El parque nacional del Congo enfrenta a las protectoras de indígenas y de la naturaleza

Survival, organización defensora de los pueblos indígenas y tribales, asegura que una nueva investigación del medio de comunicación estadounidense BuzzFeed News sobre WWF, dedicada a la defensa de la naturaleza a nivel mundial, ha demostrado que la organización sabía del rechazo local al emblemático proyecto para crear un parque nacional en el Congo, y que se lo ocultó a la Unión Europea, que le había donado un millón de euros para el proyecto.

A finales del pasado año 2018, Survival denunciaba que WWF estaba infringiendo la ley al respaldar una zona de conservación en la Cuenca del Congo, conocida como Messok Dia, pues se estaba creando un parque sin el consentimiento libre, previo e informado de las personas que dependen de esa tierra para sobrevivir, miembros de las tribus baka y bakwele.

La creación del parque amenaza la supervivencia de los baka. Los baka son expulsados ​​de sus tierras por temor a la violencia a manos de los guardaparques, y excluidos de los bosques de los que dependen para obtener alimentos y medicinas. Los indígenas no han dado su consentimiento al parque.

Parece que los propios pueblos han escrito una serie de cartas denunciando las presiones que están sufriendocartas denunciando las presiones que están sufriendo para que abandonen sus territorios. De acuerdo con las leyes nacionales e internacionales, los pueblos indígenas deben dar su consentimiento para cualquier proyecto que afecte sus tierras, territorios y recursos. Sin su consentimiento el establecimiento del parque es ilegal.

Un hombre de un pueblo cerca del parque nacional Messok Dja muestra cicatrices de golpes recibidos por guardaparques. © Fiore Longo.Survival.
Un hombre de un pueblo cerca del parque nacional Messok Dja muestra cicatrices de golpes recibidos por guardaparques. © Fiore Longo.Survival.

Ahora, una investigación en curso de BuzzFeed News ha revelado cómo WWF ha financiado durante años las fuerzas contra la caza furtiva que han matado y torturado a los aldeanos que viven en los límites de los parques nacionales. La organización benéfica continuó respaldando a los guardias incluso después de que los altos mandos se dieron cuenta de la evidencia de que estaban abusando de los indígenas.

El periódico ha contado que un consultor contratado por WWF para revelar la opinión de los habitantes locales, incluidos los cazadores-recolectores baka, sobre el proyecto de parque, descubrió que la mayoría asociaban esa iniciativa “con el aumento de la represión de los guardaparques».

El informe del consultor, obtenido por BuzzFeed, también decía que “ellos lo asocian sistemáticamente con la idea de que ya no pueden acceder al bosque”. Los locales culpaban a WWF por las acciones de los guardaparques y por ese mismo motivo eran “muy reacios” para hablar con el consultor: “por desconfianza”.

Sin embargo, BuzzFeed asegura que estos pasajes se eliminaron de los documentos entregados por WWF a la UE, en los cuales se afirma que, “en general, las comunidades del área de estudio siguen siendo favorables para la creación de un área protegida en Messok Dja”.

Otras secciones de ese informe se copiaron en el archivo remitido a la UE, pero el documento omitió el temor de algunos locales a que la creación del parque los echara de sus tierras ancestrales, evitara que recolecten alimentos para sus familias y que los sometieran a malos tratos por parte de los guardabosques, conocidos localmente como «guardias ecológicos».

El director de Survival International, Stephen Corry, dice que esta última investigación “revela un intento consciente por parte de WWF de ocultar a sus patrocinadores el hecho de que muchas personas locales se oponen firmemente al parque”, y que “si WWF tiene una pizca de integridad, debería anunciar que abandona el proyecto de creación del área protegida Messok Dja y en cambio preguntar a los baka cómo puede ayudarlos a proteger los bosques que ellos han cuidado durante tanto tiempo”.

Investigaciones en curso

Un portavoz de la Unión Europea dijo recientemente en un comunicado que toman los informes de abusos contra los derechos humanos «muy seriamente» y que están «investigando» las revelaciones de BuzzFeed News de que WWF financia a los guardias implicados en agresiones contra los indígenas.

WWF ha trabajado en la cuenca del Congo durante más de 10 años. ©WWF
WWF ha trabajado en la cuenca del Congo durante más de 10 años. ©WWF

Por su parte, WWF recalca su compromiso inequívoco con las comunidades locales con las que trabaja en todo el planeta y el rechazo frontal a cualquier tipo de violencia.

Afirman, que los lugares donde desarrollan proyectos de conservación y sus poblaciones locales constituyen el centro mismo de su trabajo, y que el respeto a los derechos humanos es parte de su misión. “No concebimos otra forma de trabajar”, aseguran.

Dicen tomarse muy en serio las acusaciones vertidas en el reportaje de BuzzFeed, por lo cual han encargado una investigación independiente para examinar los casos que se mencionan en dicho reportaje. Además, han solicitado a la plataforma de noticias que comparta las evidencias que obtuvieron para respaldar su contenido.

El trabajo de WWF está basado, desde su génesis, en un fuerte apoyo, compromiso e inclusión de las comunidades locales. Cuentan con políticas sólidas diseñadas para ser los primeros custodios de los derechos humanos y el bienestar de los pueblos indígenas y las comunidades locales en los lugares donde trabajan.

Por todo ello, consideran inaceptable “cualquier incumplimiento de estas políticas” y que tomarán las acciones inmediatas que sean necesarias en caso de que la investigación encuentre algún indicio de que se están conculcando los derechos de las tribus.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.