Inicio / NOTICIAS / Egipcios pierden optimismo sobre su futuro

Egipcios pierden optimismo sobre su futuro

La mayoría de los egipcios están profundamente decepcionados con el desempeño del presidente Mohammad Morsi y tienen poca confianza en las figuras políticas de la oposición, según una encuesta, informa Cam McGrath (IPS)

Morsi-Mubarak-lo-mismo_CamMcGrath-IPS

La consultora Zogby Research Services, con sede en Washington, entrevistó a más de 5.000 adultos egipcios ente abril y mayo para evaluar el grado de confianza pública en las instituciones estatales, la opinión sobre el actual gobierno y la esperanza en el futuro.

Los encuestadores procuraron una representación de todos los sectores de la sociedad egipcia.

“Lo que revelan nuestras conclusiones es que se trata de una sociedad profundamente dividida, fracturada, no en líneas demográficas, sino sobre la base de ideología y religión”, señalaron los encuestadores.

También indicaron que los dos principales partidos islámicos, el gobernante Partido de la Libertad y de la Justicia, de la Hermandad Musulmana, y el ultraconsevador Partido Nour, recibieron el respaldo de cerca de 30 por ciento de los encuestados.

Los principales partidos de la oposición, incluyendo el Frente de Salvación Nacional y el Movimiento Juvenil 6 de Abril, recibieron el apoyo de cerca de 35 por ciento de los entrevistados.

Casi 40 por ciento expresaron no tener confianza ni en el gobierno ni en la oposición.

La nueva encuesta muestra también un fuerte contraste entre el optimismo de los islamistas y la decepción del resto de la sociedad sobre la Primavera Árabe y su resultado.

Más de 90 por ciento de aquellos que se identificaron con los partidos islámicos señalaron que se encuentran mejor hoy que hace cinco años, mientras que 80 por ciento de los que se inclinan por la oposición señalaron que están peor.

Mientras, 81 por ciento de los cristianos, que constituyen alrededor de 10 por ciento de la población egipcia, dijeron que sienten peor hoy que antes. Nueve de cada 10 dijeron estar convencidos de que la Hermanad Musulmana procura “islamizar” el Estado.

La nueva encuesta revela una marcada disminución del optimismo respecto de 2011, cuando los egipcios derrocaron al régimen de Hosni Mubarak (1981-2011) y expresaban una confianza sin precedentes en su futuro.

Solo 46 por ciento de los consultados, sobre todo simpatizantes de partidos islámicos, dijeron creer que su situación mejorará en los próximos cinco años.

Según los encuestadores, esto “muestra una precipitada caída del optimismo”, que alcanzó su máximo de 85 por ciento en junio de 2011.

Egipto afronta una “crisis de liderazgo” apenas dos años y medio después de que fuera derrocado Mubarak y a un año de que el presidente Morsi asumiera el cargo, indicaron.

Un año atrás, 57 por ciento de los egipcios encuestados dijeron que la victoria de Morsi era un “acontecimiento positivo” y el que “resultado de unas elecciones democráticas debía ser respetado”.

Hoy, ese apoyo cayó a apenas 28 por ciento, y prácticamente todo proviene de los propios simpatizantes del partido de gobierno.

La encuesta muestra que la credibilidad de Morsi entre los egipcios es de apenas cuatro puntos porcentuales más que la de Mubarak, e indica que la abrumadora mayoría de la población está desilusionada con su desempeño.

Solo una cuarta parte de los encuestados, en su mayoría simpatizantes de partidos islámicos, indicaron que estaban “satisfechos” con las políticas del gobierno en economía, seguridad, bienestar social y derechos humanos.

El nivel de descontento es preocupante. Distintos grupos de oposición están llamando a protestas masivas para el 30 de este mes, cuando se cumple el primer aniversario de la asunción de Morsi.

Observadores temen que las manifestaciones agraven la tensión en el ya profundamente polarizado panorama político del país, causando más inestabilidad y violencia.

Cuando se les preguntó sobre posibles alternativas al gobierno de Morsi, la mayoría de los consultados mostraron poca confianza también en los principales líderes de la oposición, incluyendo excandidatos presidenciales.

La única figura pública que fue considerada creíble por más de un tercio de los encuestados fue Bassem Yousef, humorista político de la televisión, acusado de haber insultado al presidente.

Es significativo que 94 por ciento de los entrevistados expresaron confianza en los militares. Alrededor de 60 por ciento de los que se identificaron como simpatizantes de la oposición o independientes dijeron estar a favor del regreso de un gobierno militar, algo a lo que solo los islamistas se opusieron.

 

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Sudán: El presidente pide la retirada total de la ONU por considerar la zona en paz

El presidente de Sudán, Omar al Bashir[1], ha pedido la retirada total de la misión …

Un Comentario

  1. Es triste observar que en Egipto derrocaron a un tirano para caer en manos del integrismo islámico. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/07/egipto-e-iran-o-como-acabar-con-una.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: