Gerald Trey Yingst detenido en Ferguson por no dispersarse

El periodista del portal News2Share Gerald Trey Yingst fue detenido por la policía el 22 de noviembre de 2014 cuando cubría una manifestación en Ferguson, Misuri, porque supuestamente no había respetado la orden de dispersarse. Esta versión de los hechos fue desmentida por el periodista, testigos y un video, señala Reporteros sin Fronteras (RSF).

Gerald Trey Yingst detenido en Ferguson. Foto: english.farsnews.com
Gerald Trey Yingst detenido en Ferguson. Foto: english.farsnews.com

Según la versión de RSF, el 22 de noviembre el periodista Gerald Trey Yingst fue arrestado cuando ejercía su oficio: cubría las manifestaciones que estallaron en espera del veredicto de un gran jurado que decidía si se imputaba al policía blanco que asesinó en agosto pasado a un joven afroamericano desarmado (finalmente el jurado dictaminó que no se presentarían cargos en contra del policía). El 26 de noviembre Denise Reese, de la agencia RT’s Ruptly video, corrió la misma suerte que su colega: fue detenida.

En agosto pasado RSF denunció la detención arbitraria de 15 periodistas durante las manifestaciones que inflamaron Ferguson. Entonces, el presidente Barack Obama aseguró que “la policía no debería hostigar o detener a los periodistas que solamente intentan hacer su trabajo”.

“La policía debe dejar que los periodistas realicen su trabajo informativo y den a conocer los disturbios al público en general”, señaló Claire San Filippo, responsable del Despacho Américas de RSF. “La organización exhorta a las autoridades estadounidenses a no dejar que los abusos de las fuerzas del orden queden impunes y a hacer todo los posible para garantizar la seguridad de los periodistas durante las manifestaciones”, agregó.

Extractos del testimonio de Gerald Trey

  • “Estaba parado en la acera cuando vi que un policía se me acercaba [la policía acababa de dar la orden de desalojar la calle –Ndlr], creí que estaba haciendo lo correcto. Era muy confuso. Entonces me arrestó y me llevó a prisión. […] No tenía sentido. No entendía por qué me había detenido, cuando en ese momento manifestantes destrozaban automóviles en la calle y nadie los detuvo”.
  • “Estuve en la cárcel cuatro horas. Nunca había estado en prisión. La policía levantó un acta y tomó fotos. Al inicio fui acusado de ‘negarse a dispersarse’, pero después los cargos se agravaron. Fui acusado de ‘reunión ilegal’, sin que comprendiera cuál era la razón. Un manifestante que enfrentaba el mismo cargo había golpeado un vehículo de la policía”.
  • “La policía hizo un informe muy inexacto de lo que pasó, pero afortunadamente puedo demostrar, gracias a un video, que yo no estaba en medio de la calle, sino en la acera. Además, tenía mi acreditación de prensa y una cámara. Así que era fácil identificarme como periodista. En agosto pasado, durante las primeras manifestaciones en Ferguson, otros periodistas fueron detenidos, pero no pensaba que eso pudiera pasarme. Nunca me pasó por la cabeza que yo me convertiría en uno de ellos: yo sólo hacía mi trabajo de periodista”.
  • “Pese a esta detención, continuaré cubriendo los acontecimientos en Ferguson. Simplemente continuaré mi trabajo. Si decidí dar a conocer a los medios de comunicación esta desafortunada experiencia es para que la policía reconozca su errores y ya no detenga a más periodistas en manifestaciones”.

Estados Unidos se encuentra en el lugar 46, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras; descendió 13 lugares respecto a la edición de 2013.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.