¿En qué consiste una Línea erótica gay?

Publirreportaje

Un servicio y común en España, es lo que se conoce como una línea erótica tradicional pero que solo está atendida por chicos.

Dicen que una línea erótica gay es un tipo de servicio para adultos y de ocio que puede ayudarte a conseguir un tipo de alivio a través del teléfono.

Puedes probar con solo una llamada:

  • 803 453 711 [Precio Máx: RF 1,21€/min. RM 1,57€/min. (Imp.Incl.) Servicio para +18.]

Si te gusta el sexo y las nuevas tecnologías, entonces tendrás claro que existen diferentes modalidades dentro de las líneas eróticas. El sexo a través del teléfono con chicos gays a través del aparato tiene un componente exótico que, probablemente, nunca hayas probado.

Lo mejor de todo es que ni tan siquiera hace falta que seas gay para disfrutar de esta experiencia. De la misma manera que al hablar con travestis o con transexuales, existe ese componente exótico que hace que nos excitemos con tan solo escuchar sus voces.

Si estás a punto de dar el paso, pero todavía no te terminas de convencer, te animamos a leer estos testimonios de tíos por teléfono que no te van a dejar indiferente.

Las mejores historias de líneas eróticas gays

Pedro: cómo lo pasé llamando a un teléfono gay

Antes de que escribáis nada, tengo que decir que no soy gay. No me gustan los tíos y nunca me han gustado, pero sí que tengo una experiencia en las aventuras por teléfono que acaba en algo entretenido, no os quiero engañar.

Para contaros esta historia tenemos que hacer un viaje en el tiempo en una de las etapas más truculentas de mi vida: no solo estaba solo, sino que llevaba mucho tiempo estándolo.

Pasaron años desde que mi chica me dejó y los pocos contactos que tenía con chicas raramente llegaban a alguna parte. Pasé mucho tiempo viendo contenido para adultos y masturbándome por las noches, hasta el punto que empezaría a ser algo aburrido.

Después de ver a tanta rubia, a tanta morena, tantos contenidos que acababan en lo mismo, me decidí por probar con algo nuevo, con el contenido gay.

Y si, esto funcionó un tiempo, hasta que la idea de la línea erótica gay se cruzó en mi mente.

No fue algo premeditado: simplemente ocurrió ese tipo de charla erótica.

Antes de darme cuenta, estaba haciendo la llamada que me llevaría a tener este tipo de aventura entre tíos por teléfono.

Recuerdo hablar con un chico moreno, o al menos él se describió de esa manera. Nada más decirme que le gustaba mi voz, yo también lo empecé a notar. Cuando me dijo que se estaba masturbando, yo también lo empecé a hacer.

Y como si algo se sincronizase en ese momento en el mundo, nos masturbamos al mismo tiempo, y fue algo mágico.

Pero, como ya os he dicho, no soy gay.

Paul: cómo el telefónico gay me ayudó a descubrir mis verdaderas declinaciones

Me llamo Paul y soy gay; lo he sido toda la vida, pero no lo he sabido hasta hace poco.

Confieso que mis relaciones con mujeres nunca llegaron a ser todo lo placenteras que deberían, y es que raramente me llegaba al orgasmo. Reconozco que me fascinan los pechos y los culos (aunque estos últimos cuando son grandes), pero siempre me han dado miedo las vaginas, como si fuesen una especie de entrada del diablo.

Un día pensé que podría ser gay, y llegué a la conclusión de que la línea erótica con hombres era un buen recurso para comprobarlo.

Siempre he sido una persona a la que le cuesta ocultar sus verdaderas intenciones. Por eso, cuando me dispuse a tener una aventura por teléfono con chicos, desde el primer momento indiqué que el motivo de mi llamada era salir de dudas sobre mi sexualidad.

No queráis saber cómo me puse cuando el otro tío empezó a decirme cosas subidas de todo… ¡cinco minutos duré! Y es que esos profesionales saben muy bien lo que se hace.

Si, ahora salgo con hombres y me gusta… aunque siempre dejo algo de tiempo para hacer alguna llamadita.

Pandoro: amante de su trabajo en la línea erótica gay

Obviamente, mi nombre no es Pandoro, pero os servirá para leerme mejor.

Solo os quiero decir que me encanta mi trabajo, aunque debería empezar por decir a que me dedico.

Soy experto en dar placer a hombres a través del teléfono. En minutos o en horas, dependiendo del tiempo que cada uno tenga.

No me van las tíos, pero sé lo que tengo que decir para que un hombre a otro lado llegue al orgasmo. Incluso disfruto cuando escucho a estos.

En algunas ocasiones he atendido llamadas en sexotelefonicogay.net, es una web que os recomiendo para probar este tipo de servicios eróticos con chicos.

Me encanta tener el poder sobre el placer de alguien, me gusta poder llevarles a nuevos planos de placer que, según declaran la gran mayoría, no conocían.

El desconocido: El mejor cumpleaños de mi vida

¿Sabéis cuál ha sido el mejor cumpleaños de mi vida? Uno en el que nadie se acordó de que yo existía.

Si, no empezó precisamente divertido, pero mejoró mucho cuando probé el teléfono erótico de chicos gays.

Si os soy sincero, mi objetivo no era masturbarme con lo que me dijese un hombre a través del aparato. Lo único que quería hacer era desahogarme, decir todo lo que no me atrevía a decir a nadie por no haberse acordado de mí en un momento tan especial, y eso hice.

Pero ese hombre, esa voz grave, quería algo más: después de consolarme psicológicamente, lo hizo también a nivel físico.

Todavía recuerdo mis deseos y la experiencia de quedarme satisfecho.

Si estas experiencias os han convencido de probarlo, os animamos a que os pongáis manos a la obra.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.