Jueces demócratas denuncian medidas antidemocráticas al amparo del COVID 19

La asociación española ‘Juezas y jueces para la democracia’ observa con preocupación que se están produciendo restricciones a los derechos humanos en casi todos los países europeos en el marco de las medidas que se están tomando para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

Viktor Orbán, primer ministro Hungría
Viktor Orbán, primer ministro Hungría

La Asociación señala que la mayor amenaza para el orden democrático en Europa se plantea, en particular, en los recientes acontecimientos en Hungría, donde se han otorgado al gobierno facultades ilimitadas para gobernar por decreto, sin restricciones, sin límite temporal y sin ningún otro control parlamentario.

Añade que incluso se han tipificado nuevos delitos, cuyo objetivo principal son los periodistas, violando así, el derecho de todo ciudadano a la información, contrariamente al artículo diez del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Se refieren también a las acciones del gobierno polaco, cuya insistencia para celebrar las elecciones presidenciales el próximo 10 de mayo «responde únicamente al interés político del partido gobernante», poniendo en peligro la salud y la vida de millones de ciudadanos polacos.

Añaden que, paralelamente, se están adoptando en Polonia nuevas leyes, «caóticas, que limitan significativamente los derechos y libertades de los ciudadanos».

La Asociación reconoce que los últimos meses y semanas «han vuelto al mundo del revés, cambiando el mundo tal y como lo hemos conocido», y que miles de personas han perdido la vida como resultado de la pandemia COVID-19, muchas más están luchando contra la enfermedad, se vive temeroso por la salud propia y de los familiares.

Añaden que la inevitable crisis económica golpeará a todos, nos enfrentaremos a la pérdida de miles de puestos de trabajo, muchos de los desempleados se verán en situación de extrema pobreza.

Y que «entramos en esta nueva realidad con miedo, recordando la historia no tan lejana, especialmente la de la crisis económica en la década de los años treinta del siglo pasado, que se convirtió en el caldo de cultivo para el populismo y el nacionalismo que dio lugar a la gran tragedia de la Segunda Guerra Mundial».

La Asociación Magistrados Europeos por la Democracia y las Libertades (MEDEL) recuerda que, si bien es evidente la necesidad de adoptar medidas extraordinarias durante la pandemia, estas medidas deben ser proporcionadas y limitadas en el tiempo.

Los ciudadanos tienen derecho a la protección de los derechos fundamentales incluso, y especialmente, en caso de emergencia, y estos derechos sólo pueden restringirse en aras de evitar una amenaza, y tales restricciones deben cesar en el momento en el que la amenaza termina.

Sostiene MEDEL que en tiempos de emergencia es esencial el papel de los tribunales independientes para proteger los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos frente a cualquier tipo de abuso, y pide a las instituciones europeas, especialmente al Consejo de Europa y a la Comisión Europea, que ejerzan un seguimiento aún más atento del nivel de protección de los derechos humanos en los países europeos.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.