Josep Vicent Monzó, comisario de la exposición Josep Renau. The American Way of Life

De formación autodidacta, Josep Vicent Monzó (Valencia, 1950) se dedica a la fotografía desde hace casi 40 años, ya sea como autor, conservador o comisario. Suya es la coordinación de la exposición dedicada a Josep Renau, una de las figuras más destacadas del cartelismo y el fotomontaje españoles, que desde el 4 de junio y hasta el 27 de julio se exhibe en el Círculo de Bellas Artes denro de la sección oficial de PHotoEspaña 2014.

Josep Vicent Monzó

Lejos de envejecer, el trabajo de Josep Renau cobra especial interés en la actualidad por su empleo del arte como arma revolucionaria. ¿Cómo surgió la idea de recuperar su obra?
Josep Renau creó en vida una fundación pocos años antes de morir que es la depositaria de su obra. En el inicio del IVAM, Tomás Llorens el primer director, gestionó que la obra ya en Valencia se depositara en el IVAM y gestionó la recuperación de todo su archivo que estaba aun en Berlin Oriental, que esta igualmente depositado en el IVAM siendo propiedad de la citada fundación. Se consiguió, porque desde el inicio del proyecto del IVAM, se planteó que la fotografía estaría incluida en todas las actividades así como el fotomontaje, tomando la obra de Renau como base para ir formando la colección de fotografía y fotomontaje. La figura de Julio Gonzalez fue el eje principal de toda la colección, dado el cambio significativo en la utilización de la escultura, en fotografía se tomó como eje las obras de Robert Frank y también la de Josep Renau por la inclusión del color en el fotomontaje político. Por esto en las exposiciones inaugurales del IVAM, en1989, la serie The American Way of Life de de Renau formó parte y fue comisariada por mí. A partir de ese momento comenzó una itinerancia internacional donde, en cada ciudad importante, la crítica valoraba una obra desconocida por causa del aislamiento del propio Renau, primero en México y luego en Berlin Oriental, y sobre todo por ser un tema que no interesaba demasiado en esta sociedad artística, muy influenciada por las modas imperantes con obras muy descafeinadas y comerciales.

¿Y cuál es la mejor manera de acercarse al trabajo de este autor?
Ver la gran maestría en la creación de un nuevo universo a través de la reutilización de imágenes públicas, donde coexiste una mezcla perfecta entre el compromiso del autor frente a la sociedad que vivió y la búsqueda de la belleza estética. Apreciar su gran sensibilidad frente a los temas tratados. En esta serie, que puede observarse como una sola obra, podemos ver como, al reutilizar esas imágenes componiendo otras, los temas elegidos: el amor, la alienación de la mujer, el colonialismo, el racismo, la tecnología, el militarismo, la guerra de Corea, el Ku-Klux-Klan, la sociedad de la opulencia… nos llega con tal intensidad, que no importa que la unión entre estas imágenes sea visible, sino que la irrealidad de esos montajes nos advierte realmente de la forma de vida americana. Una nueva utilización del color que se aleja de sus primeras ideas, para conseguir una mezcla de imágenes en color y en blanco-negro, donde estas inéditas imágenes están más cerca de las que cotidianamente, el ser humano es bombardeado por los mass-media. No busca imágenes opuestas, para lograr mas efectividad, pues descubre que es el acto mismo de unir imágenes muy afines lo que les aumenta su gran carga de emotividad, consiguiendo que ese nuevo universo repleto de color pueda hacer comprender el mensaje.
Estas teorías de la utilización del color en el fotomontaje político fueron defendidas por Renau, incluso personalmente con Heartfield. Renau argumentaba que, junto a la mezcla de imágenes supuestamente “realistas”, para crear otra imagen que lo parezca también – pero dirigida esta vez con una gran carga de intencionalidad crítica – el color ayuda a recuperar ese “realismo”, supuestamente atribuido a la fotografía, y utilizado satisfactoriamente en las imágenes comerciales contra las que Renau luchaba.

