“Estafadoras de Wall Street”: divertimento para un fin de semana lluvioso.

Inspirada en hechos reales y basada en el artículo Th Hustlers of Scores, publicado por la periodista Jessica Pressier en el New York Times, “Estafadoras de Wall Street” (Queens), escrita y dirigida por Lorene Scafaria (“Buscando un amigo para el fin del mundo”, «Una madre imperfecta”) está interpretada por Jennifer López (“Ángel de venganza”), Constance Wu (“Crazy Rich Asians”) y un puñado más de actrices y raperas que hacen de strippers, “chicas malas” que se dedican a drogar a sus clientes, magnates de Wall Street en plena crisis de 2008,  para despojarlos de las carteras y las tarjetas de crédito.

Estafadoras de Wall Street poster

El dinero fácil les lleva a arriesgarse cada vez más, no hay crimen perfecto y, como era previsible, todo termina mal, porque en el pacato Hollywood el que la hace la paga.

Pero las chicas son muy guapas, tienen unos cuerpos espléndidos –con ingles brasileñas y manicura francesa, con mucha cirugía estética y el mínimo de tela– y los exhiben en el escenario del club, deslizándose por la barra y dando algunos pases de sugerentes bailes.

Esta es una película de estafadoras femeninas, ángeles vengadores, al parecer, de todas las humillaciones que han sufrido las mujeres a lo largo de la historia, quieren dinero, cuanto más mejor, pero también tienen su corazoncito y una vida privada con madres e hijos que alimentar, y les mueve algo más: «Tenemos que pensar como estos tipos, han arruinado al país”, explica una espectacular Ramona (Jennifer López), jefa del gang, justificando ante sus compinches las estafas en cadena al “macho blanco” americano que paga por distintos favores.

Absolutamente previsible, “Estafadoras de Wall Street” es un divertimento, sin más complicaciones, para un fin de semana lluvioso.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.