El hombre que quiso ser segundo: documental imprescindible

“En una época en la que si le preguntas a muchos estudiante de cine por una película antigua te responden El Padrino, los primeros 20 años del séptimo arte están más que desterrados del imaginario colectivo. Sobre todo en España. Mientras en Francia reivindican constantemente la figura de George Méliès, y prácticamente todo el mundo puede reconocer la imagen del cohete chocando sobre la luna, muchos aquí no saben que otro de los pioneros en la gran pantalla, y que además trabajó en el taller del mago francés, era español. Concretamente, de Teruel (como Luis Buñuel)”. (Belén Remacha, eldiario.es)

El hombre que quiso ser segundo, cartel
El hombre que quiso ser segundo, cartel

“El Hombre que quiso ser segundo”, coproducción hispano-italiana, es un excelente documental de ficción, dirigido por el turolense Ramón Alós, que narra la extraordinaria historia y los no pocos enigmas que salpican la vida y obra del español, pionero del cine y gran desconocido, Segundo de Chomón.

En los inicios del cinematógrafo, cuando el séptimo arte era pura ilusión y los cineastas auténticos pioneros que “fabricaban” no solo las películas sino incluso los instrumentos para hacerlas realidad, Segundo Víctor Aurelio Chomón y Ruíz (Teruel 1871-París 1929) fue un cineasta español adelantado del cine mudo y de la técnica de la animación cinematográfica.

Director, iluminador, especialista de efectos especiales y un genio de los trucajes de revelado, dominó la utilización de maquetas, la velocidad de paso de manivela, efectos schüfftan, doble exposición, sobreimpresiones, pirotecnia y escamoteos. Fue precursor del travelling, del cine a color y precursor de la animación por ordenador.

Toda su obra se ha comparado con la de gran pionero del cine universal, George Méliès, a quien durante toda su vida admiró, con el que quiso trabajar sin lograrlo (Méliès era “el único” en todas sus producciones), y a quien imitó en sus trabajos para la Pathé francesa llegando, con el tiempo, a superarle en el perfeccionamiento de algunos aspectos técnicos del cine de animación. Fue también el fundador de la primera productora cinematográfica española.

‘El hombre que quiso ser segundo’ es una recreación cinematográfica de la vida de Segundo que parte de una premisa ilusoria que se convierte en objeto de investigación: Segundo de Chomón tuvo un hermano gemelo que nació 10 minutos antes que él, Primo de Chomón. Este es el punto de partida con el que arranca Ramón Alòs para embarcarnos en una aventura fantástica –cuya realización más personal y conocida es “El Hotel eléctrico” (París, 1908)- que nos permitirá conocer la trayectoria del cineasta y dejará intacto el misterio inicial.

La figura de Chomón se ha ido difuminando a lo largo del siglo XX, porque es muy poco lo que queda de su legado debido fundamentalmente a que el nieto de Chomón murió sin hijos y la herencia del cineasta, incluyendo películas, elementos de rodaje, muñecos utilizados en animaciones y fotografías, desaparecieron con él. “Alguna persona que compraría la casa vieja a peso estará vendiendo todo en algún mercadillo”, se lamenta el realizador, Ramón Alós.

Milagrosamente se salvó un cortometraje de animación que el pionero turolense realizó de manera artesanal con su hijo. De hecho, hasta los restos mortales de Chomón desaparecieron. Durante muchos años reposaron en el Cimitière Parisien de París, hasta que una remodelación y la falta de pago del mantenimiento los llevaron a una fosa común.

La película incluye entrevistas, imágenes de la época, testimonios de expertos, fragmentos de películas y recreaciones “hipotéticas” de la vida de Según de Chomón, interpretadas por el actor Ramón Langa. Junto a él aparecen también la actriz Maribel Bayona, en el papel de Julienne, la francesa actriz de cabaret y esposa del cineasta, y las aragonesas María José MorenoBlanca Carbajal.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.