El mundo internet, las TICs y la violencia de género

La cultura “las pruebas de amor” y sus riesgos virtuales, físicos y psicológicos.

El truhán.
El truhán.

En el mundo internet cierto uso de las TICs contribuye a la violencia de género como pedir contraseñas como “pruebas de amor”, cuando en realidad lo que quieren es abarcar una forma más de controlar a su pareja en sus relaciones, en este caso a través de sus redes sociales.

Está claro que hay gente para todo incluso para controlar, manipular, chantajear, amenazar, extorsionar, difamar… y a través de internet es tan fácil la propagación en rapidez y cuantía…

¿Qué clase de amor demuestra un tipo que te pide tus claves y contraseñas? ¿Para qué las quiere? ¿Es que no tiene bastante con las suyas? ¿Le daríamos así como así las llaves de nuestra casa…?

Pensar que quien te pide las claves y contraseñas es un sinvergüenza es acertado, tanto si a la vez te está diciendo que te quiere, como si no, porque una cosa es decir regalando el oído, y otra demostrarlo sin “regalar nada” ni esperar nada solo por el gusto de compartir con esa persona, sin la propagación a los 4 vientos como máxima meta.

Internet y las TICs afinan el control bestial y feroz bajo la extorsión y la difamación ¿en un instituto, en una comunidad de vecinos, en un pueblo o una ciudad? ¡No, qué va, es a nivel mundial!

Si tenemos en cuenta que en nuestra cultura “a los hombres se les valora más por el reconocimiento y a las mujeres por la reputación” Miguel Lorente “Tú haz la comida, que yo cuelgo los cuadros”, atreverse hoy en día a hacerse vídeos y fotos comprometedoras con smartphones es un riesgo demasiado elevado mientras no haya igualdad, viene a ser como arriesgarse a inmolarse por el rol de género atribuido por la “culturO”.

Se pueden compartir muchas cosas pero ¿las claves y las contraseñas… videos y fotos “comprometedoras”? Es como exponerse demasiado ¿Vale la pena que se entere ¡TODO EL MUNDO!?

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Me llamo Marisa Babiano Puerto, o sea Mar de risa y aunque habitante habitual de la Babia, me gustaría mejorar y llegar a buen Puerto. Después de licenciarme en Psicología y enterarme sobre algo del comportamiento humano en general y el sexista en particular, no pude por menos que interesarme por el humor. Además de formarme en intervención con víctimas de violencia de género, he trabajado a través del humor gráfico temas de igualdad, prevención VG, conciliación y convivencia escolar, comenzando en 1999 en el Área de la Mujer en Torrejón de Ardoz. El 29 de febrero del 2000 publiqué mi primera viñeta en prensa escrita, desde entonces y hasta hoy, que lo sigo haciendo en periódicos digitales. Así he pasado por: "Sur Madrid", "Global Henares", "Diario de Alcalá" y el digital cronicadearagon.es. Con participaciones puntuales en "El Ideal" de Granada y en la revista "Ideas & Negocios". He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.