Inicio / OPINION / Julio Feo: periodista y crítico de cine, desde París a orillas del Sena

Julio Feo: periodista y crítico de cine, desde París a orillas del Sena

Mis pasiones siempre fueron; la política, el cine y la cultura

máquina de escrbir

Nacido en Madrid, en la calle de Duque de Sesto, en 1948, estudié ciencias políticas en la Universidad madrileña en la Moncloa, de 1965 a 1968. Tengo el honor de haber sido sancionado en repetidas ocasiones con expedientes académicos por las autoridades franquistas, sin haber podido terminar mis estudios. Dirigente de la clandestina FUDE (Federación Universitaria Democrática española), participé activamente en la fundación del SDEUM, Sindicato Democrático de estudiantes de la Universidad de Madrid, en ruptura con el SEU, sindicato vertical fascista.

Participé en la elaboración la prensa clandestina de FUDE. Tras pasar en repetidas ocasiones por los calabozos de la tristemente célebre DGS, Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, fui detenido un mes en la cárcel de Carabanchel antes de pasar primero a la clandestinidad y luego al exilio.

Trabajé tres años como obrero metalurgico y ajustador en Francia, adhiriendo al sindicato CGT Metal, antes de lanzarme en el periodismo en 1976, en el momento de la transición democrática en España, como corresponsal de Cambio y Diario 16 en París. Agradezco a Jean Louis Arnaud, veterano periodista francés, por haber sido mi maestro en las artimañas propias de este oficio.

He colaborado como corresponsal de prensa en París con Nuevo Diario, Catalunya Express, Diario de Barcelona y Revista Tiempo. Trabajé cinco años en la agencia EFE en París como contratado local de 1977 a1982, colaboré con L’Unité semanario del Partido Socialista Francés hasta 1981, y desde 1977 colaboré en los programas en castellano de Radio Francia Internacional, la antigua Radio París, en donde, entré en nomina en 1981 y he trabajado desde entonces hasta fines del 2012, como Responsable de edición en informativos y crítico de cine, así como en el servicio Cultura de nuestra emisora y en su portal Internet en español.

Soy crítico de cine y miembro del Sindicato francés de la critica de cine y de la Fipresci, Federacion de la critica internacional, desde 1986. De 1994 a 2002 participe en la creación de Cine Classics en español, cadena de TV por cable y satélite, una producción Canal Plus Francia, que produciamos desde París, con la complicidad de José Maria Riba y Octavi Marti, pero también con el esporádico y apreciable apoyo de Juan Cueto. Una magnífica aventura que nos permitió revisitar los grandes clásicos del cine, con presentación de películas y con un programa de una hora: El Club, al que asistieron ilustres invitados del mundo del cine, desde Agnès Varda, Alex de la Iglesia, Carlos Saura, Robert Wise, Bertrand Tavernier, y un largo etc.

Desde la llegada al poder de Nicolás Sarkozy en Francia, en 2007, una operación de destrucción de RFI empezó con el nombramiento de Alain de Pouzilhac como PDG, con el objetivo de fusionar F 24 (Televisión pro sarkozysta) y RFI (Radio Francia Internacional) conocida por su independencia editorial y su libertad de palabra. Objetivo: destruir el servicio público empezando por su eslabón mas debil: El sector audiovisual exterior. La firme resistencia sindical en RFI ha impedido a la derecha francesa proseguir esa operación programada de desmantelamiento del sector publico audivisual en Francia.

Durante cinco años como dirigente sindical SNJ-CGT, y como secretario del CHSCT (Comité de higiene, seguridad y condiciones de trabajo) de RFI, he participado en un movimiento de resistencia ejemplar contra esta destrucción anunciada de RFI.

Asumí personalmente tres procesos contra la empresa por violación del derecho del trabajo. En febrero de 2012 , en vísperas de la elección presidencial, la dirección de la AEF (Audiovisual Exterior de Francia) impuso sin embargo la fusion/destrucción de RFI deseada por Sarkozy, y un nuevo Plan social de 126 despidos, pues ya hubo otro plan de 206 despidos en 2009 y preparaban un tercero para 2013 que no han podido llevar a cabo.

