El gobierno francés indemniza a víctimas estadounidenses de la Shoah

El gobierno de François Hollande va a pagar 60 millones de dólares a las familias de los estadounidenses que durante la Segunda Guerra Mundial fueron transportados a los campos de la muerte nazis en trenes de la SNCF (el servicio nacional de ferrocarriles).

SNCF-Shoah-niños-judios

SNCF-Shoah-judios-deportados

“No solo iban franceses en los siniestros vagones que conducían a los deportados a una muerte casi cierta. También había ciudadanos de otros países, y entre ellos de Estados Unidos, que reclaman una reparación cuando han pasado más de 60 años de aquellos acontecimientos. Su demanda va a ser satisfecha”, escriben en la página del canal internacional France 24.

Según los términos del acuerdo firmado en Washington el 5 de diciembre de 2014, el gobierno francés va a indemnizar a las víctimas con 60 millones de dólares a través de un fondo del que pueden ser beneficiarios “unos cuantos miles de deportados no franceses o sus familias.

Según la embajadora francesa para los Derechos Humanos, Patrizianna Sparacino-Thiellay, cada deportado superviviente que hoy tenga nacionalidad estadounidense deberá recibir alrededor de 10.000 dólares. En contrapartida, el gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a defender la inmunidad de jurisdicción que poseen las empresas extranjeras afincadas en su territorio; una inmunidad que les protege de cualquier procedimiento judicial. En 2013, un senador estadounidense pidió al Congreso que reformara el procedimiento para poder llevar a la SNCF ante los tribunales del país.

Requisada por el régimen de Vichy, la compañía ferroviaria francesa deportó entre 1942 y 1944 a 76.000 judíos en vagones de mercancías, tanto a través del país como en dirección a los campos de exterminio; de ellos, sobrevivieron unos 3000. Según la información de France 24, la indemnización concierne a todos los no franceses que se encontraban en Francia aquellos años, y que fueron deportados tanto en autobuses como en tren, y que no cumplían los criterios exigidos en anteriores medidas de reparación bien porque habían emigrado o porque habían llegado a territorio francés después del 1 de septiembre de 1939.

La compañía SNCF nunca se ha considerado culpable, ni siquiera responsable de la deportación, sino solo “un instrumento de la deportación (…) cuya responsabilidad es de las autoridades francesas”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.