Inicio / BLOGS / España, líder en consumo de antibióticos

España, líder en consumo de antibióticos

Un informe reclama estrategias urgentes para reducir las cifras mundiales de consumo de antibióticos que se prevé van en aumento. Los datos apuntan a que en 2030 podría alcanzar hasta un 200 % en países desarrollados.

España posee la tasa de uso per cápita más alta de cualquier país de ingresos altos, y la tercera más alta en general. Esto supone que hay un excesivo autoconsumo y la previsión no se nada halagüeña cuando se necesiten de verdad. Si la resistencia a los antibióticos es una amenaza para la salud pública mundial, la investigación que da cuenta de estos resultados nos conduce a pensar en la tendencia durante los años venideros.

Además, por tipo de medicamento, en 2015 España mantuvo, al igual que Reino Unido e Irlanda, una de las tasas más altas de consumo de polimixina, utilizado para el tratamiento de las infecciones urinarias, septicemia o bacteremia, producidas por gérmenes sensibles cuando otros antibióticos son inefectivos o están contraindicados. Por otro lado, el consumo de clases de antibióticos nuevos y de último recurso, como linezolid, carbapenémicos y colistina, aumentó significativamente en casi todos los países.

“Debemos actuar de manera integral para preservar la efectividad de los antibióticos”, concluye Laxminarayan. “Eso incluye soluciones que reducen el consumo, como vacunas o mejoras de infraestructura, particularmente en países de ingresos bajos y medianos”

Investigadores del Centro para la dinámica de enfermedades, economía y político (CDDEP, por sus siglas anglosajonas), cuya sede está en Washington, confirma que la media estándar para el consumo de antibióticos aumentó un 65 %, de 21 000 a 34 800 millones de dosis diarias definidas (DDD). Esto, a su vez, proporciona la tasa de consumo de antibióticos, que se incrementó un 39 %, de 11.3 a 15.7 DDD por habitantes y día.

Cuando la resistencia a los antibióticos emerge en un lugar, se propaga rápidamente a otras partes del mundo”, confirma  Ramanan Laxminarayan, director del CDDEP y autor principal del estudio. “De ahí que el informe incida en la necesidad de una vigilancia mundial coherente de la resistencia y las políticas para reducir su uso innecesario”.

Es necesario por tanto promover e incrementar el acceso a países de bajos ingresos, cuyas tasas de enfermedad son más altas y donde existen muertes por enfermedades infecciosas que no han sido tratadas con antibióticos.

 

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Ana De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. Editora Adjunta de Periodistas en Español.- Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Médica - Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la infancia y la tercera edad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Miembro del Comité de Derechos Humanos, Económicos, Sociales y culturales, (Comité DESC) de la ONU, Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya. Consultora de Comunicación Médica. -www.consultoriadecomunicacion.com.-

Ver también

España activa radares para detectar el uso del móvil

España ha adoptado la misma medida que hace meses se puso en marcha en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.