La bicicleta de carga renace en entornos urbanos

Se reduce la necesidad de tener camiones de reparto contaminantes y ruidosos que contribuyen a los atascos en las ciudades

La bicicleta de carga, también conocida como bicicleta utilitaria, ha experimentado un renacimiento y se considera un medio más limpio, más seguro y más eficiente para repartir carga y transportar pasajeros en las ciudades, escriben Leszek J. SibilskiFelipe Targa¹ en blog ‘Voces’ del Banco Mundial.

Por tratarse de un vehículo de tracción humana y que no usa combustible, esta forma de transporte podría beneficiar aún más a las ciudades que otras tecnologías disruptivas, sostienen los autores.

European Cyclist Federation (ECF): Cargo Bike Crazy
European Cyclist Federation (ECF): Cargo Bike Crazy

Las bicicletas de carga están resultando ser vehículos versátiles para el comercio urbano gracias a su viabilidad económica. Con ellas, se reduce la necesidad de tener camiones de reparto contaminantes y ruidosos que contribuyen a los atascos en las ciudades. Además, hacen que las calles estén más limpias y sean más seguras para los peatones y los ciclistas que las transitan.

En una investigación encargada por la Unión Europea se concluye que el 25 % de todos los artículos podrían ser repartidos por bicicletas utilitarias  y que el 50 % de toda la carga de poco peso podría ser transportada por dichos vehículos en los entornos urbanos.

La expectativa por la inmediatez, especialmente en los centros urbanos, ha provocado aumentos masivos del tráfico vehicular en las calles de las ciudades, y además, el 87 % de los milenias prefiere hacer transacciones comerciales con empresas que tienen conciencia social y ambiental. En ese contexto, para una empresa informar a sus clientes que sus paquetes han sido enviados usando un medio de transporte sostenible y respetuoso con el medio ambiente puede convertirse en una importante ventaja comercial.

Las ciudades también se están asociando con empresas privadas de reparto para promover las bicicletas utilitarias como una alternativa a los camiones. La ciudad de Nueva York anunció recientemente un nuevo programa que permite a las bicicletas de carga a pedal operadas por Amazon, UPS y DHL estacionar en zonas de carga comerciales reservadas habitualmente para camiones y furgonetas. UPS ha estado operando bicicletas utilitarias en varias ciudades europeas después de que se probaron con éxito en Hamburgo, Alemania, en 2012.

Bicicleta de carpintero en Copenague
Bicicleta de carpintero en Copenague

El futuro de la movilidad eléctrica

Según la Asociación de la Industria Alemana de Vehículos de Dos Ruedas (ZIV), en 2019 se han vendido en Alemania 39 000 bicicletas de carga eléctrica en comparación con 32 000 automóviles eléctricos, algo notable si se considera que los segundos han recibido importantes subsidios gubernamentales, mientras que las primeras obtuvieron solo un pequeño apoyo financiero.

Copenhague y Ámsterdam están a la vanguardia en el uso de las bicicletas de carga. En toda el área metropolitana de Copenhague, se usan unas 40 000 bicicletas utilitarias cada día. En Copenhague propiamente tal, la ciudad descubrió que el 26 % de los habitantes que tienen dos o más hijos posee una bicicleta de carga. De hecho, se usan principalmente para trasladar a los niños. En Ámsterdam, el 90 % de ellas se venden a mamás y papás que buscan una manera conveniente y sostenible de transportar a sus hijos por la ciudad.

  1. Leszek J. Sibilski es profesor de Sociología y Felipe Targa especialista senior en Transporte urbano

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.