Inicio / BLOGS / Flamenco Madrid 2018: La guitarra de Antonia Jiménez

Flamenco Madrid 2018: La guitarra de Antonia Jiménez

Flamenco Madrid clausuró su IV Festival el 10 de junio con el estreno absoluto de una “M” de mujer a lo grande, la última “joya” de la Jardiel Poncela: Flamenca’s Trío,  en el que todo el protagonismo lo asumía la guitarra de la única tocaora, la única guitarrista española en ejercicio, Antonia Jiménez, del Puerto de Santa María, muy bien acompañada por la cantaora Naike Ponce y la percusionista Nasrine Rahmani.

De guitarras

Antonia Jiménez
Antonia Jiménez

Antonia Jiménez es casi una heroína. Toda su vida luchando por hacerse el hueco que tiene ahora contra machismos, discriminaciones, conceptos obsoletos  absurdos sobre la mujer y la guitarra, desde que la guitarra es cosa de hombres, que la mujer no tiene fuerza para tocarla, hasta negarlas capacidad para su difícil aprendizaje, negativas de artistas a actuar con ella, esto y mucho más. Pelillos a la mar.

Antonia Jiménez  ha sido víctima de una sociedad que negaba a la mujer un puesto en ella. Ejemplos muchos, sin remontarnos más que al siglo XX, primera mujer deportista, primera mujer universitaria, primera mujer ingeniera, primera mujer agente de tráfico, primera mujer policía, primera mujer militar, primera mujer taxista o conductora de autobuses, primera mujer guitarrista en un mundo de hombres, gitanos y payos.

Resultó elegida en un casting al que se presentaron centenares de hombres guitarristas y ella. Ella ganó y pasó en Japón un año donde nadie se extrañó de su presencia, al contrario. Japón fue el antes y el después de Antonia Jiménez, quien ha actuado antes que de solista con mujeres libres de prejuicios, como Carmen Linares, Belén Maya, Olga Pericet, Rocío Molina, Merche Esmeralda. También ha tocado para hombres que entienden el pasado injusto, Marco Flores, Manuel Liñán, el mismísimo Tomatito avala la guitarra femenina. Pero el camino ha sido largo y difícil y aún hoy hay mucha tela que cortar.

Naike Ponce es de Sanlúcar y dice de sí misma que es humilde, que hace arte desde el corazón y desde la verdad de cada momento, soñadora, nada conformista y camaleónica. Quizá todo eso la ganó para el flamenco. Primero fue el baile por aquello de que la abuela Rosario se moría por bailar. Pero su madre le dijo, ‘niña tú eres cantaora’ y ahí empezó todo. Muchos han confiado en ella y mucho ha viajado. Su voz es tan personal como su espíritu es libre.

Nasrine Rahmani cajas
Nasrine Rahmani

Nasrine Rahmani. Nacida en Australia, de madre del archipiélago  de las Mauricio y padre iraní. Lleva muchos años en España, dónde está considerada como la mujer percusionista que mejor representa el panorama flamenco por la profundidad de su lenguaje, su capacidad de improvisación, su delicadeza y su fuerza. De ella pueden hablar con conocimiento de causa, entre otros, Jorge Pardo, Montse Cortés, Diego Guerrero, Carlos de Jacoba y…Antonia Jiménez. 

Flamenca’s Trío

La sala Jardiel Poncela es ideal para observar los largos y finos dedos de Antonia Jiménez recorriendo los trastes y rasgueando o picando en la boca de su guitarra. Dedos artistas, ágiles, maestros en precisiones que llegan desde el conocimiento, terminales de emociones que llegan desde el corazón, creadores de falsetas, picados y rasgueos sin una falla. Mirar sus dedos, mirarla a ella abrazada a su guitarra, escuchar sus composiciones en un concierto de protagonismo absoluto de las seis cuerdas, fue un placer de dioses.

Solos, dúos de guitarra y percusión, intervenciones de cante. Aquí quienes acompañan son el cante y la percusión, la guitarra vuela sola y se recrea en ejercicios preciosistas de clase magistral. Ella ha programado un viaje hacia las profundidades del flamenco, ha rescatado composiciones originales, ha contribuido al cien por cien con músicas propias y con todo ello ha querido rendir homenaje a las mujeres flamencas descubriendo sabores tradicionales desde su personal óptica contemporánea.

Ella introduce el concierto con una taranta como por abandolao, a ritmo de bulería más moderno, con más intenciones armónicas. Acompañada por el cajón de Nasrine,  hace toda una declaración de intenciones en cuanto a conocimiento, técnica y duende. Luego, – ella misma me cuenta – que la guajira – tanguillo que sigue es algo que no ha hecho nadie. Ella adapta su música  a tiempos modernos, toca una ronda en varias versiones, mientras Naike Ponce va desgranando sus letras.

Los rescates de cantes antiguos son la mariana y el romance. La mariana nació para cantar la vida nómada de los gitanos de otros tiempos, parece que Mariana fue el nombre de una cabra. Deriva de los tientos – tangos, en origen carecía de verso y melodía concreta. En 1910 la oficializó don Ramón Montoya con su acompañamiento de guitarra a los tientos de Luis López.  Antonia Jiménez la rescata y actualiza musicalmente por tangos, tanguillos y bulería.

El romance rescatado por Antonia es quizá lo más antiguo. Hablamos de los romances medievales cantados por trovadores, que luego se musicaron a ritmo de soleá ligera que más tarde se disolvió en otros compases. Antonia Jiménez ha creado una composición por bulería. Ha hecho una afinación especial para este tema con armonías contemporáneas que – ella me dice – están funcionando muy bien.

El concierto discurre por seguiriyas  en tono muy flamenco y el cante por cabales, con el propósito de crear un muy bien definido contraste armónico que le imprimen una gran originalidad y belleza.  Sigue por soleá y soleá por bulerías a dúo con la percusión de Nasrine. Todo un hito.

Las alegrías llevan letras suyas y a los  tangos los ha adaptado letras de poemas de Gloria Fuertes, a propósito, para eliminar letras machistas con connotaciones sexuales. Sobre todo a los tangos de Granada. Para estos temas ha conservado la musicalidad del cante en toda su pureza pero con acompañamiento actual.

Antonia dice que le encanta jugar con los ritmos, que se le da muy bien y que para este juego de consecuencias muy creativas es muy importante para una guitarrista el trabajo de tablao, porque  la permite hacer investigaciones en vivo y en directo. También gusta de improvisar sobre la marcha en sus actuaciones.

De todo esto ha habido mucho en este concierto, que tuvo la guinda de un fin de fiesta improvisado por bulerías, con el trío a capella  a pie de público, lo que convirtió los aplausos en interacción  del respetable con las artistas.

Flamenca’s Trío clausuró el Festival Flamenco Madrid el pasado 10 de junio.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Teresa Fernandez Herrera

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Autora en Periodistas-es, colaboradora en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Ver también

Ceguera legal: Un ensayo clínico avanza en la regeneración de la retina

Actualmente todas las enfermedades de retina, distrofias maculares y otras patologías oftalmológicas que son degenerativas, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.