Luis de Luis Otero[1]

En una sala de espera de urgencias, esa especie de andén donde el tiempo se detiene, coinciden una pareja de hermanas a la espera de que les “devuelvan” a su madre tras su enésimo intento de (teatral) suicidio.

puntos-suspensivos-cartel

Son como usted y como yo, bien criadas en la sociedad del primer mundo y llevan a cuestas, como usted y como yo, un mochila abarrotada de banalidades y banalidades que su soberbia da en llamar, con egoísmo y pomposidad, “problemas”. En fin, como usted y como yo.

Frente a ellas, en la esquina opuesta del ring, se encuentra una mujer que espera a su marido y que conoce en toda su inacabable extensión, el significado de la palabra “problemas”.

De la confrontación (que no enfrentamiento)  de las tres surge, claro, el conflicto narrado por Esther Santos en un ejemplar y equilibradísimo texto ( que también  dirige con soltura y eficacia ) sobre la normalidad, ese enorme tema, tan difícil de escribir, tan imposible de entender por gente como usted y como yo, y que interpretan con magnificencia, fluidez y naturalidad por Lucina Gil, Ana Roche y Rosa Torres, cada una un punto y aparte de esta función instalada en la excelencia.

  1. Luis de Luis Otero es crítico teatral
puntos-suspensivos-protagonistas
Puntos suspensivos, protagonistas

Ficha técnica

Dirección y dramaturgia: Esther Santos
Reparto: Lucina Gil / Ana Roche / Rosa Torres
Ayudante de dirección: José Carlos Valencia
Diseño de luces y sonido: Estudio Acto Primero
Fotografía: Federico Sendra y Alfonso Bernabeu
Coproducción: Compañía Entre Líneas y Vania Producciones
Patrocinado: Kunlabori
Ejecutiva: Vania Producciones
Comunicación: Socialmedia: Ka Penichet
Cartel: Estudio Acto Primero
Maquillaje y Peluquería: Debora Rodríguez Valencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.