Inicio / BLOGS / Derechos humanos: Protege tus datos en redes sociales

Derechos humanos: Protege tus datos en redes sociales

Tras el escándalo de la fuga de datos de Facebook y tras la comparecencia en el senado, en donde Mark Zuckerberg pidió perdón a los usuarios, la mayor parte de las personas que frecuentan las redes sociales, ignoran que sus derechos humanos están siendo violados cuando no hay protección de sus datos en todas las redes que frecuentan.

Compartir noticias, fotos, nuestra vida en diferido y poner nuestros datos personales a disposición, no solo de la red de redes sino de los amigos de nuestros amigos, es una circunstancia que quizá, aún hoy, no hemos reparado en ella. Rastrear nuestro historial en Internet; la búsqueda acerca de lo que hacemos desde Google, o la geolocalización de nuestra IP sumado a los datos que damos desde la tableta o móvil, hace que seamos presos de compañías que utilicen lo que publicamos para ofertarnos, vendernos, , etc. bienes y servicios además de otras informaciones que ignoramos quién lee y desde cuándo.

Las empresas que más rastrean nuestros datos por orden de violación de derechos humanos; del honor y de la intimidad, son Google, Facebook y Twitter; entendiendo que WhatsApp estaría considerado también dentro del bloque de Facebook porque fue comprado por este. Estas empresas analizan nuestro perfil y comparten con otras empresas lo que han encontrado, siempre para lucrarse y pueden hacer que en un momento dado, la información que les hemos cedido sin saber muy bien por qué, entre en el llamado corrido de datos.

Esto supone que las empresas de análisis de datos acumulan lo que no tienen de nosotros y nos rastrean sin que lo sepamos.

En algún sentido, al hacernos un perfil en Internet somos víctimas de la violación de la privacidad, de la libertad de expresión, tenemos un riesgo de discriminación y en el fondo, están violando con nuestro consentimiento nuestros derechos humanos. Para que esto no suceda es conveniente, una vez visto el resultado de la fuga de datos, saber con quién se comparten los mismos y en qué plataformas autorizamos la búsqueda de una foto o con quién compartimos la configuración de privacidad de nuestras cuentas; porque siempre será más de una. Es bastante frecuente que a pesar de la advertencia; Twitter quiere entrar en su perfil, usted active sin querer la plataforma y ceda sus datos sin preverlo.

Muchas plataformas tienen los medios suficientes para limitar tanto el rastreo como la configuración y es posible desactivarla; lo malo es que nunca nos lo informan y está activada por defecto. Para ello, por ejemplo en Facebook, es conveniente leer qué figura en el apartado “comprobación de la configuración de privacidad”. En ese lugar tendremos el símbolo “?” y podremos comprobar quién ve nuestras publicaciones y nuestro perfil aunque no lo hayamos exprofeso, autorizado. También se podrá leer qué aplicaciones de terceros tienen acceso a nuestros datos. Tendremos que ir una por una y eliminar aquellas que no reconozcamos o algunas que hayamos autorizado sin querrer.

En Google podremos comprobar mediante la pestaña, “Revisión de privacidad”, dentro del enlace si Google almacena nuestras búsquedas, historial y otras ubicaciones como la actividad de voz y audio y dónde nos encontramos. En esta plataforma podremos borrar la información que ya se haya recogido y podremos también impedir que Google vuelva a guardar información nuestra; ya sea de navegación o de búsquedas.

Twitter, aún no cuenta con una revisión específica de privacidad pero sí puedes acceder a la página principal para comprobar tanto la seguridad como la privacidad de la plataforma si entras al siguiente enlace: https://twitter.com/settings/safety y comprobar también la lista de aplicaciones que tienen acceso a tu cuenta en: https://twitter.com/settings/applications

Si controlamos todo lo que las redes sociales guardan de nuestro perfiles estaremos protegiendo no solo nuestros derechos humanos sino en un futuro nuestros datos para terceros. Lo cierto es que una vez fugados tantos datos y tras varios años de utilización de las plataformas ignoramos qué saben de nosotros y cuánto tienen acumulado. Aunque nuestro historial de búsuedas no cuenten nuestros datos personales, cierto es que la empresas saben cómo consumimos, qué pensamos, dónde vivimos y cuál es nuestra vida.

Si quieres bucear en los detalles técnicos sobre cómo funciona el rastreo y qué puedes hacer al respecto, el proyecto Yo y mi sombra de Tactical Tech tiene montones de consejos sobre cómo averiguar qué datos personales se están recolectando y cómo controlar tus datos. Es importante saber que existen motores de búsqueda que te permiten de forma anónima encontrar lo que necesitas en Internet. DuckDuckGo no guarda ni comparte ningún dato ni tampoco información personal de búsquedas.

También Privacy Badger es una aplicación que impide que te rastreen terceros cuando navegas en Internet. Bloquea anuncios y otros datos de rastreo. Y por último puedes cambiar de navegador a Brave o Firefox porque puedes activar manualmente la protección contra rastreo y mantendrás a raya a los anunciantes.

Es muy importante que esta información se traslade a los menores de edad que tienen abiertos perfiles en redes sociales, con y sin la autorización de sus padres. Quizá estén actualmente ofreciendo mucha información a plataformas sin que nadie lo sepa, y esto, sigue siendo una violación de sus derechos humanos, máxime, si son menores.

Si te interesan nuestros contenidos,
subscribe nuestro boletín de titulares

Sobre Ana De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. Editora Adjunta de Periodistas en Español.- Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Médica - Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la infancia y la tercera edad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com Autora del Libro Actos Sociales y Familiares (Fotografía Social) Editorial Anaya. Consultora de Comunicación. -www.consultoriadecomunicacion.com.-

Ver también

bailando la vida cartel

Richard Loncraine en “Bailando la vida”: hay biografía después de los 60…

“Esa magnífica sensación de penúltima copa de una vida, a la que es necesario agarrarse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *