Jorge Glas abre una grave crisis en el Gobierno de Ecuador

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, ha acusado al presidente del gobierno Lenín Moreno, de repartir negocios y prebendas entre personajes vinculados a la derecha económica y mediática del país que conducirán a sentar las bases para un Estado de corrupción, informa Andes.

“Se está orquestando el retorno del viejo país a través del reparto, del tongo. Se construye un escenario propicio para la corrupción institucionalizada”, señala en un mensaje titulado “A la opinión pública”, difundido este 2 de agosto de 2017 en la página oficial de la Vicepresidencia de la República en el que señala que no se puede quedar callado.

Lenin Moreno y Jorge Glas en un acto electoral de las elecciones presidenciales en Ecuador, 2017.
Lenin Moreno y Jorge Glas en un acto electoral de las elecciones presidenciales en Ecuador, 2017.

Glas señala que hacer pública esta situación le puede suponer “persecuciones y peticiones de juicios políticos, difamaciones y amenazas personales”, pero tiene “la obligación” de pronunciarse “con la fuerza de los verdaderos revolucionarios”.

Glas sostiene que “hoy se sientan las bases para un Estado de corrupción, al pactar con personajes nefastos de la historia nacional, como los Bucaram, al entregar servicios e instituciones a personas vinculadas con el pasado oscuro del país: la banca del Feriado Bancario, los malos empresarios acostumbrados a explotar a sus trabajadores, los de las barcazas, los que pretendían quebrar al Estado para privatizar y hacer grandes negocios, los seudosindicalistas acostumbrados a tener privilegios”.

Según Glas, le expresó su rechazo al presidente Moreno por los nombramientos “de gente de los Bucaram en puestos claves del Gobierno”, y éste “lo reconoció y me pidió que espere, que ya lo iba a resolver, que le dé tiempo”, pero “ya no hay tiempo” y “la Patria no puede perder tiempo”.

“Que quede claro que los ecuatorianos no eligieron a los Bucaram, ni a los socialcristianos, ni al tongo, ni al reparto; eligieron continuar con la transformación histórica que llevó a cabo la Revolución Ciudadana, liderada por Rafael Correa Delgado, quien gobernó diez años junto a su pueblo y para su pueblo”, asevera.

El vicepresidente de Ecuador argumenta que se ha pactado con los Bucaram al entregárseles el CNEL (Corporación Nacional de Electricidad), lo cual en su opinión significa “ni más ni menos que la administración del sector eléctrico”. “¿Acaso confían en que esta gente administre honradamente el sector que más plata genera para el Estado?”, cuestiona, y a continuación demanda “que expliquen los viajes a Panamá a negociar con esta gente”.

Añade que se ha entregado el control de los medios públicos a representantes de los medios privados “que solamente defienden sus propios intereses por encima de los de la gente”, y en particular se refiere a Fernando Larenas, actual director del diario público ‘El Telégrafo’, y antes editor general de El Comercio, quien, señaló Glas, “ofendió en su cuenta de Twitter a Lenin Moreno todo el tiempo”.

“Se ha entregado un derecho de todos los ecuatorianos a un sector privado y se ha manejado todo con opacidad y al servicio de un grupo de supuestos periodistas libres e independientes. El derecho a la información está vulnerado”, aseveró.

Por otra parte, expone que se han manipulado “de manera perversa” las cifras económicas, pretendiendo imponer un imaginario de que el Gobierno de la Revolución Ciudadana manejó mal la economía, actuando de manera irresponsable, sobreendeudando al país y derrochando, cuando “el Presidente Moreno conocía muy bien las cifras económicas, porque él fue parte del Gobierno anterior, fue candidato y defendió para ganar la presidencia la gestión del presidente Rafael Correa”.

Recordó al Jefe de Estado que fue electo gracias a la confianza de todo un movimiento político que le permitió ser candidato, “un movimiento político que tiene principios ideológicos muy claros y firmes, que no se negocian ni se ceden”, y también que ambos fueron electos “para continuar los cambios que inició nuestro líder Rafael Correa Delgado, junto al pueblo”.

“Yo soy un hombre de principios y valores, a mí no me van a callar. Podrán perseguirme, fraguar informes de contraloría, pedir juicios políticos, querer llevarme a la cárcel sin ninguna prueba; que a mí no me van a callar. No tengo miedo, no voy a quedarme callado. Jamás traicionaré a mi pueblo. Aquí estoy, aquí seguiré, dando la cara, defendiendo a mi pueblo”, concluye el extenso mensaje firmado por el vicepresidente.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.