Inicio / BLOGS / Eduardo Guerrero o el espíritu de la danza

Eduardo Guerrero o el espíritu de la danza

Eduardo Guerrero, bailaor nacido en Cádiz hace una treintena de años, descubrió la danza a los seis, empezó a estudiar en serio a los trece y ese estudio incluyó además de flamenco, danza clásica y contemporánea. Ha actuado en compañías ilustres, se ha movido por el mundo, ya dio el paso de crear espectáculos propios.

Con todo ello ha ido construyendo paso a paso un estilo muy personal. Claro que esta podría ser la historia de muchos artistas, pero lo que no todos poseen es un don especial, un sello que los hace únicos. Eduardo Guerrero posee ese don, esa inspiración que convierte  su danza en  una experiencia  vital que permanece.

Edu Guerrero en su espectáculo "Faro". XXII Festival de Jerez. Foto Javier Fergo
Edu Guerrero en su espectáculo “Faro”. XXII Festival de Jerez. Foto Javier Fergo

En dos semanas le hemos visto en dos eventos del reciente XXII Festival Flamenco de Jerez: el 4 de marzo a mediodía en la Bodega Constancia de González Byass, con su espectáculo Faro donde fascinó por caña, tangos, seguiriyas y alegrías. Y esa misma noche en una participación de corte clásico en el espectáculo de Encarna Anillo Las Puertas de Gades. Ayer volvimos a verle en el  Corral de la Morería de Madrid donde actúa del 15 al 21 de marzo (21:03:2018) donde como siempre fue portador de sensaciones de esa intensidad  casi indescriptible que él proyecta desde sí mismo sobre el espectador, sea de la nacionalidad que sea, porque su lenguaje es universal.

En la danza de Eduardo Guerrero siempre está presente la diversidad de su formación. Baila flamenco, pero siempre está presente su formación clásica e incluso toques de contemporánea, sin desvirtuar en lo más mínimo la densidad de su raíz flamenca. Eduardo es muy intenso, desde todos los ángulos de donde se le mire. Intensa su estructura corporal atlética, que recuerda a veces a algún divo del ballet, con la que juega a crear movimientos en posturas atípicas en un bailaor, siempre maravillosamente integradas y coordinadas en cada secuencia de su danza. Sus brazos son tan prodigiosos como sus pies. Y esto revierte como siempre al tema de la belleza, de la armonía total que se origina en el interior. Hay mucha espiritualidad, alma, corazón, como quiera llamarse dentro de su extraordinaria corporeidad. Y ahí reside el don especial que le diferencia. En esa profundidad que imprime a su danza una naturalidad, como si moverse por la escena fuera algo no aprendido, algo sin esfuerzo, como si fuera una inspiración que le llegara desde la armonía natural del universo.

Eduardo Guerrero con la cantaora Encarna Anillo en 'Las Puertas de Gades'. XXII Festival de Jerez. Foto Javier Fergo
Eduardo Guerrero con la cantaora Encarna Anillo en ‘Las Puertas de Gades’. XXII Festival de Jerez. Foto Javier Fergo

Ayer en el Corral se vivió uno de esos espectáculos que dejan huella. Con las guitarras de Mario Montoya y Carlos Jiménez que rayaron el virtuosismo, los cantaores y palmeros Morenito de Íllora, Jesús Flores y Pedro Jiménez Perrete y el cajón de Rafa Jiménez como acompañantes y coprotagonistas de tres bailaores  de excepción: Anabel Moreno de reconocida trayectoria internacional; dos premios Desplante del Festival Internacional del Cante de las Minas, nuestro protagonista Eduardo Guerrero y la catalana Belén López.

Tres maestros de la danza, tres virtuosos de la punta y tacón que dieron auténticos recitales de cómo crear con su sonido en cascada de ritmos, su propia percusión y su propia música, acariciada desde el fondo por las guitarras. Anabel aparte de su técnica es todo corazón y sentimiento. Belén  añade a su técnica irreprochable una introversión en un mundo propio tan profundo que a veces le cuesta salir de ella.

Y Edu Guerrero, con su presencia y arte tan totales, tan intensos sobre el tablao brilló con luz propia. Dio una lección magistral de dominio del espacio en esa danza de bulería por soleá que recordó mucho a la actuación en su penúltimo espectáculo Guerrero, no solamente por su movimiento en el espacio escénico, también por la creación de espacios con su propio cuerpo, que recordaba la teoría y práctica escultórica de volúmenes y espacios complementarios, donde éstos últimos se tornan en otra dimensión volumétrica. Sus transmutaciones faciales,  con un momento de éxtasis que recordaba a Jesucristo. El don especial que solo poseen unos pocos, un don que va más allá del duende o que es un duende muy particular y restringido a muy pocos elegidos.

Un pequeño apunte del tablao Corral de la Morería. Lo fundó en 1956 Manuel del Rey, un empresario enamorado del flamenco, quien siempre tuvo presente la importancia de su divulgación por el mundo desde su tablao. Desde el primer momento su elenco de artistas ha sido de la máxima categoría y sus figuras invitadas han cubierto todo el panorama flamenco nacional e internacional. Se casó con una joven cordobesa, Blanca del Rey, una bailaora excepcional, creadora de la Soleá del Mantón, un icono de culto que han exhibido bailaoras ilustres por el mundo, incluido el Ballet Nacional de España. Es el lugar donde se presentan muchos de los grandes festivales de flamenco de España y algunos europeos, amén de su propio festival anual. Si hablamos de Marca España hay que hablar sin duda del Corral de la Morería.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Teresa Fernandez Herrera

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Autora en Periodistas-es, colaboradora en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Ver también

Enrik Ibsen

Ibsen: innovador teatral y visionario de Noruega

El gran escritor noruego Henrik Ibsen, fue un revolucionario teatral que criticó a la burguesía …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.