France Presse: amenaza de privatización y rechazo sindical a la regulación de empleo

El nombramiento de Fabrice Fries el 12 de abril 2018 como Presidente Director General de la AFGP (Agencia France Presse), conocido enarca (exalumno de la Escuela Nacional   de administración) y representante de la oligarquía en el poder, anunciaba claramente la voluntad del presidente de la Republica, Emanuel Macron, de proseguir el proceso de disfrazada privatización de la reputada agencia de prensa nacional francesa, iniciado ya con la modificación de su estatuto y de su financiación estatal en 2015.

Sede de la AFP en París
Sede de la AFP en París

Como destacaba Acrimed (Action critique des Medias) en 2018, el “Plan Media” presentado por Fabrice Fries, bajo la apariencia de un plan de reorganización en busca de “mayor competitividad”, es en realidad el viejo proyecto ultra liberal de privatización y de control de la información por los grandes grupos industriales, pero en este caso aplicado no ya a la prensa escrita sino a la histórica AFP, agencia francesa de prensa, reputada por su imparcialidad.

Ya en 1999, otro PDG de la AFP, Eric Giuly, también enarca como Fries, había presentado un plan similar de “enderezamiento” financiero de la agencia. Fries tiene el mismo recorrido profesional que Giuly, basado en el sistema de puertas giratorias, que los llevan del ENA y de su entrada en el Consejo de Estado y el Tribunal de cuentas, a los gabinetes políticos ligados a la comisión de Bruselas, a las empresas privadas en donde practican drásticas políticas de reducción de personal, para llegar por fin a la dirección de la AFP, con su anunciado plan de rigor presupuestario y reducción de efectivos.

Los métodos para avanzar hacia el control de la información y la privatización de la empresa me recuerdan también a los que utilizó Alain de Pouzilhac, durante la presidencia de Sarkozy, para intentar destruir RFI con repetidos expedientes de regulación de empleo (eres), que en Francia se denominan con el eufemismo de “planes sociales”. La movilización del personal permitió en parte limitar la destrucción.

El método es conocido: Primero acusar al perro de tener la rabia, luego aplicar un plan de reducción de efectivos drástico, en el que solo la masa salarial es variable de ajuste financiero, mientras que el Estado no cumple con sus obligaciones de financiación definidas en la COM, Contrato de objetivos y de medios entre la empresa publica y el Estado. Pues conviene subrayar que tanto la AFP como el servicio publico audiovisual son empresas publicas de interés general.

Con la llegada de Emmanuel Macron al poder, y de su primer ministro Edouard Philippe, la amenaza se cierne de nuevo sobre el futuro del servicio publico de información, tanto en la AFP, como en France televisión, Radio France, o France Medias Monde. La anunciada reforma del sector audiovisual se retrasó en los objetivos del gobierno debido a la rebelión social de los gilets jaunes que les tuvo muy ocupados, pero la voluntad de desmantelar el servicio publico de información sigue en pie, como lo muestra el ERE presentado para consulta ante el Comité de empresa de la AFP, el pasado 27 de mayo.

Un “plan social” que ha sido rechazado por el voto del conjunto de los diecinueve representantes del personal elegidos en el Comité de empresa, denominado ahora CSE (Comité Social y Económico). Un plan de supresión de puestos de trabajo, que no es sino una primera etapa hacia la privatización de la empresa, que pondría termino al estatuto que protege todavía hoy la independencia económica de la AFP, garantía de la libertad de expresión de sus redacciones.

“La AFP deberá mostrar que su plan de transformación, la coloca en posición de permitir de atraer un inversor privado interesado en aumentar su capital”. Esta declaración del PDG de la AFP, no deja lugar a dudas sobre las verdaderas intenciones de la pretendida “reestructuración económica”.

Viñeta de Rust sobre la privatización de la AFP. Abril de 2019
Viñeta de Rust sobre la privatización de la AFP. Abril de 2019

Comunicado de CGT AFP

Después de varios meses de reuniones aceleradas, el proceso de información y consulta del CSE Comité Social y económico sobre un PDV Plan de despidos voluntarios, ha concluido el 27 de mayo.

El conjunto de los diecinueve representantes electos del CSE ha rechazado ese plan votando sobre tres puntos:

  • Sobre el ámbito social del plan de transformación (Libro uno del PDV)
  • Sobre las incidencias eventuales del proyecto en materia de salud, seguridad y condiciones de trabajo.
  • Sobre el ámbito económico y organizativo (libro 2 del PDV)

EL SNJ CGT, Sindicato Nacional de periodistas CGT, denuncia el plan neoliberal de Fries que “consiste en reducir primero la masa salarial, como variable de ajuste de la gestión económica, para atacar a renglón seguido el estatuto público de la empresa”.

El plan de reducción de efectivos fue anunciado en octubre de 2018, con una propuesta de “despidos voluntarios”, destinada a suprimir 160 puestos de trabajo, con creación de 35 puestos exclusivamente en el sector video. Un plan pues de 125 despidos que costaría al Estado 13 millones de euros, sobre la dotación de 17 millones recibida por la AFP. “Un derroche absurdo e inútil, subrayan los sindicatos, pues ese dinero podría ser empleado para desarrollar, fortalecer y modernizar la agencia, reclutando personal, único modo de obtener una información rigurosa, multimedia y multilingüe”.

EL SNJ CGR denuncia así mismo el proyecto de la dirección que da total prioridad al video en el trabajo de la redacción: “Es absurdo y en contradicción con el verdadero desarrollo de la agencia. El texto representa hoy 47,5% del volumen de negocios de la empresa, y la fotografía 27’3% (en el presupuesto 2018), y sin embargo la dirección quiere suprimir puestos en dichos servicios”.

Como de costumbre en ese tipo de plan antisocial, los “pigistas” o colaboradores precarios han sido excluidos en los cálculos del ERE, cuando en realidad ocupan verdaderos puestos de trabajo, aunque sin disponer de un CDI, contrato de duración indeterminada.

El proyecto Fries que pretende además mutualizar las tareas crea una total confusión sobre la cobertura informativa y sobre las condiciones de trabajo con evidente incidencia en materia de seguridad y salud para el personal.

Rechazado por los sindicatos este ERE deberá ser estudiado ahora por la inspección del trabajo (La DIRECTE o Dirección regional del trabajo) dependiente del Ministerio del Trabajo. Solo la movilización masiva del personal de la AFP podrá impedir la aplicación de ese proyecto tan absurdo, e injustificado, como injusto, que no respeta la Misión de interés General de la AFP y que provoca una fuerte inquietud sobre la naturaleza del próximo COM Contrato de objetivos y de Medios entre el Estado y la AFP.

Mientras los principales medios informativos están controlados hoy en Francia por poderosos grupos industriales privados, la política ultra liberal del gobierno y de la patronal amenaza cada día la existencia de la profesión periodística, por carencia de subvenciones, y de créditos, o aplicación de políticas de reducción de empleos.

El SNJ CGT subraya que “Dos mil empleos de periodistas se encuentran hoy amenazados en Francia, como lo muestran entre otros los casos del grupo Mondadori, del diario L’Humanité, de Plurimedia, France televisión o la AFP”.

El pluralismo, la libertad de expresión y la independencia de la prensa no son respetados. El grupo France televisión, televisión publica, se encuentra también claramente afectado, pues el Estado ha reducido 160 millones de euros su inversión en el presupuesto de 2019. De aquí a 2022, el objetivo del gobierno es proceder a una economía de 400 millones de euros en la televisión publica, lo que provocará una evidente deterioración de la calidad de sus programas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.