Discapacidad y minas antipersona: la gran tragedia

Una conferencia más y muchas personas comprometidas, pero lo cierto es que las palabras suenan huecas cuando tras la apuesta de terminar (ya hace más de dos décadas) con las minas antipersona, todavía la acción comunitaria y los nuevos propósitos por erradicarlas se quedan en las exposiciones y en los folios de todos los que asistimos al análisis de esta sinrazón.

conferencia ONU antiminas

Naciones Unidas convocó en un marco online a varios consultores, periodistas, expertos en asuntos relativos a la paz en el mundo a exponer, un año más, las consecuencias de esta situación que lejos de solucionarse, se prolonga años y años.

Un trabajo ímprobo si hablamos en términos de análisis, pero soluciones pocas para esta situación que, lejos de verse terminada, alcanza su punto más álgido porque ahora se conoce antes su consecuencia. Escuchar que la difunta lady Diana Spencer hizo cuanto pudo para divulgar el horror de los niños que morían o que quedaban lisiados en aquel año 97 parece extraño si hablamos del siglo veintiuno, del año 2021 y de una evolución del planeta que no parece ir de la mano de esta gran tragedia.

Tras el análisis de los diversos consultores en la conferencia organizada por Naciones Unidas, que tuvo lugar el pasado doce de mayo, se hizo hincapié en la tragedia y acaso en los desastres humanitarios causados por las minas. Expuestos dichos dramas por diversos profesionales, hombres y mujeres proderechos humanos y activistas por la paz en el mundo, se dio cuenta del largo, y aún terrible camino, hacia la extinción de éstas armas y, sobre todo, de un encuentro con la paz.

A través del proyecto mineaction.org se pretende organizar un juego, (aún no está en la red), mediante el cual, los niños puedan identificar estas minas y los efectos que pueden producir en ellos.

Dentro del proyecto E-Mine, una fuente de información desarrollada por Naciones Unidas, consigue que parte de la sociedad, tanto de forma individual como colectiva, puedan coordinar acciones para detectar el impacto de las minas, los explosivos remanentes de la guerra y los recursos en ese sentido.

A lo largo de dos décadas, se han criticado los roles de las minas antipersona y se ha reafirmado el proyecto para evitar que sigan causando efectos negativos en la sociedad. Que aún continúen muriendo civiles, que tras los conflictos sigan apareciendo estas minas, hace que se siente un precedente imposible para construir la paz, según palabras de António Guterres, secretario general del la ONU.

juego minas carátula

A través de la web www.minemark.org, sita en La Haya, los niños de estos lugares en todo el mundo podrán aprender dónde están las minas; jugar a eliminarlas y, lo que es mejor, identificar cómo son si se las encuentran. Este proyecto protegerá a niños y a jóvenes además de otros grupos vulnerables golpeados por los efectos de las minas antipersona. Daños que, a día de hoy, no están reflejados y que se arrastran por ellos, siempre, derivados de las guerras que han vivido y de sus consecuencias.

Este primer prototipo de plataforma de juego online está diseñada para educar a los niños en remoto. Debido a las restricciones derivadas de la pandemia por la COVID-19, se están actualizando y aún hoy, mejorando, los diversos juegos que están previstos.

Apoyados por psicólogos y profesores, los riesgos de las minas estarán expuestos como un juego.

Desde dibujos animados hasta escenarios distintos que pasan por un libro de cuentos; un cuento para dibujar o jugar al buscaminas (siempre con el fin de identificarlas todas).

Los posibles mapas que retratan la zona de conflicto, tanto al este de Ucrania como en Azerbaiyán, permitirán a los menores conocer qué supone vivir en una zona de conflicto y, sobre todo, aprender a sobrellevar el día a día sin saber dónde están las minas instaladas; un reto, una realidad y una desgracia a partes iguales. Algo, pendiente de resolver, apostillan en Naciones Unidas.

Los supervivientes de esta realidad se encuentran, una vez más, un año más, expuestos como lo están sus compatriotas, quiénes lejos de asistir a un cambio, permanecen expectantes y aguardan a las llamadas actividades en son de paz; esas que evitarían miles de muertes y muchas discapacidades sobrevenidas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información - Periodista - Editora Adjunta de Periodistas en Español - Directora Adjunta de Aquí Madrid - Máster en Dirección Comercial y Marketing - Exdirectora del diario Qué Dicen - Divulgadora Científica - Profesora Universitaria C.C. de la Información - Fotógrafo - Comprometida con la Discapacidad y la Dependencia. Secretaria General del Consejo Español para la Discapacidad y Dependencia CEDDD.org Presidenta y Fundadora de D.O.C.E. (Discapacitados Otros Ciegos de España) (Baja Visión y enfermedades congénitas que causan Ceguera Legal) asociaciondoce.com - Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor -fundacionlopezibor.es/quienes-somos/consejo-asesor - Miembro del Comité Asesor de Ética Asistencial Eulen Servicios Sociosanitarios - sociosanitarios.eulen.com/quienes-somos/comite-etica-asistencial - Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) - Libros: Coautora del libro El Cerebro Religioso junto a la Profesora María Inés López-Ibor. Editorial El País Colección Neurociencia y Psicología https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com Actualmente escribo La makila de avellano (poemario) y una novela titulada La Sopa Boba. Contacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.