El rey de Canfranc, un Schindler en el Pirineo

Telefónica Studios ha presentado en su Flagstore de Gran Vía, en Madrid, ‘El Rey de Canfranc’ (2013) de José Antonio Blanco y Manuel Priede, un largometraje documental sobre el espionaje durante la Segunda Guerra Mundial que se desarrolla en una gran estación de ferrocarril de un pequeño pueblo fronterizo con Francia.

El-rey-de-CanfrancLa película vio la luz en la 61 edición del Festival de San Sebastián dentro de la Sección Zabaltegi, ciudad donde también se presentó Telefónica Studios. La productora global de contenidos audiovisuales de Telefónica centralizará bajo esta marca todos los proyectos que produzca la compañía, que en los próximos tres años serán 25 largometrajes de calidad y varias series de televisión.

El film llega hoy a las salas comerciales y los clientes de Movistar TV podrán verla a partir del próximo mes de febrero.

El largometraje documental muestra cómo la Estación de Ferrocarril de Canfranc se convierte en 1940 en punto estratégico de paso de mercancías entre España y Francia, pero sobre todo entre España y Alemania: alimentos, hierro y wolframio para nutrir la Guerra que desangra a Europa. Al mismo tiempo y bajo una aparente normalidad, el jefe de la aduana francesa, Albert le Lay, un activo espía al servicio de la Resistencia, contribuye a que cientos de judíos, disidentes y soldados aliados logren pasar la frontera española camino de la libertad. Pero la Gestapo decide detenerle. Alguien le avisa en el último momento y emprende una rocambolesca huida que se inicia con un inocente paseo.

El film, que narra la historia de una forma enigmática y con una atmósfera de suspense cuidadosamente estudiada, cuenta con testimonios de familiares de Le Lay y de personajes que le conocieron.

El Rey de Canfranc es una producción de Locatpro Films en coproducción con TVE, INA y Aragón TV con la participación de Telefónica, Renfe, SNCF y El Corte Inglés. Además, cuenta con la colaboración del Gobierno de Aragón, el Ministerio de Cultura ICAA, el Ministerio de Fomento, la Diputación Provincial de Huesca, la Comarca de la Jacetania, el Ayuntamiento de Jaca, el Ayuntamiento de Canfranc y Communaute du Piémont de Oloronais y France 3.

En la presentación, habló su nieto, Víctor Fairén, que lo describe como “un hombre que supo decir no cuando todos decían sí”, y testigos directos (algunos, como su hija, fallecidos recientemente y con posterioridad a la grabación de las imágenes) que contaron cómo, con todo lo que este hombre había ayudado a salvar a otros, lo que más pesaba en su ánimo de superviviente a tantas guerras era el recuerdo de su madre, bombardeada en Brest por los nazis mientras se hallaba ingresada en un asilo de ancianos y teniendo que ser auxiliada por otros. Él por entonces, era el rey de Canfranc, así le llamaban, el hombre de confianza de la Aduana.

Es emocionante su fuga a lo largo de los túneles de las vías del tren, bajo un puente que luego fue volado para inutilizar la estación, cuando los nazis iban a por él. Se salvó por momentos, gracias a un chivatazo. Hoy la estación de Canfranc, bellísima con ese estilo modernista de balneario de época, está en la ruin ruina.

Un hombre que supo decir no cuando todos decían sí. Y no quiso cargos aunque se los ofrecieron, porque una vez acabada la ocupación nazi de Francia, ayudó a reorganizar el ministerio de Economía. Él quiso volver a Canfranc, porque era el rey de Canfranc, y murió en Francia a los 89 años. Hoy esta bellísima estación en ruinas, cuando voló el puente por un atentado ya su función estaba casi extinguida.

Telefónica Studios

Telefónica Studios nace con el propósito de consolidarse como un jugador de peso en el mercado internacional, una fuente de proyectos de calidad primero en Europa y Latinoamérica y posteriormente también en los mercados anglosajones. En la actualidad Telefónica Studios genera una producción que oscila entre diez y doce filmes anuales, casi la misma cantidad de proyectos que generan varios de los grandes estudios de Hollywood.

La vocación de productora cinematográfica de Telefónica viene siendo una constante hace tiempo. Y prueba de ello es que en los últimos cinco años tres divisiones de la compañía han producido filmes y series de TV: Telefé, Telefónica Producciones Media Networks y Telefónica España.

Entre esos proyectos se encuentran éxitos como El secreto de sus ojos, Las aventuras de Tadeo Jones y Un cuento chino, todos ellos largometrajes de repercusión internacional que se han llegado a estrenar en casi medio centenar de países con más de 14 millones de entradas vendidas en todo el mundo.

Telefónica Studios mantiene fructíferos vínculos con personalidades de reconocido prestigio dentro del mundo del cine y también participará como hasta ahora en proyectos de realizadores noveles y en trabajos de jóvenes directores.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.