La justicia francesa investiga el espionaje de periodistas con Pegasus 

Respondiendo a sendas denuncia presentada por el digital Mediapart y el semanario satírico Le Canard EnchaÎné, la fiscalía de París ha anunciado este martes, 20 de julio de 2021, la apertura de una investigación sobre el espionaje a periodistas franceses cuyos teléfonos fueron interceptados por la inteligencia marroquí mediante el programa espía Pegasus.

Le Canard Enchaîné sobre Dominique Simonnot
Le Canard Enchaîné sobre Dominique Simonnot

Según reveló el domingo el consorcio Forbiden Stories (Historias prohibidas), formado por periodistas independientes de diecisiete países, que ha trabajado en este caso en colaboración con el Security Lab de la asociación humanitaria Amnistía Internacional (AI), la investigación abarca una lista de diez delitos, entre ellos «violación a la privacidad», «intercepción de correspondencia», «acceso fraudulento» a un sistema informático y «asociación de malhechores».

En la lista de espiados figuran 180 periodistas, 600 políticos, 65 empresarios y 85 activistas defensores de los derechos humanos de distintos países.

Entre los periodistas franceses espiados figura el fundador de Mediapart, Edwy Plenel, y la redactora del mismo medio Lenaïg Bredoux, así como la periodista Dominique Simonnot de Le Canard Enchaîné quienes, según las revelaciones efectuadas entre otros por los diarios Le Monde, The Guardian y The Washington Post, fueron espiados por los servicios secretos marroquíes.

Entre los periodistas espiados figura igualmente el español Ignacio Cembrero, excorresponsal de El País especializado en asuntos del Maghreb, quien ha manifestado al digital InfoLibre que no le ha sorprendido «porque ya sospechaba» estar siendo espiado, y reconoce que tanto él, como otros compañeros víctimas del programa espía Pegasus, son «privilegiados en comparación con los periodistas marroquíes encarcelados».

El programa Pegasus es una creación de la empresa israelí NSO Group. Instalado en un teléfono móvil permite espiar los mensajes de texto, fotografías, vídeos, contactos o conversaciones mantenidas por su propietario. También puede activar el micro, la cámara,  seguir el itinerario del usuario o el histórico de sus preferencias en Internet.

La investigación efectuada por los periodistas de Forbiden Stories ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de los teléfonos iPhone, pese a que su fabricante, Apple siempre ha garantizado el alto nivel de seguridad de sus aparatos, según la información de hoy de France Télévisions.

Siempre según la información del canal público francés, el iPhone, incluso en las dos últimas versiones once y doce, no es inviolable, ya que según varios expertos en seguridad, «en particular iMessage plantea problemas porque ocupa cada vez más espacio, ya que se le han añadido funciones como la lectura de vídeos, o de juegos, todas ellas puertas de entrada que pueden explotar NSO u otros programas espías».

Al parecer, Google’s Project Zero, programa que tiene como objetivo detectar las vulnerabilidades de los aparatos conectados, ya advirtió el año pasado sobre la facilidad con que podía entrarse en iMessage.

El experto en seguridad informática  del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, ha declarado al canal que «vuestro  iPhone, como muchos aparatos de Apple nuevos, utiliza un código inseguro para tratar datos enviados por internet. Cualquier estudiante de seguridad se daría cuenta de que es un problema».

La misma información recuerda que en 2016 Apple se posicionó en el mercado como una marca superprotectora de sus usuarios «al negarse a dar acceso al FBI a un iPhone 5 utilizado por uno de los asesinos de la masacre de San Bernardino (2 de diciembre de 2015 en un centro de acogida de parados, dieciséis muertos y veinticuatro heridos). Pero la marca de la manzana sufrió un revés cuando el FBI consiguió desbloquear el teléfono gracias a una empresa de ciberseguridad australiana».

A pesar de las novedades en materia de seguridad introducidas por Apple en los últimos modelos de sus teléfonos –entre ellas «BlastDoo » que impide que entren programas espías en los iMessages , y «Watchdog» que vigila y detecta cualquier actividad sopechosa- «algunos expertos consideran que la marca no protege suficientemente sus productos».

Según un informe del Citizen Lab de Toronto, «las actualizaciones de IOS 14 han conseguido bloquear al programa NSO durante un tiempo, pero Pegasus ha terminado por eludir sus defensas».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.