La camiseta antifascista del Sankt Pauli en la Bundesliga

Los jugadores del Sankt Pauli de la Segunda División o 2 Bundesliga alemana jugaron el viernes 12 de febrero de 2016 en su estadio, Millerntor-Stadion, contra el actual líder RB Leipzig, luciendo camisetas con el eslogan ‘Kein Fussball den Faschisten’ (Ningún fútbol para los fascistas). El partido terminó 1-0 a favor de los locales que ocupan la cuarta plaza con 36 puntos a ocho del líder al que derrotó, al igual que en el partido de ida.

Los dos presidentes, el visitante, Oliver Mintzlaff y el local, Oke Gottlich muestran la camiseta antes de empezar el partido.
Los dos presidentes, el visitante, Oliver Mintzlaff y el local, Oke Gottlich muestran la camiseta antes de empezar el partido.

 

La Federación Alemana de Fútbol permitió solo para esta ocasión que luciera este lema en sus camisetas que se agotaron en la tienda del equipo local. La iniciativa del club de Hamburgo cierra una serie de eventos organizados por la sección de aficionados con motivo del día internacional de conmemoración de las víctimas del Holocausto.

El día recordatorio era el pasado 27 de enero, pero la segunda división alemana lo celebra ahora debido a que retomó su actividad tras la pausa invernal el pasado fin de semana.

Cuadro alusivo del encuentro, la calavera, símbolo del Sant Pauli domina el toro rojo como es conocido el Leipzig.
Cuadro alusivo del encuentro, la calavera, símbolo del Sant Pauli domina el toro rojo como es conocido el Leipzig.

Hay que recordar que el puño golpeando la esvástica es póster oficial para el equipo de Hamburgo. El Sankt Pauli y su hinchada tienen una larga tradición de lucha contra el fascismo, el racismo y la discriminación. Un gran cartel, con el mismo lema que la camiseta, ‘Ningún fútbol para los fascistas’, adorna una tribuna del estadio desde que fue remodelado en 2007. También mostraron en su día una pancarta señalando ‘en nuestra memoria, Carlos Palomino’, en referencia al joven asesinado en Madrid en 2007.

El equipo rival, el Rasen Ballsport Leipzig es lo que en Alemania se conoce como ‘equipo de plástico’, creado en 2009 bajo el patrocinio de la bebida energética Red Bull –que ya ha comprado otros clubes como el RB Salzburgo- que ha invertido millones de euros para subir a este equipo hasta la Bundesliga. Curiosamente, coincidiendo con el partido el Sankt Pauli anunció su propia línea de bebida energética denominada OK.

Sus propietarios llegaron a prohibir a sus hinchas en su estadio de Leipzig -denominado Red Bull Arena- desplegar pancartas solidarias y antifascistas aunque al final algunos seguidores las colocaron.

El equipo histórico de la ciudad alemana es el Lokomotive Leipzig, fundado en 1893, que fue uno de los punteros en la antigua República Democrática Alemana (RDA) . Ganó el primer campeonato de Alemania, en 1903 y además los de 1906 y 1913 y la Copa en 1936. Ya con la RDA obtuvo 4 Copas (1976,1981, 1986 y 1987) llegando a jugar una final europea, la Recopa de 1987, que perdió por la mínima 1-0 ante el Ajax. Ahora juega en divisiones regionales alemanas donde ostenta el récord de asistencia de público a las ligas menores con 12.421 espectadores.

El Sankt Pauli ayuda a inmigrantes y refugiados, contando con un proyecto propio para acogerlos en sus instalaciones y sus aficionados ofrecen donaciones y ayudas. De hecho, jugaron el 8 de septiembre de 2015 un partido amistoso con el Borussia Dortmund que terminó 1-2, al que invitaron a 25.000 seguidores de los que mil eran refugiados sirios. Se calcula que ha acogido a unos 1.200 refugiados. La bandera ‘Bienvenidos refugiados’ es algo habitual en su estadio, tanto como la efigie del Ché Guevara.

Diseño de la camiseta conmemorativa del Sankt Pauli.
Diseño de la camiseta conmemorativa del Sankt Pauli.

Es más que un equipo de fútbol, es una manera de entender la vida, ubicado en el barrio portuario de Hamburgo de unos 27.000 habitantes. El club de la camiseta marrón tierra, fundado en 1910, cambió su historia en los años 80 cuando se afincó cerca de la calle Reeperbahn, zona roja, antifascista, anarquista y de okupas que luchan contra los desalojos, imprimiendo el actual carácter rebelde del equipo, y donde los Beatles iniciaron su carrera internacional. (“No crecí en Liverpool, crecí en Hamburgo”, decía John Lennon).

Su seudónimo ‘Los Piratas de la liga’ proviene de la bandera con la calavera y las tibias cruzadas –emblema no oficial– que fue traído por los nuevos seguidores, si en 1981 el promedio de público era de 1.600 personas, en los 90 pasó a 20.000. Su estadio, Millerntor-Stadion, con aforo para 29.000 espectadores, remodelado en 2007, era el más visitado cuando llegó a jugar en Tercera, más de 15.000 espectadores.

Suena la canción Hell Bells, de AC/DC cuando sale el equipo al campo. Es un club con alcance nacional y también global, con más de 200 clubes de fans en el mundo, de ellos varios en España –siendo el más activo el de Valladolid-, y más de medio millón de largo de seguidores, en concreto 542.430, en la red social Facebook.

Fue el primero en Europa y tal vez del mundo, en tener –entre 2002 y 2010– un presidente abiertamente homosexual, el director de teatro Corny Litmann, el club es declarado gayfriendly. No en vano fue el primer club en incorporar los postulados antirracistas y antihomofóbicos a sus estatutos en 1991. Otro detalle, jamás ha tenido un entrenador extranjero, el actual es Ewald Lienen –recordado en su etapa de jugador por haber sufrido en 1981 la entrada más escalofriante de toda la historia de la Bundesliga que, incluso, acabó en los tribunales-.

Otro apunte deportivo, el delantero del Sankt Pauli, Marius Ebbers convenció en 2012 al árbitro para que anulara su propio gol. En un partido contra Unión de Berlín, con empate a uno, quiso cabecear una pelota y por reflejo físico terminó empujándola con la mano. Entonces fue y pidió que lo anularan. El fútbol colaboró con el final justo y le devolvió el gesto a Ebbers ya que su equipo ganó en el minuto 92.

La filosofía de sus seguidores, que incluso vigilan que la publicidad no sea invasiva ni contraria a sus ideales antifascistas, antirracistas y solidarios, es sencilla, “si gana, van al bar, oyen música, toman cerveza y festejan. Si pierde, van al bar, oyen música, toman cerveza y se olvidan”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.