El poder del aceite de CBD

En enero de 2020, National Geographic publicaba un extenso reportaje¹ en el se detallaba que el cáñamo ha acompañado a la humanidad desde hace miles de años, con datos documentados de cómo los chinos ya usaban cannabis con fines medicinales y, de cómo también tiene un largo recorrido en América, donde fue legal la mayor parte de su historia.

Lily Rowland recibe una dosis de un aceite derivado del cannabidiol (CBD), una sustancia no psicoactiva presente en la marihuana. Antes sufría cientos de ataques de violentas convulsiones al día. Su familia se mudó al estado de Colorado, que en 2012 aprobó la legalización de la marihuana, para que la niña pudiera comenzar el tratamiento. © Lynn Johnson | National Geographic
Lily Rowland recibe una dosis de un aceite derivado del cannabidiol (CBD), una sustancia no psicoactiva presente en la marihuana. Antes sufría cientos de ataques de violentas convulsiones al día. Su familia se mudó al Estado de Colorado, que en 2012 aprobó la legalización de la marihuana, para que la niña pudiera comenzar el tratamiento. © Lynn Johnson | National Geographic

Pero en la década de 1930 empezó una controversia sobre si en sus distintas formas podía calificarse de «puerta de entrada a otras drogas», la investigación médica se paralizó y en 1970 el Gobierno Federal de Estados Unidos obstaculizó aún más su estudio, al incluir la marihuana en el Apartado I de su clasificación de las drogas, donde figuran las sustancias peligrosas sin ningún uso médico y con un elevado potencial de adicción.

Pero, actualmente, cada vez son más las personas que recurren a esta sustancia para tratar sus dolencias, porque ofrece una forma natural de promover el bienestar. La ciencia del cannabis parece estar recuperando el terreno perdido. En países desarrollados se ha despenalizado su consumo y está presente en programas de salud, y las personas que estén interesadas en conocer qué es y para qué puede ser útil en determinados supuestos, deben acudir a sitios bien documentados. Para este artículo hemos escogido Cibdol.

La necesidad de documentarse bien viene dada porque en algunas circunstancias su consumo puede resultar perjudicial para la salud, y el uso con conocimiento del Aceite de CBD se ha convertido en un recurso para aliviar dolencias y reducir el estrés.

En la enciclopedia del aceite de CBD se explica que se trata de un suplemento versátil y muy popular que suele encontrarse en las tiendas de productos naturales, que influye en el cuerpo humano, por lo que debe analizarse todo lo que se sabe sobre él, cómo funciona y de dónde viene.

Su principal ingrediente, el cannabidiol, es un compuesto orgánico que está presente en el cáñamo, un tipo de Cannabis sativa con un nivel de tetrahidrocannabinol (THC) extremadamente bajo, que se extrae de las flores de las plantas maduras de cáñamo y posteriormente se mezcla con un aceite portador, por ejemplo aceite de oliva, para mejorar su absorción y aportar beneficios nutritivos complementarios.

El aceite de CBD se obtiene del cáñamo industrial que se utiliza en numerosos sectores comerciales relacionados con la ropa, zapatos, tejidos, pienso o materiales de construcción, y se conocen datos de que el cultivo de cáñamo se remonta a hace casi cinco mil años.

Un dato fundamental para los consumidores es saber qué método de extracción del aceite de CBD se utiliza, para conocer qué productos químicos, aditivos y compuestos puede tener el producto final, siendo recomendable que la extracción se produzca con CO₂ por ser el más seguro y preciso para garantizarnos que no contiene un nivel perjudicial de THC, aditivos, metales pesados ni organismos transgénicos.

¿Cómo funciona el aceite de CBD?

En la enciclopedia del CBD se explica que pertenece a un grupo de compuestos llamados «cannabinoides», que afectan a la mente y al cuerpo, haciendo más eficaz una red de receptores que tenemos en nuestro organismo responsables de equilibrar los diferentes procesos que tienen lugar en él.

La ingesta de CBD puede dar lugar a una gran variedad de resultados, como el aumento de la producción de enzimas y endocannabinoides, el alivio del estrés, la protección contra los signos del envejecimiento o la estimulación de la digestión, y los organismos oficiales de protección de la salud consideran que no muestra efectos indicativos de abuso o dependencia potencial.

En caso de duda, para saber si el aceite de CBD es adecuado para una persona, se deberá consultar con el médico de cabecera, para que advierta si en algunos casos concretos tendría efectos a tener en cuenta.

El aceite de CBD está disponible en diversas concentraciones, tamaños y aceites portadores. Y, aunque las fórmulas de aceite de CBD constituyen la mayor parte de los productos con CBD, hay otras formas de experimentar la influencia de este cannabinoide en cremas, cosméticos, cápsulas, cristales y suplementos que se pueden combinar para favorecer el bienestar desde diferentes ángulos.

Enlace:

  1. La marihuana a debate

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

1 Comentario

  1. Un artículo muy completo e interesante. Poco a poco se van demostrando los efectos beneficiosos para la salud del CBD y variados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.