Israel no se responsabiliza de la seguridad de los periodistas en Gaza

El Gobierno israelí ha enviado un mensaje a los periodistas que cubren la operación militar en Gaza en los que advierte que no se responsabiliza de la seguridad de los profesionales de la comunicación que se hallen en el interior de la franja.

El reportero palestino freelance Jaled Hamad murió hoy, junto al conductor de una ambulancia, en un bombardeo del Ejército israelí contra el barrio de Shahaiya en Gaza, informan las agencias internacionales.

Gaza
Bernat Armangue. ‘Gaza’

 

Desde que el pasado 8 de julio el Gobierno de Israel lanzara la operación aérea Margen Protector han muerto más de 370 personas, en su inmensa mayoría civiles, entre ellas un centenar de niños.

En solo 72 horas de incursión del ejército de tierra, han muerto ya cerca de un centenar de palestinos, en su inmensa mayoría civiles, 40 de ellos solo esta noche en la operación contra el barrio de Shahaiya.

«Gaza y las áreas cercanas son campo de batalla. Cubrir las hostilidades pone en riesgo para las vidas de los periodistas y, en ningún caso, Israel es responsable de las heridas y los daños que se pueda producir como resultado de informar sobre el terreno», se añade.

El Gobierno de Israel argumenta la alerta en que los periodistas extranjeros «están siendo usados como escudos humanos por el movimiento islamista Hamas», una argumentación que Israel también utiliza contra la población civil gazatí.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

3 Comentarios

  1. Clarísimo, Israel «se está lavando las manos», respecto a muertes de periodistas que cubren la operación militar; consecuente con la concepción bélica del «ojo por ojo». Quien esté cerca de un frente, tiene riesgo total.
    Quizás exagera en la justificación de que los periodistas están siendo utilizados como «escudos humanos», pero en las guerras o acciones bélicas todo vale y nadie hace nada sin un propósito. El mensaje es clarísimo a los periodistas…¡salgan de allí o..!
    Si esto fuera como en el fútbol de que «el árbitro también es cancha», aquí también «los periodistas son campo de batalla».
    Que paradoja, la tierra «teóricamente» más sagrada y religiosa del mundo, es la más violenta, la más intolerante, la menos armónica.
    Ojalá podamos ver alguna vez en esa zona (Oriente Medio) un estado palestino soberano garantizado y próspero, junto a un estado de Israel asegurado en su existencia, en adecuada convivencia y colaboración con todos sus vecinos árabes; con sus respectivas religiones en diálogo edificante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.