Inicio / OPINION / Columnas / Huelga feminista laboral

Huelga feminista laboral

Desde mujeres sobrecargadas, pasando por las precarias, a las emprendedoras…

Dándolo todo… y deprisa.

La huelga feminista también es laboral, porque el sistema capitalista no se hubiera sostenido sin la fortaleza femenina, ya que su trabajo requiere una preparación y una gran responsabilidad a tiempo completo las 24 horas del día, de lunes a domingo, sin salario, sin vacaciones ni festivos, sin derecho a cobrar el paro, sin posibilidad de obtener una pensión de jubilación digna.

Hoy este sistema se ha superado a sí mismo, dando lugar al neoliberalismo, el cual sigue esperando el desempeño de las funciones en la casa como una obligación propia de mujeres y sin remuneración, de tal manera que éstas se plantan…

También nos encontramos con las mujeres en precario y con los hombres delicadamente sobrados. Véase:

El mercado de la “bipolaridad neoliberal” a galope tendido.

Luego pueden estar las emprendedoras, ¡el emprendimiento! Palabra mágica neoliberal, todo se soluciona emprendiendo. ¡Cualquiera puede emprender! Y si no emprendes es porque no quieres. Con el neoliberalismo se puede cualquier cosa… ¡qué os quede claro…!

Un lugar en las nubes…

Mucus esputa:

  • Con el neoliberalismo se pueden tener tantos derechos humanos como te puedas comprar.
  • Con el neoliberalismo todo es grosera y bipolarmente posible.
  • Para lograr una independencia decente, vamos a necesitar discurrir sobremanera. En ello estamos.

Para finalizar dos citas:

Una que he repetido muchas veces: “Los pocos que comprenden el sistema, debido a su interés en los beneficios o favores que éste les proporciona, no presentarán ninguna oposición; por otro lado, la gran masa de la población, mentalmente incapaz de entender las tremendas ventajas (que obtenemos), soportará su carga sin quejarse, y quizás sin comprender que el sistema es contrario a sus intereses más preciados” de  los hermanos Rothschild, de ocupación banqueros y financieros.

Otra: “La dignidad es el respeto que una persona tiene de sí misma, y quien la tiene no puede hacer nada que lo vuelva despreciable a sus propios ojos” de  Concepción Arenal, pionera de los movimientos feministas por la igualdad en dignidad lo largo del siglo XIX escritora, periodista y activista.

Si te interesan nuestros contenidos,
subscribe nuestro boletín de titulares

Sobre Marisa Babiano

Me llamo Marisa Babiano Puerto, o sea Mar de risa y aunque habitante habitual de la Babia, me gustaría mejorar y llegar a buen Puerto. Después de licenciarme en Psicología y enterarme sobre algo del comportamiento humano en general y el sexista en particular, no pude por menos que interesarme por el humor. Además de formarme en intervención con víctimas de violencia de género, he trabajado a través del humor gráfico temas de igualdad, prevención VG, conciliación y convivencia escolar, comenzando en 1999 en el Área de la Mujer en Torrejón de Ardoz. El 29 de febrero del 2000 publiqué mi primera viñeta en prensa escrita, desde entonces y hasta hoy, que lo sigo haciendo en periódicos digitales. Así he pasado por: "Sur Madrid", "Global Henares", "Diario de Alcalá" y el digital cronicadearagon.es. Con participaciones puntuales en "El Ideal" de Granada y en la revista "Ideas & Negocios". He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

Ver también

Protestas saharauis por la expoliación de los fosfatos.

Sáhara Occidental: la ONU y el Polisario desmienten a Marruecos

Luis Portillo Pasqual del Riquelme [1] Se cumplen ahora 42 años de ocupación del Sáhara …