Fenosa denunciada por una comunidad indígena mexicana

En la localidad de Juchitán, en el Estado de Oaxaca, la empresa española Fenosa está construyendo el parque eólico Fuerza y Energía Bií Hioxo, cuyas obras están ocasionando numerosos conflictos en la zona.

fenosa-juchitan-eolica-mexico

El Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha AC (Código DH) ha alertado de la falta de atención de las instituciones a este conflicto, que ha generado una ola de violencia contra simpatizantes de la Asamblea Popular del Pueblo de Juchitan (APPJ) durante hace más de ocho meses.

El último enfrentamiento se produjo el pasado día 25 de agosto. Ese día, fueron recibidos a balazos dentro del polígono del parque Bií Hioxo, cuando hacían un recorrido por los terrenos comunales para constatar las afectaciones del proyecto. En ese momento fueron alcanzados por sujetos armados a bordo de una camioneta tipo “suburban”, quienes los amenazaron de muerte, tomaron fotografías y dispararon contra ellos, reteniendo momentáneamente a una mujer, a quien intentaron acuchillar, si bien logro escapar gracias a sus acompañantes. También intentaron atropellar a otra persona.

Ante estos hechos, los integrantes de la APPJ se retiraron del lugar, pero se dieron cuenta que a esta persecución se habían sumado patrullas de la policía estatal y de la Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (pabic), quienes intentaron detener a algunos de ellos. Durante su huida escucharon disparos a su espalda. Al salir del paraje por donde escaparon vieron humo negro como de llantas. Tanto la empresa como algunos medios de comunicación locales atribuyeron el incendio a la quema de maquinaria, y les acusaron de su autoría.

Los habitantes de esta zona aseguran que Fenosa ha contratado a personas de la localidad como empleados, si bien hacen funciones de guardias y van armados. Ello está ocasionando una mayor tensión entre los pobladores de la zona y un incremento de las agresiones, intimidación y vigilancia hacia integrantes de la APPJ, que puede derivar en un clima de mayor violencia.

Por todo ello, Código DH ha solicitado a las autoridades que procedan a una investigación de forma urgente que les permita demostrar que ellos no han tenido nada que ver en la hipotética quema de maquinaria, pues sería la única forma de que cesase el hostigamiento a que se ven sometidos.

Además, exigen que se respeten los derechos de los pueblos indígenas, resguardados en el Convenio 169 y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, así como las leyes vigentes que deben aplicarse en el caso de la construcción del parque eólico Bií Hioxo. Parece que la compañía gasística se las está saltando.

La APPJ se lleva oponiendo desde 20012 a la construcción del parque eólico bajo el argumento de que afectará a su entorno de pesca y ecológico. Esta es la segunda ocasión en que se destruye la maquinaria pesada de las empresas constructoras que están trabajando en el parque. Una obra que, si llega a terminarse, y seguro que sí, podría contar con una potencia instalada de 234 megavatios.

Fenosa informa en su web que Bií Hioxo, ubicado a tres kilómetros de Juchitán, abarca 2.000 hectáreas de terrenos, y que tiene previsto instalar en él 117 aerogeneradores. Esto lo convertiría en el tercer parque eólico más grande de América Latina.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.