Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / La huella de Armenia en Rumania

La huella de Armenia en Rumania

La presencia de la diáspora armenia también se encuentra en Rumania, en la zona de Transilvania, en localidades con amplia presencia húngara o magiar, en concreto, en Dumbrăveni, Gherla (que se llamó Armenopolis), Gheorgheni y Frumoasa.

Los armenios se establecieron a fines del siglo XVII e hicieron una contribución significativa al desarrollo económico y cultural de la zona. Unas 800 familias armenias, con 3000 personas, huyendo de Moldavia y de la represión turca, cruzaron los Cárpatos y se refugiaron en Transilvania. En 1672, los armenios pidieron al príncipe transilvano protestante Mihail Apafi (1632-1690) tener el derecho de residencia que les fue concedido.

La mayoría de los armenios abandonaron el asentamiento a mediados del siglo XIX. Actualmente en su conjunto, en Rumania hay unos 2000 armenios. Un dato poco conocido es que Rumania fue el primer país, ya en 1915, en ofrecer asilo político a los armenios que escapaban del genocidio en Turquía.

En la etapa de Nicolai Ceausescu (1918-1989) se cerraron las escuelas armenias que aún pervivían. No obstante, actualmente hay un núcleo de estudiantes armenios universitarios que van a cursar su carrera a Rumania. La comunidad armenia actualmente publica los periódicos Nor Ghiank (en armenio), Ararat y Lăcaşuri de cult (en rumano),

Iglesia armenia de Santa Isabel en la plaza principal de Dumbrăveni
Iglesia armenia de Santa Isabel en la plaza principal de Dumbrăveni

Una iglesia católica armenia en el centro de la localidad, es uno de los edificios más conocidos de Dumbrăveni, de algo más de 8000 habitantes, donde residen algunas familias armenias, en su mayoría católicas.

El templo tiene unas características únicas, fue construido en estilo barroco entre 1766 y 1791 en honor a Santa Isabel, después de lo cual el pueblo fue nombrado Elisabethopolis. Hay otras dos iglesias católicas armenias en la villa.

La localidad que se encuentra a orillas del río Târnava Mare (grande Târnava), fue un importante centro armenio hace cuatro siglos y la comunidad era la asignada para la recaudación de impuestos.

Según el embajador de Armenia en Rumania, Sergey Minasyan, la iglesia de Santa Isabel necesita urgentemente una renovación.

Una valiosa colección de aproximadamente 2200 volúmenes sobre religión, lenguaje y ciencias naturales de los siglos XVI al XIX, escritos en italiano, armenio, húngaro y francés han sido descubiertos en las salas de la iglesia.

Minasyan discutió asimismo los pasos destinados a la preservación de la iglesia y el patrimonio cultural armenio con el alcalde, Emil Darlosan, también asistió a un concierto de música clásica en la iglesia y visitó la biblioteca local, que alberga raros antiguos libros religiosos armenios y otros libros que datan de los siglos XVII y XVIII.

En Gherla, localidad de unos 20.300 habitantes, se encuentra la catedral de la Santa Trinidad. La localidad vivió la conversión al catolicismo de los armenios que controlaban el comercio en la zona. Se creó en 1930 la diócesis independiente para los fieles de rito armenio en Rumania, todavía hoy vigente, y que dispone de un obispo propio.

Por su parte, en Gheorheni, villa de poco más de 20 000 habitantes –una mayoría del 85 por ciento de etnia húngara-, la iglesia armenia, dedicada a la Natividad de María, se construyó entre 1729 y 1733 y fue renovada en 1889. Está hermanada con la localidad armenia de Alaverdi.

Por su parte, Frumoasa de apenas 3600 habitantes y también habitada mayoritariamente por húngaros, más del 90 por ciento, cuenta con una iglesia armenia, San Gregorio el Iluminador.

Armenios de Bucarest participan en un acto en recuerdo del genocidio
Armenios de Bucarest participan en un acto en recuerdo del genocidio
Fachada de la iglesia armenia de Bucarest
Fachada de la iglesia armenia de Bucarest

Además en la capital rumana, Bucarest existió una inicial iglesia armenia. Fue construida en 1581 pero un incendio la destruyó en 1781. Finalmente siglos después, fue reconstruida, se inició en 1911, terminando su construcción en 1915. Está dedicada a los arcángeles Miguel y Gabriel y se inspira en la catedral de Ejmiatsin, la más antigua de Armenia y primera del cristianismo. Ha sido declarada monumento histórico. En su complejo hay un Jachkar (cruz de piedra) al genocidio armenio, una biblioteca, museo diocesano y centro cultural, en lo que se denomina Strada Armenească (calle armenia).

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Jesús Cabaleiro Larrán

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Ver también

AUC Campaña TV infancia

Niños ante la televisión en horario nocturno

La Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) de España ha hecho público un informe, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.