La desilusión de Emma Goldman en la Rusia bolchevique

Este mes de febrero llegará a las librerías Mi desilusión en Rusia, una obra que tanta influencia tuvo en el movimiento libertario, escrita por una de sus figuras más representativas, Emma Goldman, y de la que hasta ahora no había traducción al castellano.

361-EL-VIEJO-TOPO portadaLas revista El viejo topo, cuya editorial publicará el libro, adelanta en el número de este mes uno de los capítulos de esta obra de referencia del pensamiento anarquista: el que Goldman dedica a la muerte y funeral de otra personalidad fundamental en la historia de ese movimiento, Piotr Kropotkin, a quien la anarquista lituana admiraba. Godman, quien viajaría por Rusia durante dos años y por una serie de retrasos en los trenes no llegaría a ver a Kropotkin con vida, sí asistió a la masiva manifestación que se congregó a su muerte, pese a las manifiestas discrepancias y enfrentamientos del fallecido con el gobierno bolchevique.

La experiencia de la autora en Rusia, ilusionada al principio, quedó marcada después por la decepción, la misma que acompañó a Kropotkin en los últimos años de su vida y que compartió otra personalidad más que notable de la época, Vera Figner, la llamada Venus de la Revolución, y de la que también se echa de menos una biografía en español. En este capítulo, aparte de darnos cuenta de la masiva concurrencia que asistió al entierro de Kropotkin, Goldman nos habla de las dotes artísticas como pintor del príncipe anarquista, así como de sus excelentes facultades como pianista.

Aparte de este adelanto editorial, abren el número 361 de la publicación dos magníficos artículos firmados respectivamente por José M. Roca y Martín Alonso. Versa el primero sobre “Las izquierdas y la autodeterminación”, en el que el firmante asegura que lo más suave que se puede decir de las izquierdas nacionales es que están desconcertadas, confundidas y anticuadas sobre el asunto. Martín Alonso, bajo el titular “Nacionalismo, democracia y educación”, se limita a analizar esta vez el apartado nacionalismo y democracia, dejando para un segundo artículo las relaciones entre nacionalismo y educación.

Completan lo más llamativo de la revista de febrero una entrevista con el historiador Enrique González de Andrés acerca de su libro “¿Reforma o ruptura? Una aproximación crítica a las políticas del PCE entre 1973 y 1977”, el artículo de Higinio Polo sobre “La National Security Strategy norteamericana y el desarme nuclear”, en el que teoriza sobre la posibilidad de que las actuales tensiones internacionales puedan acabar desembocando en una guerra que está por ver si esta vez puede ser nuclear, y una entrevista con Noam Chomsky, en la que el activista norteamericano vincula la laminación de los valores democráticos con la caída de la tasa de beneficios y la solución dada por los poderes políticos y económicos a esa caída: el neoliberalismo.

También tiene interés, finalmente, el artículo de Eduardo Luque sobre “Irán y el triángulo del mal” (en referencia a EEUU, Israel y Arabia Saudita), en el que asegura que desestabilizar ese país es uno de los principales objetivos de Trump, tal como se desprende de las manifestaciones de protesta que se dieron en Irán y en las que han proliferado las noticias falsas, propaladas por una serie de oenegés financiadas por el Departamento de Estado.

Si te interesan nuestros contenidos, subscribe nuestro boletín de titulares





Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.