Depredadores de la libertad de prensa 2021

Reporteros sin Fronteras (RSF) publica una galería de retratos sombríos: los de 37 jefes de Estado o de gobierno que imponen una represión masiva contra la libertad de prensa por todo el mundo. Algunos de estos “depredadores de la libertad de prensa” llevan más de dos décadas en activo, mientras que otros se estrenan en esta lista negra que, en 2021, tiene la particularidad de incluir por primera vez a dos mujeres y al primer ministro de un país de la Unión Europea.

En su edición de 2021, la galería de depredadores que establece RSF incluye a 37 jefes de Estado o de gobierno. Casi la mitad de ellos (17) aparecen por primera vez en la lista, cuya anterior edición data de 2016, cinco años atrás. Todos son jefes de Estado o gobierno que imponen una represión masiva mediante maquinarias de censura, encarcelamiento arbitrario de periodistas o incitación a la violencia contra estos. Algunos incluso tienen sangre de periodistas en sus manos por haber alentado directa o indirectamente su asesinato.

Dieciséis de los depredadores mencionados en la lista se encuentran en países coloreados en negro en el mapa de la libertad de prensa y otros 19 están en países en rojo, es decir, lugares donde la situación se considera muy grave o difícil para el ejercicio del periodismo. Estos dirigentes, que cuentan con una media de edad de 66 años, proceden en buena parte de la región de Asia y el Pacífico, que por sí sola proporciona trece de los 37 tiranos incluidos en la lista.

Para el el secretario general de la organización, Christophe Deloire, «cada uno de estos depredadores tiene un estilo particular. Algunos siembran el terror con órdenes irracionales y paranoicas, y otros ponen en marcha estrategias muy elaboradas y basadas en leyes liberticidas. Un desafío importante hoy en día es que estos depredadores paguen el precio más alto posible por la represión. No permitamos que sus métodos se conviertan en el ‘new normal´, en la ‘nueva normalidad’».

Nuevos rostros

Entre los recién incorporados, el más notable es posiblemente el príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán, de 35 años de edad, que concentra todo el poder y está a la cabeza de una monarquía que no tolera a los medios libres. Ejerce una represión polifacética, compuesta por espionaje, amenazas que en ocasiones acaban en secuestros, actos de tortura, y hasta lo inimaginable. El terrible asesinato en 2018 de Jamal Khashoggi reveló un método de depredación simplemente bárbaro.

También aparecen en la lista, por primera vez, en un género muy diferente, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cuya retórica sucia y beligerante contra la prensa ha experimentado un notable aumento desde que comenzó la crisis sanitaria, y un jefe de gobierno europeo, el húngaro Viktor Orbán. Este último, que se ha proclamado a sí mismo partidario de la «democracia antiliberal», no ha dejado de trabajar de manera incansable para deshacerse eficazmente del pluralismo y la independencia de los medios desde su regreso al poder, en 2010

Mujeres depredadoras

Asia proporciona dos depredadoras, las primeras mujeres en la lista. Una de ellas, Carrie Lam, lidera un régimen que aún era democrático cuando ella asumió el poder. Es la jefa ejecutiva de la Región Administrativa Especial de Hong Kong desde 2017 y ha demostrado ser una marioneta en manos del presidente chino XI Jinping. Ahora, Lam apoya abiertamente las políticas liberticidas del mandatario chino, que han llevado a la desaparición, el 24 de junio de este año 2021, del principal diario independiente de Hong Kong, Apple Daily, y al encarcelamiento de su fundador, Jimmy Lai, ganador en 2020 del Premio Especial RSF a la Libertad de Prensa.

La segunda es Sheikh Hasina, que gobierna en Bangladesh desde 2009. La hija del héroe de la independencia aprobó en 2018 una ley de seguridad digital que ha llevado a juicio a más de 70 periodistas y blogueros.

Los históricos

Algunos depredadores aparecen desde hace 20 años en esta siniestra lista que elabora RSF. El presidente sirio Bachar el Asad y el guía revolucionario iraní Ali Jamenei ya figuraban en la primera galería de depredadores. Igual que, en la zona de Europa del Este y Asia Central, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el bielorruso, Alexander Lukashenko, bien conocido por su reciente ingenio en materia de represión.

RSF ya calificó como depredadores en 2001 a siete de los 37 jefes de Estado. Tres de ellos son de África, la zona geográfica que ha proporcionado depredadores más longevos: Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, de 79 años, lleva gobernando en Guinea Ecuatorial desde 1979; el presidente Isaías Afeworki, cuyo país -Eritrea- ocupa el último lugar en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021, está en el poder desde 1993. En cuanto a Paul Kagame, que en 1994 fue designado primer vicepresidente de Ruanda antes de ascender hasta el cargo más alto, en 2000, podrá permanecer en el poder hasta 2034.

Para cada uno de estos personajes, RSF ha elaborado una hoja que revela sus «métodos de depredación» donde se detalla cómo se organiza la censura o represión, y sus «objetivos predilectos», apartado que especifica qué periodistas y medios están en su mira. También se citan extractos de discursos o entrevistas con depredadores en los que estos «justifican» la represión, y se señala la posición de los diferentes países en la clasificación mundial.

En 2020, RSF publicó una lista de Depredadores digitales de la libertad de prensa y está previsto que haga lo mismo con la referida a personajes no estatales antes de fin de año.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.