El servicio hispano y latinoamericano en el que pasado 35 años de mi vida, ha sido drasticamente reducido en los dos expedientes de regulación de empleo, las parrillas de programas destruidas y las producciones largas de mayor prestigio liquidadas, la producción internet reducida a su mínima expresión. Los informativos en formato diez minutos y la reducción de contenidos han confirmado en RFI bajo la presidencia sarkozysta, la tendencia general que en la profesión tiende a imponer la censura a través del formato, en busca de una homogeneización superficial del mensaje periodístico, que destruye todo espíritu crítico. Tal política es sostenida en las redacciones por una minoria de jefecillos reclutados entre los elementos mas mediocres y oportunistas que dicen ejercer nuestro noble oficio, pero admiten lo inaceptable y colaboran en la destrucción de nuestros programas y de nuestras condiciones de trabajo.

La nueva AEF ha utilizado la amenaza y la intimidación contra los dirigentes sindicales y contra mí en particular. Inimaginable años atrás en el servicio público en esta democracia francesa. Tal situación me condujo antes de las elecciones a depositar mi candidatura al ERE, denominado aquí Plan Social de despidos voluntarios.

Ante esta destrucción planificada de RFI y de sus secciones de lenguas, que amenaza nuestra libertad de expresión y el ejercicio de nuestra profesión, decidí acogerme al plan de regulación de empleo en curso. Sin embargo la lucha continua en RFI pues los socialistas en el poder no han cumplido hasta ahora sus promesas de disolver el holding AEF creada por Sarkozy. La perennidad de RFI sigue estando hoy amenazada. Mis colegas y camaradas de lucha disponen de todo mi apoyo y solidaridad, como miembro del SNJ CGT, sindicato nacional de periodistas CGT. El caso de Rfi no es sino uno mas entre los numerosos expedientes (ERE) hoy en curso en Francia, que fueron preparados por la derecha liberal y congelados casi todos durante la campaña electoral. Entre los mas notables los de Peugeot, Renault y Arcelor Mittal. Planes sociales organizados siempre con el falso argumento del “alto costo de la mano de obra en Francia” y con la amenza de descentralizar la producción.

La victoria del socialista Francois Hollande ha puesto punto final a esta masacre en RFI. El nuevo presidente había prometido volver atrás en la fusión y permitir de nuevo el desarrollo de RFI, pero una cosa son las promesas electorales y otra la realidad. Sarkozy y Pouzilhac han dejado sin embargo un campo de ruinas y la reconstrucción se anuncia lenta en el marco de la dificil situacion economica actual. Resido en Francia desde 1974 y no he conocido nunca antes un ataque antisocial y antisindical tan virulento y tan brutal como en los cinco años de presidencia de Nicolás Sarkozy.

Tal clima de amenaza e intimidación antisindical me obligó en el mes de mayo pasado a utilizar el seudónimo de Miguel García para poder continuar mi actividad profesional en esta etapa de transición durante el festival de Cannes. Es la primera vez desde hace 32 años que no cubrí el festival para RFI, sino para periodistas-es.

Con la llegada de los socialistas al poder y la dimisión de Alain de Pouzilhac, cesaron las amenazas y decidí entonces abandonar el seudonimo. En este mes de febrero de 2013, en que he dejado definitivamente la empresa, hago pública ahora esta declaración en forma de perfíl profesional, dirigida a todos los que conocen mi actividad profesional desde hace 35 años.

A los servicios de prensa con los que he trabajado tanto en relación con el cine como en mi actividad periodística y cultural no cinematográfica. A todos los cineastas y profesionales del cine que he entrevistado en estos últimos treinta años, en los festivales de cine, de Cannes, a San Sebastian, Toulouse, La Habana, o Mar del plata, etc, entiendo así ponerles al corriente del porqué de esta reorientación de mi carrera profesional.

Mi agradecimiento a Rafael Jimenez Claudín y a los colegas de periodistas-es por acogerme en este espacio que respira la libertad de expesión en esta profesión nuestra, tan amenazada por los que buscan hoy en el planeta confundir comunicación ( antaño se decia propaganda o publicidad) con la verdadera información, que exige la verificación y el análisis crítico. Tengo la impresión, paradojicamente, de estar hoy pidiendo asilo político de nuevo, pero en mi propio país. Empecé con 17 años luchando por la libertad de expresión en Madrid y en ello sigo en París, cuando me acerco ya de los sesenta y cinco.

Mis pasiones siempre fueron; la política, el cine y la cultura, desde esta lado de los Pirineos, en París, a orillas del Sena, como me gusta decir, intentaré aportar mi modesto granito de arena, piedra pequeña como tú que decía el poéta, a esa bella construcción que es Periodistas en Español.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Julio Feo Zarandieta

Periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

Ver también

Cristina Gómez Cuesta historiadora

La objetividad y la Historia

El filósofo de la Historia neerlandés Chris Lorenz es uno de los grandes refutadores de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.