¿En qué medida contribuyó Renau a renovar la fotografía española del siglo XX?
Para mi generación fue un referente especial, pues en la época franquista su obra apenas fue difundida. Se tomó como ejemplo a seguir sobre todo por algunos autores que en el periodo de la transición emplearon el fotomontaje como forma de expresión. Con su participación en 1976 en la exposición España, Vanguardia artística y realidad social 1936-1976 de la Bienal de Venecia, comisariada por Tomás Llorens, comienza la recuperación internacional de Josep Renau. En 1981, se publicó el número uno de la revista española Photovision con el título, “Josep Renau. Fotomontaje en España” donde se publica un texto de Renau “Homenaje a John Heartfield” que explica sintéticamente los fundamentos esenciales de su quehacer artístico, así como la utilización del color, basado en un texto inédito, “Por qué el color en el fotomontaje político” donde analiza profundamente las bases de su trabajo.
Sin embargo, ha sido hasta ahora un artista injustamente poco reconocido. ¿A qué cree que es debido?
Efectivamente, porque el “sistema”siempre a contribuido a potenciar un arte que no se compromete con los problemas de la sociedad y esta forma de producir imágenes, como decía el propio Renau, recuerdo de memoria, ” es siempre progresista… la simple unión de dos imágenes contrapuestas, la utilización del ensamblaje de imágenes, el fotomontaje, logra presentar un mensaje que obliga al espectador a tomar partido. ” Incluso cuando el universo presentado es completamente irreal. Y esto no interesa demasiado a los que han decidido, a través del tiempo, la difusión de la Historia del Arte. Y en este momento de crisis menos.
Es importante constatar que la obra de Josep Renau ha sido por fin considerada en los últimos años, al comprobar que en numerosas e importantes exposiciones colectivas siempre está presente. Un reconocimiento que culmina las expectativas tan exigentes de Renau, basadas en la búsqueda de la función social de la cultura, uniendo las preocupaciones estéticas que preocupan al artista, junto a las que están directamente relacionadas con los problemas, que día a día, va superando como persona.
En la serie que se presenta en la sección oficial de PHotoEspaña, The American Way of Life, el autor se muestra crítico con el sistema capitalista. En el actual contexto de crisis socioeconómica, ¿cree que el arte en general y la fotografía en particular están respondiendo a esta nueva situación?
Creo que no. Las nuevas generaciones, incluso los autores que realizan una fotografía documental, están más interesados en ser admitidos en los circuitos artísticos de moda, que en expresar directamente sus pensamientos frente a l mundo que les rodea. Siempre hay excepciones. Y esto ocurre, no solo en fotografía, también en otras disciplinas artísticas. La obra de muchísimos autores comprometidos no está casi nunca en la programación de eventos artísticos institucionales, salvo honrosas excepciones, como en esta ocasión que PhotoEspaña presenta una de las series mas interesantes del gran fotomontador valenciano Josep Renau. Muchos autores que realizan un fotoperiodismo comprometido tienen grandes dificultades para publicar fotografías que superan el sensacionalismo degradante e imperante en la mayoría de publicaciones. Incluso con el éxito de las autopublicaciones financiadas por microcréditos muy pocos trabajos aparecen criticando o simplemente exponiendo los problemas actuales. Por esto esos pocos trabajos merecen mi respeto.

Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life
Josep Renau. The American Way of Life

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Fallece en diciembre de 2014, siendo editor adjunto de Periodistas en Español. Periodista, fotógrafo, profesor y consultor de medios. En la profesión desde 1966. Perteneció a las redacciones de 'Gaceta ilustrada', 'Cuadernos para el Diálogo", 'El Periódico" y 'Tiempo'. En 1982 funda FOTO, revista que edita y dirige hasta 2009 (287 números). Fue vocal por el sector de la Fotografía en la Comisión Redactora del Anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual de 1987. Profesor de Fotografía de la Universidad Nebrija (1997-2001). Desde 2000, vinculado a la Escuela Superior de Publicidad. Autor de 'Fotografía Creativa', guía didáctica de un curso en una plataforma 2.0 (282 págs., Maren, Madrid, 2010). Su exposición fotográfica antológica 'Manuel López 1966-2006' va camino de 40 itinerancias por España y América.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.