemente de la gravedad del incidente –la gran mayoría de los siniestros registrados son de carácter leve y se quedan en un susto y, quizás, alguna ralladura-.

siniestros seguros automóvil

El papeleo comienza en el mismo lugar del accidente, donde los implicados deberéis rellenar el parte amistoso para registrar cómo ha sido el incidente y poder resolver el asunto de la forma más justa y rápida posible. Después, toca utilizar el contacto de Línea Directa o de la compañía aseguradora que tengas contratada para notificar el siniestro y para que se inicien las gestiones pertinentes de forma que el conflicto pueda solucionarse mediante la reparación del vehículo o el pago de una indemnización.

Los plazos de los trámites

Lo normal es que la empresa solicite una información amplia y completa del suceso, empezando por sus causas y terminando por sus consecuencias. El plazo para informar del siniestro es de hasta siete días a partir del accidente. Si el asegurado notifica el suceso más allá de esos siete días reglamentarios, la aseguradora, aunque estará obligada a hacer frente a la indemnización, podrá llegar a reclamar daños y perjuicios al asegurado.

La teoría dice que, tras esto, los vehículos son reparados y que las aseguradoras hacen los pagos que correspondan. Sin embargo, la realidad a veces no se ajusta a lo que los implicados quisieran y todo puede dilatarse en el tiempo más de lo deseable.

Como conductor y asegurado te conviene saber cuánto tiempo puede tardar una compañía de seguros en pagar la indemnización y qué sucede si no se ajusta a los plazos marcados por la ley. De lo que sí que no hay duda es de que la empresa con la que firmaste tu póliza está obligada a responder si se cumplen los requisitos acordados en el contrato y si el pago del seguro está al corriente y en vigor.

Una vez que la compañía de seguros ha sido debidamente informada del siniestro cuenta con un plazo de hasta cuarenta días naturales para hacer el pago del importe mínimo. ¿Qué significa esto? Cada siniestro cuenta con su propia valoración de daños y durante el proceso puede darse una horquilla de euros. El valor más bajo de esa horquilla es el que está obligado a pagar la aseguradora en esos cuarenta días naturales. Por ejemplo, si has sufrido un accidente con tu coche y se establece una estimación de indemnización de entre 3.000 y 4.000 euros, la compañía debe pagar en esos 40 días, por lo menos, 3.000 euros; el importe mínimo.

La aseguradora deberá satisfacer el pago íntegro de la indemnización en un plazo máximo de tres meses desde que se notificó el siniestro, siempre y cuando hayan finalizado las labores de investigación y peritación del incidente.

En el caso de que el pago mínimo se haya retrasado del periodo estipulado, la empresa tiene que pagarte unos intereses por mora. Si aun así la compañía se niega a pagarte los intereses, puedes presentar una reclamación a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones –DGSFP- y la empresa será sancionada y deberá pagarte una indemnización mucho más elevada.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.